Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«En Alemania están comenzando a cancelar cirugías no urgentes»

Cuatro alicantinos y un suizo residentes en Europa Central cuentan qué restricciones imperan en los países donde viven por el aumento de casos. Tres de ellos vendrán a España en Navidad

Alemania declara Sudáfrica zona de riesgo y restringe el ingreso de viajeros

Si hay algo que no falla en navidades es la visita a los típicos mercadillos que engalanan las plazas de las principales ciudades europeas. Y saborear el tradicional Glühwein. Algunas de estas atracciones turísticas estarán cerradas este año por el repunte de casos en el viejo continente. Uno de los países que optó por esta opción en varios de sus estados es Alemania, donde «noviembre ha sido nefasto, ha habido un repunte muy importante en todos los estados. Ahora, la tasa de incidencia supera los 400 casos, en comparación con la de octubre, en torno al 106», afirma Isaac Penalva Poveda, de 28 años.

Isaac Penalva Poveda, residente en Sajonia INFORMACIÓN

Este crevillentino, médico residente de Oftalmología en Sajonia, explica que en este estado federado los hospitales vuelven a saturarse de pacientes y covid, y las cirugías no urgentes comienzan a cancelarse. Desde el pasado lunes 22, «estamos en confinamiento o fase de ‘lockdown’ y todos los establecimientos de ocio y culturales están cerrados hasta el 12 de diciembre, cuando volverá a revaluarse la situación. Restauración abre hasta las 20.00 y para entrar necesitas el 2G». Esto es, «personas con pauta completa de vacunación (geimpfte) o que hubieran pasado el covid (genesene). Aquí el pasaporte covid es casi una necesidad». Con este documento, hasta el pasado lunes, las personas podían acceder al gimnasio, cine, teatro, bares y restaurantes. Ahora, solo a los dos últimos con las nuevas medidas.

El respeto a lo establecido y el civismo es una de las características del alemán. «Aquí las leyes se cumplen al 100%. Aunque, al menos en la región de Sajonia, la gente joven se muestra reacia a recibir la vacuna y a aceptar ciertas medidas de restricción. En España la vacunación se sitúa en torno al 80%, en Alemania al 68% y en Sajonia al 56%», confirma este médico que presta asistencia en los puntos de vacunación. Con todo lo contado y la cercanía de las fiestas navideñas, «todos vamos a tener que contenernos nuevamente y, dada la situación en Alemania, me voy a quedar sin poder ir a España ni ver a los míos en estas fechas. Estamos viviendo una época de frustración», señala Penalva.

También en Alemania pero esta vez en la parte occidental, residen Yeshua Sempere y Cristina Sierras. En el estado de North Rhine-Westphalien, «hay una incidencia de 260 por 100.000 habitantes, mientras que en otras regiones como en Munich está en torno a los 596. La gente está más tranquila que hace año y medio, cuando la situación estaba con una incidencia similar pero con una presión hospitalaria mayor», explica este matrimonio de crevillentinos que trabaja en el sector químico-farmacéutico.

Yeshua Sempere y Cristina Sierras, residentes en North Rhine-Westphalien INFORMACIÓN

Con respecto al aumento de contagios, su percepción tiene que ver «con la llegada del frío quedan mucho entre ellos en casas y espacios poco ventilados y también hace poco que los niños tuvieron las vacaciones de otoño en el colegio. Muchas familias han aprovechado para viajar y la interacción social se ha incrementado». Algo a destacar acerca de la incidencia «es que por primera vez están contabilizando casos de niños que antes no se anotaban».

El sentir de la gente con respecto a esta enfermedad y la vacuna es diferente a España. «No son reacios pero sí prefieren esperar a ver si hay vacunas mejores o con otro mecanismo de acción. Cuando hablas con la gente, muchos piensan que Italia, España y Portugal, al haberles afectado tanto las primeras olas, la gente está mucho más concienciada y se ha vacunado por voluntad propia. Ese gesto los alemanes lo ven, lo entienden y aprecian que sin ningún tipo de presión, de forma voluntaria, vayas a vacunarte», indican.

Aunque la situación en diciembre no se presenta halagüeña, «los vuelos para navidad están comprados. Esperamos y deseamos poder ir a casa, pero hasta última hora no sabemos», declaran.

Desplazando el mapa hacia el territorio colindante con esta región, en Holanda, «estamos con picos máximos de positivos al día y debido a esta escalada de casos, la hostelería vuelve a cerrar a las 20.00. Además, el gobierno ha lanzado una recomendación para volver a fomentar el teletrabajo y limitar el aforo para invitados en casa, con cuatro personas como máximo», comenta Sito Veracruz desde Ámsterdam.

Kurt Aeverhard oriundo de Berna y residente parte del año en la Marina Alta. INFORMACIÓN

Corriente antivacunas

Este crevillentino de 36 años que trabaja para una empresa tecnológica describe el debate actual en Países Bajos, «eliminar los test gratuitos e implantar el 2G en vez del 3G para restauración y hostelería. Tan solo podrán acceder los vacunados o quienes hayan pasado la enfermedad y estén inmunizados. Ahora el QR es obligatorio a la entrada en hostelería». Una decisión que desencadenó manifestaciones y protestas en el país, debido a la corriente de antivacunas. En la región de los tulipanes solo el 72% de la población mayor de edad está vacunada. Él, como sí lo está, piensa volver a España en navidades para ver a los suyos.

Sito Veracruz, residente en Ámsterdam. INFORMACIÓN

Quien también está inmunizado y reside parte del año en Orba, en la Marina Alta, es el suizo Kurt Aeverhard. En el país helvético los casos también están experimentando una subida, «y con la nueva variante ómicron los vuelos desde África austral están cancelados. Aquí, el pasaporte covid es obligatorio en restauración y, aunque hay escepticismo con respecto a la vacuna, somos responsables y la llevamos puesta». «Los suizos somos disciplinados y acatamos las normas sanitarias», aclara este hombre de 89 años que espera poder volver a Orba en febrero, donde pasa más de seis meses al año, pues le encanta España aunque «el carácter latino sea indisciplinado».

Compartir el artículo

stats