Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto limpia la zona de descanso del ferry Alicante-Orán y coloca contenedores

La concesionaria de la terminal ha habilitado un área complementaria tras ocupar la anterior con contenedores y el puerto no destina efectivos suficientes

Los restos de basura se esparcían ayer por toda la zona de descanso del ferry. | JOSE NAVARRO

Basura sin recoger en el puerto justo a escasos metros del nuevo parque del mar y del barrio de San Gabriel. La reanudación de la línea marítima de pasajeros entre Alicante y Argelia a finales del mes pasado ha comenzado a pasar factura a la ciudad de Alicante porque a la falta de compostura de algunos de los pasajeros que embarcan los viernes rumbo a Orán, se suma el que la Autoridad Portuaria no despliega los efectivos de limpieza suficientes para recoger todo el material que dejan los viajeros, y que termina acumulándose en la explanada habilitada durante toda la semana. Además, fuentes de la Policía Portuaria advierten de que la concentración de los pasajeros, muchos tras largos desplazamientos por carretera desde el centro de Europa y otros, comerciantes que adquieren productos en Alicante para revenderlos después en mercadillos y tiendas argelinas, provoca situaciones de inseguridad y mucha tensión. El Puerto limpió este martes toda la zona y colocó contenedores.

Además, los coches llegan a colapsar los accesos al puerto en las horas previas a la salida del barco. Poco a poco ha ido solucionándose el problema de la falta de billetes para el barco debido a la gran demanda de plazas tras casi dos años sin barco por las restricciones a la movilidad forzadas por la pandemia, pero el problema de la basura sin recoger va en aumento y puede derivar, incluso, en un problema de salud pública al acumularse entre los cartones, plásticos… y restos de comida, que atraen a las ratas.

La situación es consecuencia de que la empresa concesionaria de la terminal Alicante-Argel (TMS) tiene ocupada la antigua zona de descanso de estos pasajeros con una nueva grúa para mover contenedores y ha habilitado el área en otra zona portuaria cuya limpieza y mantenimiento es competencia directa del propio puerto, que no asigna el personal suficiente, según denuncian fuentes sindicales. Por no tener, la Autoridad Portuaria tampoco dispone ya desde hace varios meses de un coche-grúa para retirar los vehículos mal estacionados, cuyas competencias han pasado a la Policía Local de Alicante en los muelles de ocio de la dársena de Levante.

Un ciclista pasa ayer por la zona limpia donde se han colocado contenedores Jose Navarro

El ferry Alicante-Argelia es un servicio clave, no ya solo para la economía del propio puerto, sino para España, ya que el servicio está también vinculado a los acuerdos con Argelia para el suministro de gas. De ahí que Alicante lleve siendo desde hace decenas de años la puerta de entrada en la Unión Europea de miles de ciudadanos argelinos, tanto nacionales del estado magrebí como de residentes europeos que tienen en el puerto el punto de embarque para viajar a su país a pasar las vacaciones. Así, todos los viernes los alrededores de la terminal se convierten en un escenario mitad zoco, mitad zona de descanso donde, además de acumularse la basura pueden producirse incidentes. Y todo junto al parque del mar, uno de los ejemplos que la Autoridad Portuaria ensalza siempre para explicar la fusión puerto-ciudad.

Unas 230.000 personas utilizaban al año el ferry que cubre el trayecto entre Alicante y Orán (Argelia) antes de la pandemia, la mitad de ellas, alrededor de 115.000, de junio a septiembre. La línea marítima con Argelia se reanudó a finales del pasado mes de octubre después de 19 meses de clausura de la frontera argelina por el covid. El transporte de pasajeros entre los puertos de Alicante y los de Orán y Argel estaba inactivo desde mediados de marzo de 2020 y el pasado 21 de octubre llegó a Alicante el primer ferry procedente de Orán. Este mismo barco zarpó por la tarde rumbo a Orán repleto de pasajeros después de tanto tiempo sin que los ciudadanos argelinos pudieran viajar por esta ruta marítima.

La falta de limpieza convierte la zona de descanso del ferry de Argelia en un vertedero

Un flujo que se mantiene desde entonces muy activo y que llegó a provocar problemas de organización y altercados. La Empresa Nacional de Transporte Marítimo de Pasajeros de Argelia ha previsto inicialmente un viaje semanal a Alicante y alternará los puertos de Orán y Argel. Algérie Ferries canceló entre marzo de 2020 y el pasado octubre 750 operaciones, lo que supuso una pérdida de alrededor de 450.000 viajeros y más de 150.000 vehículos debido al cierre de las fronteras por el covid.

Diez toneladas al año de basura en las aguas interiores 


La empresa encargada de la limpieza de la lámina de agua en el Puerto de Alicante recoge todos los años unas 10 toneladas de basura en la dársena interior, vertidos que en un 70’% está compuestos por envases de plásticos, que acaban en el agua al ser arrastrados por el viento por no depositarse en las papeleras, o lanzados directamente por las personas que pasan cerca del agua. La gestión de los servicios se ha mejorado para aumentar su cadencia en verano y días festivos importantes, como los de Hogueras o Carnavales.

Compartir el artículo

stats