Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intervención acusa al gobierno de Barcala de saturar la tarea de fiscalización en el Ayuntamiento

El interventor lamenta que la falta de coordinación entre las concejalías suponga una carga «adicional» de trabajo para un área que está «al límite»

El interventor conversa con Barcala, en una imagen de archivo | ALEX DOMÍNGUEZ

Nuevo capítulo en la tensa relación que mantiene el gobierno municipal, liderado por Luis Barcala, con la Intervención del Ayuntamiento de Alicante, que se evidenció en la sesión de la Comisión de Hacienda celebrada este viernes, en la que el alcalde y el interventor no ocultaron sus discrepancias. El área de fiscalización municipal lamenta en informes relativos a sendos reconocimientos extrajudiciales de crédito necesarios para hacer frente a facturas pendientes de 2021 que la falta de coordinación entre concejalías está provocando un incremento de trabajo en intervención, además de provocar retrasos en los pagos a proveedores del Ayuntamiento. «Este tipo de expedientes supone un perjuicio para los proveedores en lo que se refiere a la demora en la tramitación del reconocimiento y pago de la obligación, y para la Administración por el perjuicio que supone realizar gastos careciendo de consignación, así como una carga adicional de trabajo, en especial para la Intervención General, que ya se encuentra al límite de sus posibilidades», señala un informe del interventor, que añade que «el órgano de contratación debería exigir a los centros gestores [concejalías] que planifiquen con razonable precisión el gasto anual con el objeto de utilizar las herramientas presupuestarias en plazo suficiente para atender todas las obligaciones derivadas del funcionamiento de los servicios».

Este informe de intervención se incluye en el expediente para hacer frente a un pago pendiente con Correos, de 29.300 euros, que presumiblemente se aprobará en el pleno de este mes de diciembre, que se celebrará el miércoles 22.

Similar es el apunte que hace Intervención en su informe al expediente sobre un pago pendiente por las obras de recuperación arquitectónica y accesibilidad en el castillo de San Fernando, de 93.406 euros, tras cancelarse la partida habilitada para financiar la actuación cuando tenía un crédito disponible de 142.581 euros. «Las obras deberían realizarse por las oficinas técnicas especializadas, sin perjuicio del centro gestor [concejalía] que deba hacer uso de ellas y en todo caso comunicar la oficina técnica a la administrativa todas las circunstancias que afecten al precio, tales como las liquidaciones de obra en tanto que resulten mayores que cero», subraya el interventor, en su defensa por que las obras las acometan concejalías como Urbanismo o Infraestructuras y no Cultura, como es el caso. Entre las conclusiones del informe, el área fiscalizadora municipal sostiene que «la falta de coordinación entre la parte técnica y la administrativa de la obra concluyó en la baja de un crédito necesario para el reconocimiento de la obligación correspondiente a la certificación final».

Pleno, por ahora, semipresencial pese al aumento de casos

El Ayuntamiento de Alicante prevé celebrar el próximo miércoles, 22 de diciembre, el pleno ordinario del mes, adelantado de la fecha habitual por las fiestas navideñas. En la Junta de Portavoces celebrada este viernes, el alcalde anunció que la previsión es que la sesión vuelva a ser semipresencial (con la mitad de concejales en el salón de plenos y el resto, por vía telemática), aunque la decisión puede variar en los próximos días en función de la evolución de la pandemia. El socialista Sanguino pidió, sin éxito, que para esta última sesión del año sólo interviniesen los portavoces municipales.

Compartir el artículo

stats