Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto amplía parte de su paseo marítimo con una plataforma de madera ganando 1.000 m2 al mar

La actuación se incluye en el proyecto para rehabilitar la zona de ocio abierta frente al Meliá hace 26 años con actuaciones urbanas, mejora de la plaza y renovación del mobiliario

Operarios trabajando ayer al comienzo del muelle 4, donde arranca la pasarela. | HÉCTOR FUENTES

Mil metros cuadrados ganados al mar para ampliar el paseo marítimo del puerto. La Autoridad Portuaria de Alicante ha iniciado los trabajos para remodelar toda la zona de ocio construida hace 26 años en la dársena de Levante, frente al mar. En concreto, los trabajos arrancan entre las populares Escalerillas de la Reina (estatua del surfero que ha sido retirada de forma provisional) y el surtidor para suministrar gasóleo a las embarcaciones deportivas al final del muelle 8. Una actuación a cargo de la concesionaria de todo el área, Marina Deportiva, y que abarca todo el paseo marítimo de cemento construido sobre los muelles 4, 6 y 8. La actuación más novedosa ha comenzado en el muelle 4, de 150 metros de longitud, en el que en su día estuviera fondeada la réplica del Santísima Trinidad (entre cascarón y artefacto flotante), al que se le va a añadir ganando terreno al mar una pasarela de madera de unos siete metros de ancho que se coronará con una plataforma-mirador con vistas al Castillo de Santa Bárbara. En total se ocuparán mil metros cuadrados y la longitud total estimada es de unos 210 metros lineales incluyendo el mirador entre las conexiones del muelle 4 y el 6, donde empiezan los pubs y cafeterías.

El consejo de administración del Puerto aprobó en febrero de 2020 la prórroga por 15 años de las concesiones de las mercantiles Marina Deportiva e Interparking Hispania, empresas que, junto a la mercantil Marina Deportiva del Puerto de Alicante, cuya prórroga se había aprobado en octubre de 2019, invertirán, en conjunto, unos 16 millones de euros en rehabilitar la zona de mayor interacción puerto-ciudad: la plaza del puerto y el paseo de los muelles 4, 6 y 8. Se va a cambiar el pavimento, se eliminarán las gradas que dan a los muelles -ha habido muchos lesionados debido a caídas- y, entre otras actuaciones, se sustituirá la madera de la plaza. Las inversiones están orientadas a conseguir más productividad, mayor eficiencia energética y mejoras en la calidad ambiental.

También está previsto remodelar la fachada del edificio principal de la Marina y su entorno, se mejorará el pavimento con el fin de garantizar el acceso a personas con movilidad reducida y de reordenar los espacios de tráfico, y también los pantalanes, para mejorar su calidad y la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

La zona lúdica del Puerto en la dársena de Levante fue la primera gran apuesta de los rectores del Puerto cuando diseñaron, asociado a la marina deportiva, la apertura de una parte de los muelles a la ciudad. Surgieron los restaurantes, pubs, cafeterías y, más tarde, el casino. Durante años fue el centro del ocio y la movida nocturna de la ciudad, y sigue teniendo un gran poder de atracción, sobre todo para el turismo, pero la falta de control de lo que sucedía en el interior de algunos pubs desembocó en un problema de seguridad y orden público que ha terminado en generar rechazo social, sobre todo durante la madrugadas de los fines de semana. A este problema se suman los 26 años de uso, cambios de la estructura y filosofía de los propios negocios, y el deterioro propio de una zona pegada al mar.

El movimiento de los edificios producidos por las dilataciones originadas por los cambios de temperatura han producido fisuras, grietas y desconchados, por lo que urgía su reparación y saneado. Desfases que afectan también a las luces y la vigilancia. El mobiliario urbano también se ha quedado obsoleto y viejo. La concesionaria propuso la reparación de grietas y desconchados detectados en los edificios realizándose después un repintado general. Se eliminarán las diferentes marquesinas que se han instalado en los locales y se apostará por un modelo bioclimático único y uniforme que preste mejor servicio y que, simultáneamente, unifique el conjunto de las edificaciones. La marquesina-tipo instalada contará también con un toldo telescópico mejorando así la protección contra el sol y la lluvia.

La mercantil Marina Deportiva del Puerto de Alicante explota, en régimen de concesión, el puerto deportivo de Alicante. Cuenta con 744 amarres para una eslora máxima permitida de 60 metros, siendo su calado en bocana de 12 metros. La superficie comercial se desarrolla sobre 10.147 m2 y tiene además una superficie de aparcamiento de 13.000 m2.

Compartir el artículo

stats