Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Santa Cruz exigen a Barcala vigilancia antibotellón en la plaza del Puente y en el Portón

Residentes, que se organizan en patrullas para prevenir el vandalismo, reclaman al alcalde más control en los accesos al barrio alicantino

Dispositivo policial en el parque de la Ereta de Alicante, a primeros de mes. |

Dispositivo policial en el parque de la Ereta de Alicante, a primeros de mes. | PILAR CORTÉS

Vecinos de Santa Cruz piden al Ayuntamiento que la Policía Local instale patrullas en el Portón y en la plaza del Puente para controlar los accesos al barrio y evitar de una forma más efectiva el botellón y los actos vandálicos derivados de los jóvenes que se reúnen para beber escondidos en la muralla y en otros puntos del Benacantil, desde donde han llegado a lanzar botellas contra los residentes. En el barrio la opinión es que el despliegue de agentes por el parque de la Ereta que suele realizar la Policía Local se queda corto, y recuerdan que hace años situaban patrullas en la plaza del Puente, «y el 80% de los grupos que iban a beber se daban la vuelta al verlas», explicaban ayer los afectados.

La situación es tal que un grupo de personas del vecindario se ha organizado como patrulla improvisada para tratar de poner fin al botellón, y recorren el barrio de Santa Cruz cada viernes y sábado desde las 23:00h hasta la 1:00 de la madrugada, advirtiendo a los jóvenes de la ilegalidad de su conducta y alertando a las autoridades para que acudan a disolver las reuniones. El grupo difunde su labor a través de las redes sociales para tratar de impedir la organización de nuevos botellones y se coordina mediante WhatsApp, alertándose de los lugares donde se esconden los jóvenes para poder dar aviso a la policía. Según denuncian desde esta patrulla ciudadana, quienes participan en estos botellones «reaccionan de forma muy violenta», llegando incluso a arrojarles botellas de vidrio, ya que «se sienten protegidos por ser menores de edad, por lo que se atreven a prácticamente cualquier cosa». Los vecinos se refirieron al caso de un hombre que se marchó del barrio después de que un joven le agrediera con un botellín de cerveza roto en la puerta de su casa.

Vecinos de Santa Cruz que forman parte de la hermandad de Semana Santa aprovecharon las convivencias de cofradías celebradas este pasado domingo para acercarse al alcalde y pedirle soluciones. «Nos dijo que la Policía está tomando cartas en el asunto, y le hicimos hincapié en que haya patrullas en el Portón y en la plaza del Puente, porque los agentes se suelen ir al parque de la Ereta. Nos comentó que el botellón no solo es un problema de Santa Cruz sino de todo Alicante», relataron quienes aseguran haber hablado sobre esta problemática con el primer edil.

En cuanto al pasado fin de semana, los vecinos aseguran que ha sido más tranquilo en cuanto al botellón y destacaron el incidente el sábado a las 8 de la mañana con una persona ebria que se llevó la Policía Nacional. Consultado sobre las patrullas vecinales, el bipartito declinó valorar el asunto. El Ayuntamiento destaca las más de cien actas contra el consumo de alcohol el fin de semana y el refuerzo de agentes con un centenar de efectivos contra los botellones.

Compartir el artículo

stats