Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos rechazan en bloque que Sanidad prescinda de 400 sanitarios a partir de enero

Consideran una "temeridad" que no se renueve a todo el personal de refuerzo en pleno aumento de casos

Protesta de sanitarios contra los despidos de los refuerzos covid

Rechazo en bloque. Los sindicatos del ámbito sanitario han votado en contra de que Sanidad prescinda, a partir del 1 de enero, de 419 trabajadores de distintas categorías sanitarias que estaban contratados como personal de refuerzo para hacer frente a la pandemia. En plena escalada de contagios, con la temporada de gripe a la vuelta de la esquina y con la campaña de revacunación frente al covid en marcha, los sindicatos ven “una temeridad que se recorte personal”, ha señalado Manel Canela, responsable de negociación colectiva de CC OO, tras la celebración de las mesa sectorial entre la conselleria y los sindicatos.

6.400 personas están contratadas como refuerzo en hospitales y centros de salud de la Comunidad Valenciana y su contrato cesa el 31 de diciembre. Desde la Conselleria de Sanidad se anunció semanas atrás que no todas estas personas iban a continuar. En concreto 419 contratos no se renovarán. El resto continuarán trabajando hasta que, previsiblemente en abril, se produzca el anunciado aumento estructural de las plantillas.

El sindicato CSIF advierte, por su parte, de que esos ceses afectan sobre todo a rastreadores, “fundamentales para que no se extienda el virus y para reducir la burocracia en Atención Primaria”. Sin este personal, CSIF avisa del colapso en Primaria.

Fernando García, presidente del CSIF en la provincia de Valencia, añade que esta no renovación de profesionales se produce cuando la curva de la pandemia se halla en ascenso. El sindicato ha insistido en la mesa sectorial de hoy en que “no se puede dar pasos atrás y no renovar a profesionales que son totalmente necesarios”. Por ese motivo ha reiterado la petición de renovación de todos los contratos covid y ha recordado la escasez de personal y la necesidad de crear 11.000 plazas estructurales en la sanidad valenciana.

Para el Sindicato Médico, además de ser insuficientes los contratos que se prorrogan, la distribución por categorías no es equitativa. “En los médicos el recorte es mayor que otras categorías con el argumento de que no hay médicos en bolsa, algo que no nos parece justificable”, señala Víctor Pedrera, secretario general del Sindicato Médico en la Comunidad Valenciana. Para esta entidad se sigue manteniendo, a la hora de distribuir los contratos por categorías, el mismo criterio que imperaba al inicio de la pandemia. “Se refuerzan categorías que no son tan necesarias y se margina a los médicos de Atención Primaria y hospitalaria, que es donde más déficit hay de profesionales”.  

Compartir el artículo

stats