Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Santa Cruz toman las calles y se movilizan contra el botellón y el vandalismo

El vecindario reclama una mayor presencia policial ante el aumento del consumo de alcohol y drogas y la conflictividad en la vía pública

Agentes de la Policía Local levantan un acta por consumo de alcohol.

El fin de las restricciones sanitarias y la reapertura del ocio nocturno ha devuelto al barrio de Santa Cruz algunas de las «tradiciones» que sus vecinas y vecinos menos añoraban: el vandalismo y el botellón.

Denuncian que, cada fin de semana, decenas de jóvenes se congregan en torno al parque de la Ereta para consumir bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. Unos botellones que suponen un doble problema para las vecinas y vecinos de la zona ya que, por un lado, les resulta completamente imposible descansar las noches del fin de semana, y por otro, tienen que lidiar al día siguiente con las consecuencias de la fiesta: basura, botellas rotas, restos de preservativos y un largo etcétera.

La situación es tal, que un grupo de personas del vecindario se ha organizado como patrulla improvisada para tratar de poner fin a esta práctica. Recorren el barrio de Santa Cruz cada viernes y sábado desde las 23:00h hasta la 1:00 de la madrugada aproximadamente, advirtiendo a los jóvenes de la ilegalidad de su conducta y alertando a las autoridades para que acudan a disolver las reuniones. El grupo difunde su labor a través de las redes sociales para tratar de impedir la organización de nuevos botellones y se coordina mediante WhatsApp, alertándose de los lugares donde se esconden los jóvenes para poder dar aviso a la policía.

Sin embargo, según denuncian desde esta patrulla ciudadana, quienes participan en estos botellones «reaccionan de forma muy violenta», llegando incluso a arrojarles botellas de vidrio, ya que «se sienten protegidos por ser menores de edad, por lo que se atreven a prácticamente cualquier cosa». Los vecinos destacan el caso de un hombre que trasladó su residencia fuera del barrio después de sufrir un altercado en el portal de su casa: un joven le agredió con un botellín de cerveza roto, causándole varios cortes en la mano.

Dispositivo policial antibotellón en el parque de la Ereta. | PILAR CORTÉS

Más vigilancia y concienciación

Además, los vecinos también hacen hincapié en la necesidad de una especial concienciación debido a lo jóvenes que son muchos de los chicos y chicas que participan en estos botellones. «Estamos hablando de chavales de 14 y 15 años bebiendo alcohol, consumiendo drogas y practicando sexo sin ningún tipo de protección cada fin de semana en plena calle». Por ello, insisten en que no solo es necesaria una mayor vigilancia, sino también hacer entender a los jóvenes el perjuicio que les suponen esas conductas a sí mismos.

Los miembros de esta patrulla ciudadana consideran que su papel no sería necesario «si la policía actuase contra el vandalismo y el botellón en Santa Cruz». Lamentan que los cuerpos de seguridad tardan demasiado en acudir «si es que vienen» y aseguran que el problema «se resolvería si dejasen un coche de policía aparcado en la puerta del parque antes del cierre». Además, añaden que en muchas ocasiones, los propios agentes les trasladan que no cuentan con efectivos suficientes para atender su llamada.

Respuesta policial: Más de cien actas en un fin de semana

El Ayuntamiento de Alicante rechaza lo manifestado por los vecinos y pone en valor el trabajo que desarrolla la Policía Local. Aseguran que existe un refuerzo de agentes con más de cien efectivos para evitar los botellones en la ciudad, además de unidades especializadas como los Fox y el refuerzo nocturno del GOIR.

Fuentes municipales detallan que el Casco Antiguo y el parque de la Ereta son puntos fijos del control del operativo nocturno que, además del refuerzo de efectivos, también cuenta con una unidad dron para llevar a cabo labores de vigilancia aérea.

Desde la Concejalía de Seguridad, dirigida por José Ramón González (PP), destacan el trabajo de los cuerpos de seguridad que, únicamente durante este fin de semana, han abierto más de cien actas por consumo de alcohol en la vía pública.

Compartir el artículo

stats