Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento deja fuera del centro de acogida a indigentes por no tener una PCR

Responsables de la instalación rechazan la petición de la Policía para la entrada de un sintecho, que dormía en Maisonnave, por no disponer de la prueba

El sintecho que no pudo dejar la calle por no tener una PCR. | INFORMACIÓN

Noche del miércoles al jueves. Ciudad de Alicante. Mínimas por debajo de los nueve grados. Rachas de viento. Un hombre, sin hogar, duerme entre cartones y mantas para resguardarse del frío en la entrada de una antigua tienda de telas en la comercial avenida Maisonnave. Agentes de la Policía Local se acercan para preocuparse por su situación. Le preguntan cómo está, cómo se encuentra, y, durante la conversación, le invitan a pasar la noche en el Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar (CAI de Alicante), donde las personas sintecho pueden pasar un máximo de quince días cada seis meses, salvo programas más específicos, según figura en las normas de organización y funcionamiento del centro municipal.

El hombre, pese a que no siempre es habitual la respuesta, aceptó la propuesta de los agentes policiales, quienes a continuación llaman a la instalación que depende del Ayuntamiento de Alicante para conocer la disponibilidad de espacio. La respuesta que recibieron, según confirman testigos presenciales, no fue la esperada. Desde el CAI se indicó a los agentes que si la persona sin hogar no conseguía una PCR negativa (una prueba que puede rondar los noventa euros por lo privado) no podría acceder, en cumplimiento del vigente protocolo anticovid. Así, al indigente, pese a su predisposición de acudir al centro de acogida, no le quedó otra que pasar una nueva noche al raso en el centro de Alicante.

Esta situación no es un caso aislado, según lamentó el grupo municipal socialista este jueves. Desde el PSOE, a través de un comunicado público, denunciaron que el centro de inserción para personas sin hogar «está bloqueando el hospedaje a personas que duermen en la calle porque se les exige que presenten una prueba PCR» por la pandemia de covid. «Asistimos a un nuevo ejercicio de cinismo del señor Barcala. ¿Acaso no puede ser el propio Ayuntamiento el que haga las pruebas pertinentes para descartar que los solicitantes no están contagiados? ¿Es tan complicado atender y asesorar a estas personas tan vulnerables?», se preguntó el secretario local del PSOE de Alicante, Miguel Millana.

Los socialistas, en la nota, recordaron que llevan meses denunciando el «deficiente servicio que ofrece el CAI, que se recrudece por la bajada de temperaturas y las lluvias, episodios que se vienen repitiendo en Alicante» durante los últimos días. «Con esta denuncia queremos evidenciar las condiciones de vida que esta sufriendo un nicho de población que está abandonada a su suerte», añadió la concejala socialista Lola Vílchez.

En este sentido, la edil criticó la «falta de implicación» de la Concejalía de Acción Social, que dirige la popular Julia Llopis, con estas personas vulnerables. «No valen más excusas. Si realmente se quiere atender a estas personas, es el propio Ayuntamiento el que debe propiciar los mecanismos necesarios para posibilitar que puedan dormir bajo un techo. No pueden haber en el CAI plazas libres y un gimnasio cerrado durante dos años y decenas de tiendas de campaña en la calle con personas que no tienen nada», agregó Vílchez, quien añadió que «la obligación de Barcala es dar un servicio a toda la ciudadanía». Los socialistas critican que el bipartito de Alicante, de PP y Cs, pese a los millonarios ahorros del Ayuntamiento de Alicante, no sea el encargado de asumir el coste de las PCR para personas extremadamente vulnerables, como los sintecho.

El bipartito alega que se cumple el protocolo de Sanidad

Desde la Concejalía de Acción Social, que dirige Julia Llopis, aseguran que solicitar PCR para acceder por primera vez al CAI no una decisión del Ayuntamiento. «En el asunto del CAI, Acción Social está aplicando las instrucciones específicas del plan de contingencia elaborado por la Conselleria de Sanidad», explicaron a preguntas de este diario, concretando además que el «plan estipula que los potenciales usuarios del CAI deben aportar un PCR negativo para acceder al servicio; cuando no lo tienen, es el propio CAI el que les tramita la cita sanitaria para que se sometan a la prueba en el hospital».

Compartir el artículo

stats