Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras del Edificant arrancarán meses antes de las elecciones de 2023

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento licita la redacción de los cinco proyectos pendientes, tres mejoras de centros y dos nuevas construcciones, que no estarán listas hasta el verano

Parcela sobre la que se proyecta la construcción del nuevo colegio en la Cañada del Fenollar, cuyas obras no se esperan hasta 2023. | MANUEL R. SALA

En la previa de elecciones. El bipartito de Alicante, formado por PP y Ciudadanos, calcula que las obras del Plan Edificant arrancarán a principios de 2023, un año marcado a nivel municipal por la cita con las urnas a finales de mayo. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó este martes la licitación de la redacción de los proyectos y las direcciones de obra de los nuevos centros de El Somni y La Cañada del Fenollar, junto a la rehabilitación integral del Santo Ángel de la Guarda, de la construcción de un gimnasio y un comedor en el Juan Bautista Llorca y la ampliación de La Florida. El portavoz adjunto del gobierno municipal, Manuel Villar, calcula que las obras no arrancarán hasta principios de 2023, toda vez que los proyectos no se prevé que estén listos antes del próximo verano, como paso previo necesario para la licitación de las obras. «Esta licitación serán unos cuatro meses, más los tres de la redacción, por lo que los proyectos no estarán antes del próximo verano. Así, las obras no se esperan para antes de 2023», apuntó el concejal Villar en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de este martes, en la que quiso resaltar el «compromiso» del equipo de gobierno local con el Plan Edificant, que financia la Generalitat, tras solventar «las dificultades administrativas».

El bipartito anunció el pasado viernes el desbloqueo del Plan Edificant, justo en la previa de una protesta de familias de alumnos de uno de los colegios más afectados por los retrasos, El Somni. Hace dos meses y medio, Intervención de la Generalitat Valenciana avaló el proyecto de construcción y rehabilitación de colegios, en contra de la postura defendida en los últimos años por el interventor municipal de Alicante, quien consideraba que el Ayuntamiento no tenía que asumir una competencia que considera impropia. El informe solicitado a finales de junio por el gobierno municipal de PP y Cs a la Intervención autonómica supuso, en la práctica, un desbloqueo a la iniciativa de la conselleria. Después de ese momento clave, llegaron más retrasos a nivel municipal, por discrepancias entre técnicos hasta que, finalmente, el proceso se ha desatascado con la licitación de la redacción de los cinco proyectos.

La concejal de Educación, Julia Llopis, resaltó a través de un comunicado que el bipartito va a «llevar adelante los cinco proyectos al mismo tiempo, una vez completados los procesos previos de planificación, cesión del suelo, elaboración de memorias constructivas y una vez superada la última fase de fiscalización por los departamentos Económico, Jurídico y de Intervención». Ahora, según añadió, se inicia «la fase de contratación de la redacción de los proyectos constructivos, las direcciones de obras y el plan de seguridad, con el objetivo de cumplir con la programación plurianual para su ejecución en el periodo 2021 y 2023», resaltó.

En la ciudad de Alicante hay centros educativos que llevan más de tres años esperando que el bipartito impulse el Plan Edificant, que en otros municipios de la provincia avanza a velocidad de crucero. Hasta la fecha, la construcción de una escalera de emergencias en el colegio Emilio Varela, con una inversión de 44.000 euros, es el balance del Edificant en la capital alicantina. La construcción de El Somni en el PAU 2 supondrá un gasto de 7,6 millones, mientras que la Cañada tendrá 5,8 millones de presupuesto. Las mejoras en los otros tres centros significarán un coste de tres millones en total.

La izquierda, en bloque, criticó este martes al bipartito por los retrasos en el Plan Edificant.

Compartir el artículo

stats