Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proyecto innovador de la Universidad crea balcones desmontables para pisos sin terraza

La iniciativa surge de la Cátedra de Arquitectura Sostenible del campus alicantino tras los problemas de espacio que evidenció la pandemia

Montaje de la construcción del balcón desmontable entre el alumnado del máster.

Balcones de quita y pon, de madera y desmontables, para ganar espacio en las viviendas que lo necesiten porque carecen de terraza y mejorar así la calidad de vida entre el conjunto de la sociedad.

Es el proyecto innovador que han llevado a la práctica esta semana una treintena de estudiantes de la Cátedra de Arquitectura Sostenible que dirige Antonio Maciá en la Universidad de Alicante (UA), en colaboración con la también Cátedra Maderamen de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

El proceso ha pasado de entrada por la exploración de soluciones «sostenibles» con el objetivo final de construir un balcón «insertable y bioclimático, que cumpla con los criterios de movilidad, reciclaje y eficiencia energética, con la madera como material principal», explica Maciá, y dar soluciones a problemas que ha evidenciado la pandemia.

Sin terraza ni posibilidades de cambiar de casa, el confinamiento ha agravado la situación a quienes carecían de balcón. Esta ausencia de espacios exteriores durante lo peor del covid, en viviendas sin posibilidad de un desahogo exterior, llevó a los investigadores de ambas cátedras a plantear un proyecto real que pudiera implementarse en cualquier edificio, según indica Maciá.

Desde el diseño hasta el prototipo final, completamente factible para su uso, los alumnos han llegado a presentar hasta cinco versiones distintas, entre las que finalmente se ha construido la que cumple con todos los requisitos.

«Se trata de buscar soluciones sostenibles y saludables. El balcón insertable aporta un filtro de transición interior-exterior cuya reivindicación se ha dado de forma repentina e inesperada para el contacto con el exterior, suscitado por la crisis sanitaria que estamos viviendo», recalcan desde la organización.

Los estudiantes celebran la culminación del proyecto para el que se ha elegido la madera. INFORMACIÓN

Es un elemento que se ha redescubierto y revalorizado a raíz del confinamiento «como un espacio de vida para respirar». Se convierte incluso en «un lugar de trabajo» y ha cobrado gran importancia dentro de los espacios habitables.

Los talleres bajo el lema «Creación de artefactos arquitectónicos anexos para la mejora de la calidad de vida en la vivienda», se realizan en el marco del máster de Arquitectura integrado en la cátedra, cuyo objetivo combina tanto la formación como la investigación con el beneficio social como principal finalidad.

El proceso constructivo por parte del alumnado se ha llevado a cabo tanto en las dependencias del MUA de la UA, el Museo de la Universidad de Alicante, como en la UPV, para cubrir esa necesidad de balcones y terrazas en los edificios que carecen de ello.

¿Y por qué la madera? Los investigadores llegan a situar la madera para la construcción del balcón adosado de quita y pon, como uno de los principales materiales que «liderarán la transición ecológica del presente y futuro por sus cualidades físicas, por el proceso de producción y por su contribución a la descarbonización».

«El uso de madera en el exterior está cada vez más extendido, por ejemplo de roble o de haya» porque son las que mejor aguantan las inclemencias. «Queríamos que se cumpliera con las directrices europeas por la descarbonización de la atmósfera, y la madera es un material adecuado», añade el profesor de la UA y profesional de la Arquitectura, Antonio Maciá.

La madera, por tanto, reúne todas las «características de solución integral para una situación de emergencia como la actual, porque es ecológica, saludable, sostenible y transfiere al espacio tanto comodidad como confort».

Tanto la Conselleria de Vivienda como el IVE, Instituto Valenciano de la Edificación, participan de este proyecto innovador con el respaldo a ambas cátedras.

Compartir el artículo

stats