Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito recurrirá la exclusión de Alicante en el reparto de fondos europeos para el impulso del comercio

El gobierno de Barcala habla ahora de un "error de bulto" en la resolución del ministerio tras asegurar que el reparto de ayudas tenía "un claro sesgo político, que prima a los ayuntamientos del PSOE"

Fachada del Mercado Central de Alicante PILAR CORTÉS

El bipartito de Alicante dará batalla con los fondos europeos tras los dos primeros fiascos. El gobierno municipal ha asegurado que recurrirá la resolución definitiva del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en el programa de ayudas para el fortalecimiento de la actividad comercial en zonas turísticas, que rechazaba las dos peticiones de la ciudad de Alicante por no alcanzar la puntuación mínima requerida. Las iniciativas municipales iban encaminadas a la mejora de la movilidad urbana en el ámbito comercial y turístico del centro histórico de la capital alicantina y al impulso de la eficiencia energética, accesibilidad, movilidad e imagen con la modernización del Mercado Central y el de Carolinas.

El portavoz adjunto del bipartito y responsable de Asesoría Jurídica, Manuel Villar, ha asegurado que el Ayuntamiento recurrirá la resolución, ya sea a través de un recurso de reposición, si todavía queda margen en el seno ministerial, o a través de un contencioso ante la justicia.

Eso sí, Villar suavizó, y mucho, las primeras reacciones del gobierno municipal, que defendió que el reparto de las ayudas a cargo del ministerio tenían "un claro sesgo político, que prima a los ayuntamientos del PSOE, del mismo color político del Gobierno". Tras esas palabras del concejal de Coordinación de Proyectos del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Peral, incluidas en una nota de prensa del gobierno municipal, el portavoz adjunto prefirió hablar de un "error de bulto". "Creemos que es un error de bulto, pero no vamos a hablar de prevaricación", señaló Villar, pese a las palabras del día anterior de su compañero del ejecutivo local.

Uno de los dos proyectos rechazados para financiar con el fondo de ayudas europeas para la recuperación económica tras la pandemia de covid se refiere a la mejora de la movilidad urbana en el ámbito comercial y turístico del Centro Histórico. Una iniciativa con un presupuesto de 2,1 millones, de los que el Ayuntamiento consideraba subvencionables 1,5 millones. Sin embargo, esta iniciativa se quedó en 48 puntos, del umbral de 50 de 100 que exigía el ministerio para acceder a los fondos. Los principales déficits de la oferta, según el evaluador, son la supuesta falta de contribución a la financiación del proyecto por la entidad local (con cero puntos de diez), pese a que el bipartito tenía previsto financiar más de 600.000 euros (casi un 70%), lo que todo apunta a que estaba incluido dentro de los parámetros de la convocatoria a nivel nacional: «El importe de la financiación a conceder será de un mínimo del 60% y un máximo del 100% sobre el presupuesto del proyecto que haya sido considerado financiable, pudiendo ser cofinanciado hasta en un 40% por el beneficiario de la ayuda».

De la oferta rechazada, los técnicos también señalaron el nulo grado de innovación y de carácter demostrativo del proyecto (también con cero de diez puntos). Tampoco consiguió buena valoración el porcentaje de comercios dentro de la demarcación territorial del beneficiario que se benefician de las actuaciones sobre el total de comercios del área de actuación del beneficiario (con tres de quince puntos).

Reacciones de la oposición

Desde Unidas Podemos, el portavoz de la coalición, Xavier López, ha lamentado que Barcala quiera "convertir en una nueva guerra con el Gobierno central el reparto de los fondos Next Generation". Para el edil, "una institución seria como el Ayuntamiento de Alicante no está para caer en las dinámicas de insinuaciones sobre supuestos tratos de favor a determinados municipios, que después el propio portavoz del bipartito es incapaz de defender". Desde Unidas Podemos recuerdan que solicitaron el pasado mes de diciembre la convocatoria de la Comisión de Ayudas Europeas, "olvidada por el Partido Popular y que es el espacio donde debe trasladarse la información sobre la gestión de este dinero" que llega de la Unión Europea. "Una inversión que es necesaria e imprescindible para la transformación de la ciudad. Y a pesar de la escasa transparencia con la que actúa Barcala en todo el proceso de solicitud, nuestro grupo municipal nos hemos alineado con él desde la lealtad para fortalecer la posición de Alicante, pero exigimos del alcalde mayor rigor y más diálogo con los diferentes partidos con representación en el pleno", añade López.

Desde Compromís han vuelto a "exigir transparencia sobre los proyectos europeos, sobre los que Barcala se niega a informar y convocar la comisión creada al efecto, y mostramos nuestra máxima preocupación porque, como ha expresado el portavoz de Compromís, Natxo Bellido: "La situación es muy preocupante ya que estamos sin noticias de los presupuestos, sin el refuerzo de personal de la Conselleria de Polítiques Inclusives, y ahora además perdiendo fondos europeos indispensables para transformar la ciudad". 

Desde Compromís instan al bipartito a dejar de "tirar balones fuera, prácticamente acusando al Gobierno central de prevaricación, y dar la cara, ofrecer explicaciones a la Comisión y al Consejo Social y asumir responsabilidades por ir perdiendo oportunidades básicas para el futuro de la ciudad". 



Compartir el artículo

stats