Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Costa Blanca recupera 114 vuelos directos y el 84% de la oferta anterior al covid

La compañías que operan en el aeropuerto constatan la recuperación pero advierten de que si la incidencia del virus se vuelve a disparar en el Reino Unido, el escenario se complicará

La terminal del aeropuerto Alicante-Elche luce desde este jueves el nombre del poeta Miguel Hernández, con el que se ha rebautizado al aeródromo. | RAFA ARJONES

Mas luces pero todavía sombras en el futuro a medio plazo del sector turístico y del aeropuerto de Alicante-Elche, que desde este jueves luce ya en el rótulo que ven los turistas al aterrizar el nombre del poeta Miguel Hernández. Aena tiene programados, para las próximas cuatro semanas, el 84% de los vuelos que figuraron en el cronograma de 2019, el mejor año de la historia del aeródromo desde que abriera sus puertas en 1968. La terminal cuenta ya, además, con 114 conexiones directas, solo nueve menos que las que tenía antes de explotar la pandemia del covid. Datos a los que se suma una ocupación media hotelera del 70%. ¿Sombras? El Imserso no acaba de arrancar y el turismo británico, en franca recuperación, podría dar un paso atrás dado el aumento del nivel de contagios diarios del covid en Gran Bretaña, de los primeros países europeos en levantar la guardia y que ahora comienza a dar pasos atrás. Ayer mismo muchos hoteles que trabajan este mercado se encontraron con la desagradable ralentización de las reservas, tras dispararse la incidencia de covid en el Reino Unido.

Estos fueron los mensajes que marcaron el «I Foro de Conectividad Costa Blanca», una jornada organizada por el Patronato Provincial de Turismo que reunió en el aeropuerto a responsables de las principales compañías aéreas que operan en Alicante -faltó la primera, Ryanair- y a representantes de ciudades turísticas de éxito como Tenerife, Málaga, Palma de Mallorca o Bilbao, que compartieron sus experiencias en la jornada.

Javier Gándara, presidente de la Asociación Española de Líneas Aéreas y director de Easyjet en España, admitió que, de las patas que sostienen el turismo, obtener rentabilidad en una compañía aérea es lo más complicado. Explicó cómo el modelo de low cost ha mejorado sustancialmente al chárter, porque permite volar barato y elegir día y hora, y aseguró que «las compañías de bajo coste no van a caer con el covid sino que se van reforzar porque viajar es una necesidad, para ir de vacaciones, negocio o, simplemente, para darnos unos achuchones con nuestros familiares y amigos, pese a que las compañías están muy endeudas». Y todo tras unos meses agónicos: el aeropuerto ha pasado de los 15,3 millones de pasajeros en 2019 a 3,7 millones en 2020, un 75% menos. Con todo, la patronal aérea estima que en 2023 se habrá alcanzado la normalidad, si el covid no da una sorpresa desagradable. Raúl Castro, ponente por Turespaña, pidió esfuerzo y, sobre todo, que el sector turístico no caiga en las guerra de precios.

Lo cierto es que las compañías aéreas que operan en Alicante se muestran optimistas de cara al futuro inmediato y, sobre todo, a partir de 2022 porque existe demanda, tal como apuntaron durante la jornada. Ricard Querol, de Jet2.com, aerolínea del turoperador Jetholidays, que trabaja con 11 ciudades del Reino Unido, subraya que «los británicos tienen muchas ganas de viajar ahora y lo tenían antes y durante la pandemia. Somos optimistas de cara ya a este invierno porque existe demanda, y confiamos en que en el verano de 2022 la normalidad sea del cien por cien».

Gonzalo Pernas, manager de SAS, apuntó que «en Escandinavia la economía se ha recuperado ya a niveles anteriores a la pandemia y el tiempo en invierno sigue siendo malo, por lo que la gente seguirá viajando, pero venimos de unos meses muy malos. La pandemia fue como la guerra de Vietnam para las aerolíneas. Lo inteligente es ahora mismo alargar la temporada y recordar continuamente que la Costa Blanca está a tres horas de Escandinavia en el verano pero sobre todo en el invierno». Mensaje compartido por el resto de sus compañeros de mesa.

