Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig y Mazón piden al Gobierno permisos de seis meses de residencia para los turistas británicos

Una comisión española negociará con el Reino Unido una fórmula legal para que los ingleses puedan permanecer en la Costa Blanca como antes del Brexit - El presidente de la Generalitat cierra para 2022 la celebración de la Semana de la Comunidad en Londres

Representantes de Consell, DiputacIón, Hosbec, Benidorm y compañías aéreas, ayer. | INFORMACIÓN A.VICENTE/F.J.BENITO

Gobierno, Diputación y Consell negocian desde ayer, como colofón a la participación de la Costa Blanca en la feria de Londres (WTM), con el Reino Unido encontrar la fórmula legal para que los turistas británicos (más de 70.000 con vivienda en la provincia y 3,5 millones de visitantes para pasar sus vacaciones) y estudiantes puedan permanecer sin visado en la Costa Blanca por un espacio ininterrumpido de seis meses. Una situación que llevaría a España y el Reino Unido a 2019, ante entrar en vigor el Brexit, que limita la estancia de los británicos a 90 días máximo. Por otro lado, el jefe del Consell, Ximo Puig, cerró con el embajador de España en el Reino Unido, la celebración para 2022 de la Semana de la Comunidad Valenciana en Londres, en colaboración con las Cámaras de Comercio.

Estancias de más de 90 días para residentes y turistas de larga estancia, es decir, que los visados vuelvan a la situación antes del Brexit. Esta es la petición que las administraciones y el sector turística han hecho a Reino Unido. Y es que, desde que Gran Bretaña abandonó la UE, los viajeros solo pueden permanecer un máximo de tres meses seguidos en España. Después, deben volver a su país o solicitar otro tipo de visado.

La WTM de Londres ha sido el escenario estos días de varios encuentros entre representantes de Gran Bretaña y España, no solo para hablar del turista inglés que viaja a la Comunidad, la Costa Blanca o Benidorm, sino también para plantear la fórmula para que aquellos viajeros fidelizados y que regresan para largas estancias puedan hacerlo por más de 90 días y sin sufrir la amplia burocracia. Ximo Puig, planteó este martes al embajador de España en Londres, José Pascual Marco, la necesidad de abordar este asunto. «Es una cuestión fundamental para los residentes que están teniendo dificultades, pero también para trabajadores y estudiantes».

Así, el jefe del Consell indicó que «queremos que se regularice la situación y que volvamos a la época anterior al Brexit. Queremos el menos Brexit posible».

Para abordar esta cuestión, se ha creado una Comisión de Movilidad Avanzada donde ambos países intentarán buscar la mejor fórmula para mejorar esta cuestión que «está dificultando la relación para miles de personas en la Comunidad». El secretario de Turisme, Francesc Colomer, corroboró que una solución pasaría por volver a esa situación anterior al Brexit en este aspecto, y que «es importante ajustar administrativamente toda la política de visados para no presentar más dificultades» a los viajeros.

En la provincia hay más de 70.000 residentes británicos, según apuntó el presidente de la Diputación alicantina, Carlos Mazón, quien indicó que «necesitamos que el Gobierno trabaje en la reciprocidad con el Reino Unido, porque un ciudadano español puede estar seis meses «seguidos residiendo en Gran Bretaña pero un británico solo tres meses seguidos. Necesitamos un acuerdo lo antes posible».

Uno de los destinos donde tiene más influencia esta problemática es Benidorm. En la ciudad hay miles de residentes y turistas británicos de larga estancia que han visto como sus planes de pasar prácticamente todo el año en este municipio se truncaban. Muchos de ellos viven en cámpines con caravanas y han decidido vender estos vehículos. También se ha notado en el sector inmobiliario. El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, apuntó que solucionar esos visados es «muy importante para acabar con la estacionalidad».

Visita virtual a las playas en el centro de Londres

La arena, una tumbona y un chiringuito. No es una playa de la Costa Blanca. Estamos en Londres y es una de las acciones de promoción directa que Turisme ha lanzado en la capital inglesa con motivo a la World Travel Market (WTM). La intención es captar a los turistas a través de una experiencia directa que se vive con unas gafas de realidad virtual. Aquellos que se sienten en las tumbonas viajan virtualmente con gafas y sonido 5D a las playas de la provincia.

Un momento de la recreación virtual de las playas de la Costa Blanca en un centro comercial londinense. | ANDREA VICENTE A.VICENTE/F.J.BENITO

Compartir el artículo

stats