Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos en Salud Pública reclaman a Sanidad medidas preventivas para hacer frente a la variante ómicron

Aconsejan limitar los contactos en interiores y acelerar la vacunación - La provincia registra en tres días casi 800 contagios y una muerte más

Secuenciación de muestras de covid en un laboratorio de Microbiología de la provincia. | HÉCTOR FUENTES

Que aparezca la variante ómicron en la Comunidad Valenciana puede ser cuestión de días, como ya ha ocurrido con otras cepas de coronavirus. De ahí, y mientras se evalúa por parte de las autoridades sanitarias cuál puede ser su peligro real, los expertos en Salud Pública piden extremar las medidas de precaución. «Hay que evitar la transmisión a toda costa, limitando en lo posible el número de contactos sociales y teniendo mucha prudencia en los interiores, que es donde hay mayor riesgo de contagio», advierte el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Rafael Ortí.

Para el catedrático de la UMH, Félix Gutiérrez, lo importante es determinar si esta nueva variante escapa a la eficacia de las vacunas, «porque nos obligaría a reseteralo todo, aunque es previsible que algún grado de protección ofrezcan las vacunas que ya llevamos frente a esta nueva variante». Un dato para el alivio, añade este profesional, «es que los casos de infección que se están reportando desde Sudáfrica no parecen ser graves».

Vacunar, vacunar y vacunar. Esta es la clave, a juicio de Juan Francisco Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva, para atenuar los posibles efectos de esta nueva variante. «Hay que empezar cuanto antes con los niños y terminar con las bolsas de no vacunados que hay en estos momentos» y que en la Comunidad Valenciana se acercan al medio millón de personas. El experto en Salud Pública, José Tuells, cree que aún es pronto para medir los efectos de esta nueva variante y recuerda que durante esta pandemia ha saltado la alerta en otras ocasiones por variantes «y al final no ha ocurrido nada». Por su parte, la Conselleria de Sanidad aseguró ayer a mediodía que de momento no se han encontrado casos de variante ómicron en la Comunidad Valenciana. Así lo ha asegurado Iñaki Comas, uno de los responsables de la red de laboratorios que en la Comunidad Valenciana se encargan de secuenciar muestras de coronavirus para detectar nuevas variantes.

En estos momentos, ha precisado el investigador, se disponen de varios métodos para detectarla. Además de la secuenciación de muestras de pacientes, esta variante tiene una serie de características que hacen que también sea fácilmente detectable en las aguas residuales y por los sistemas de detección con los que cuentan los hospitales.

La toma de medidas se hace urgente ante el rápido incremento de los contagios que se está produciendo. La Conselleria de Sanidad notificó ayer 796 nuevos casos en la provincia de Alicante, registrados a lo largo de tres días. Se trata de la cifra más alta en un inicio de semana desde el pasado 30 de agosto, lo que muestra cómo prosigue el ascenso de la curva. El acumulado de afectados desde que comenzó la crisis sanitaria se sitúa en 193.975.

El número de hospitalizados también ha experimentado un fuerte aumento en estas últimas jornadas. Ayer había 155 personas ingresadas por coronavirus en la provincia, 24 más que el pasado viernes. Hay que retroceder hasta el 1 de septiembre para encontrar una cifra más elevada. Los pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se mantienen, no obstante, en 29, igual que en la anterior revisión de los datos. Este número es inferior al que se daba a principios de septiembre, con una cantidad de ingresados similar, de manera que ahora son menos los casos que desembocan en un cuadro clínico grave.

Se ha producido un nuevo fallecimiento por covid en la provincia, por lo que el acumulado de decesos asciende a 3.045. Ha muerto otra persona en la provincia de Castellón y dos en la de Valencia, cuyo balance de víctimas mortales de la pandemia alcanza la redonda cifra de 4.000. El acumulado en el conjunto del territorio autonómico es de 7.913.

En toda la Comunidad se han localizado en los últimos días siete brotes con al menos una decena de afectados, y todos ellos, salvo uno, se han dado en el ámbito educativo. Uno de estos episodios de ha producido en Torrevieja y afecta a 17 personas. Los casos activos en las tres provincias ascienden a 10.559. Son 1.717 más que los que había el pasado viernes. Mientras tanto, las altas en el conjunto autonómico en tres días han sido 1.142, menos de la mitad que los nuevos positivos.

Compartir el artículo

stats