Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles acusan al Gobierno de hundir el turismo del Imserso e imponerles precios de miseria

Hosbec denuncia que el Ministerio de Asuntos Sociales ha adjudicado el programa con una quita de 20 millones de euros, que el turoperador trata ahora de recuperar con tarifas de miseria

El goteo de cierres por temporada de hoteles en Benidorm se ha acelerado tras el retraso del Imserso

Los hoteleros estallan y el turismo del Imserso se tambalea en la Costa Blanca. La patronal hotelera Hosbec, con asociados en Benidorm, la Costa Blanca, Valencia y Castellón, acusó este jueves al Ministerio de Asunto Sociales de hundir el programa, después de haber constatado que este ha terminado adjudicándose a la baja con una quita de 20 millones de euros, que ahora, según la patronal, el adjudicatario, Mundiplan, quiere cargárselo a los hoteles ofertando precios entre 22,5 y 23,5 euros por persona/día por la pensión completa, y no los 25 euros que figuraba en el pliego de condiciones. El presidente de Hosbec, Toni Mayor, denuncia que «es indignante que se realice una adjudicación con una baja de 20 millones de euros, y sean los hoteleros los que tengan que pagar esta fiesta. Si sobran 20 millones, significa que existe un colchón para mejorar la miseria hotelera, pero tenemos un Gobierno que no quiere hacerlo. Quieren que aceptemos menos precio que el que se cobra por la manutención en un hospital público».

Más de 60 hoteles de la provincia ya han cerrado sus puertas hasta la próxima primavera, muchos de ellos trabajaban hasta ahora con los turistas del Imserso. No salen las cuentas porque, además, la temporada se ha reducido a tres meses después de conocerse que los viajes subvencionados no arrancarán hasta finales de febrero de 2022 y en junio cambia la temporada. Este periódico ha querido conocer la valoración de Mundiplan, pero no ha contestado.

«El Gobierno hiere de muerte el programa y humilla a las empresas y los jubilados»

Toni Mayor - Presidente de la patronal Hosbec

decoration

Hosbec denuncia que el sector vuelve a ser maltratado y humillado en un programa de vacaciones de mayores del Imserso que «está siendo un desastre en su gestión desde el primer momento. No sólo el Imserso y sus responsables han desoído cualquier reivindicación, legítimamente y económicamente argumentada, sino que también hicieron oídos sordos a los consejos que los empresarios pusieron encima de la mesa sobre plazos en la licitación en base a las experiencias anteriores». 

El resultado ha sido que el programa no ha podido comenzar a operar en el plazo habitual, y no se espera que los primeros clientes puedan llegar antes de finales de febrero, con lo que se acumulará un retraso de cuatro meses sobre el calendario que varias ministras, «entre ellas la de Derechos Sociales, Ione Belarra, y la de Turismo, Reyes Maroto, anunciaron y aseguraron públicamente».

El comienzo de la negociación de los precios supone, según los hoteleros, una bofetada al sector: frente a un precio por persona y día que el pliego de condiciones estableció en un mínimo de 25 euros, los departamentos comerciales y de contratación se están encontrando ahora con propuestas de contrato de las diferentes adjudicatarias con precios muy por debajo de esta cantidad. Hosbec denuncia que dependiendo de la zona y la categoría del hotel se ofrecen contratos a partir de febrero con un precio que oscila entre 22,5 y 23,5 euros. «Si quitamos el IVA de estos precios, el hotelero percibiría un neto entre 21 y 22 euros por cada turista, y dentro de este precio se debe incluir alojamiento, pensión completa, vino y agua, animación, calefacción, wifi gratis, y todos los servicios que preste el hotel».

«Imponen precios más baratos que la manutención de un enfermo en un hospital tras restar 20 millones»

Toni Mayor - Presidente de la patronal Hosbec

decoration

Los empresarios vuelven a mostrar su indignación por este nuevo «maltrato y engaño» al que se ven sometidos. Sobre todo, teniendo en cuenta que las ofertas que han resultado ganadoras se han hecho con precios muy a la baja, rebajando en 20 millones de euros el precio de salida. Según el presidente de Hosbec, «si sobran 20 millones de euros significa que existía un marco más que apto para mejorar la retribución a los hoteleros como viene pidiendo el sector desde hace varios años. Lo más sorprendente de todo es que el propio Gobierno ha engañado a los empresarios, anunciando una mejora del precio y fijándolo en 25 euros (todavía por debajo del precio de coste) para que la realidad vuelva a ser un jarro de agua fría». 

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, denuncia que «es indignante que se realice una adjudicación con una baja de 20 millones de euros y sean los hoteleros los que tengan que pagar esta fiesta. El Gobierno ha herido de muerte a este programa, humillado a las empresas y abandonado a los mayores que tenían la ilusión de viajar después de todo el sufrimiento que la pandemia les está causando. Sólo nos queda que alguien sea capaz de recapacitar, de asumir la responsabilidad y de empezar a trabajar ya en un diseño de nuevo pliego que subsane todos los errores cometidos y que pueda comenzar en la temporada 22-23. Una o dos prórrogas en estas condiciones serán completamente inasumibles para el sector», aseveró el presidente de la patronal hotelera de la Comunidad. 

Un cúmulo de circunstancias que invitan a dejar el programa 


La patronal advierte de que se están acumulando muchas circunstancias desfavorables que no invitan a sumarse al Imserso. Retrasos que obligan a los hoteles a cerrar y presentar nuevos ERTE y precio de miseria incluso por debajo de lo que se paga en un hospital público por la manutención de cada enfermo, según Hosbec. No poder tener clientes durante la temporada baja sino que ya vendrían de cara a la primavera, incremento desproporcionado de costes energéticos, materias primas y alimentación. «Todo ello está haciendo que muchos empresarios se estén pensando seriamente firmar contratos y estén haciendo muchos números para intentar cuadrar unas cuentas que, se miren por donde se miren, siempre arrojan un resultado en rojo, a pérdidas».


Compartir el artículo

stats