Iván Orec, representante de Eurowings, anunció, por su parte, que su compañía, del grupo Lufthansa, ultima abrir rutas de Alicante a Estocolmo y Praga, y trabaja con el Patronato Provincial de Turismo para programar más vuelos con Austria y aumentar frecuencias con Düsseldorf y Sttutgart. «El objetivo es que en 2022 recuperemos el 100% de la operatividad». Por su parte, Miguel Oliver, (Air Nostrum), apuntó que la pandemia ha cambiado la forma de organizar los vuelos, e incluso en su compañía llegaron a programar aviones sin tener reservas. «Los españoles, por ejemplo, han pasado de contratar los vuelos, sobre todo los internacionales, con un año de antelación a hacerlo con dos o tres semanas. Hemos tenido que reconvertirnos y hemos tenido que adaptar rutas con Madrid en las que disminuyó la ocupación por la falta de vuelos intercontinentales de Iberia, pero ha funcionado bien, por ejemplo, el enlace Alicante-Santander».

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, inauguró un encuentro pionero que nace con vocación de continuidad como un espacio de diálogo para abordar el papel de las aerolíneas en la recuperación de la actividad turística. Mazón aseguró que la Costa Blanca «ha logrado remontar uno de los años más difíciles de su historia y estamos trabajando en la captación de nuevas rutas y en la diversificación de los mercados emisores, como el islandés o el de los países del este y escandinavos, siempre de la mano de las asociaciones empresariales del sector y del aeropuerto». 

Mazón concretó, además, que en estos meses «en los que hemos trabajado en la reactivación de nuestra conectividad aérea y hemos asistido a la feria World Routes, principal foro mundial de captación de rutas, diversas aerolíneas internacionales nos trasladan la intención de recuperar antiguas rutas hacia la provincia, de establecer nuevas frecuencias y de aumentar la capacidad de sus aviones».

 El impacto de la pandemia en la terminal alicantina ha provocado una reducción de su tráfico de viajeros de un 75% durante 2020. Este 2021 está siendo el año de la recuperación, movilizando hasta septiembre un total de 3,5 millones de personas. Se espera que este mes de octubre se cierre superando el millón de viajeros, por encima del mes pasado.

El presidente de la Diputación recordó que el aeropuerto «es nuestra puerta de entrada a la provincia, así como la terminal de la red Aena con más conexiones a Noruega, un mercado muy importante para la Costa Blanca, junto con Holanda, Bélgica y los países escandinavos que durante los meses más difíciles de pandemia han mostrado su confianza en nuestro destino».

 La apertura del foro contó también con la intervención del director general de Turismo de la Generalitat Valenciana, Herick Campos, quien apostó por trabajar unidos. El presidente de Hosbec, Toni Mayor, por su parte, recordó los inicios del aeropuerto en 1968 y cómo la planta hotelera nació gracias a las inversiones de los turoperadores europeos que necesitaban camas para sus clientes, y subrayó que «sin conectividad aérea, el cordón umbilical, no habría turismo». 

Carlos Mazón no desaprovechó la oportunidad para cargar contra la tasa turística, e incidió en la necesidad de «disipar esta amenaza, porque el simple rumor ya nos perjudica». El presidente, y a la vez diputado de Turismo, reclamó al conseller de Hacienda, Vicent Soler, y al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, «que en esa lucha interna que tienen en la Generalitat disipen esta amenaza y que no sea verdad la tasa. Tienen todo mi apoyo y si de paso conseguimos además que no se hable de ella, no espantaremos al sector ni a los turperadores ni a las aerolíneas ni a los turistas».

El 60% del turismo nacional es de la Comunidad

La Costa Blanca participa este fin de semana en una nueva edición de la Mostra de Turisme de la Comunitat Valenciana con el objetivo de captar ese 60% del turismo nacional que se mueve todos los años por Alicante. Valencia y Castellón y que es autóctono. La Mostra de Turisme cuenta con una superficie expositiva de 3.000 m2, y se ha aprovechado tanto la zona interior del Hemisfèric de València como la exterior. En la zona exterior se ubicará el espacio de «showcooking», donde cocineros de primer nivel mostrarán la oferta gastronómica. En el exterior, situado sobre el lago, estará el escenario donde se llevarán a cabo diferentes actuaciones y presentaciones.

Laura Navarro, directora del aeropuerto, Leire Bilbao (Visit Benidorm) y Nuria Montes (Hosbec). | RAFA ARJONES F.J.BENITO

Compartir el artículo

stats