La Policía Local de Alicante tuvo que intervenir este lunes en el Casco Antiguo para sacar con la ayuda de una grúa el coche de un turista que accedió sin autorización al Casco Antiguo y quedó atrapado en las escaleras de una estrecha calle del Barrio.

El conductor fue además sancionado por la Policía Local porque el acceso al Casco Antiguo está prohibido excepto para residentes y usuarios de alojamientos turísticos que tengan autorización para entrar.

La voz femenina de su GPS le dijo amablemente "ha llegado a su destino", pero el turista debió acordarse hasta de los antepasados de la interlocutora porque quedó atrapado con el coche en medio del Casco Antiguo. No es la primera vez que el GPS le juega una mala pasada a un conductor, por lo que no hay que fiarse al cien por cien de las indicaciones del sistema de navegación. En este caso, el turista debió pasar por alto, probablemente por el idioma, el cartel que hay junto al Ayuntamiento de Alicante advirtiendo de las limitaciones de acceso para vehículos al Casco Antiguo.

Así acabó el coche del turista sancionado en Alicante. INFORMACIÓN