Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento garantiza que la obra de la Plaza Nueva no afectará al arbolado

El bipartito se comprometió con comerciantes y hosteleros a mantener el olivo y los dos ficus

Visión aérea de los tres principales ejemplares de la Plaza Nueva: un olivo y dos grandes ficus. | HÉCTOR FUENTES

La reforma de la Plaza Nueva no afectará al arbolado existente. La actuación urbanística, que debe empezar en breve y se prolongará seis meses, deberá respetar el olivo y los dos ficus de grandes dimensiones que ahora «escoltan» al acuario, que sí se retirará. Así lo confirman desde la Concejalía de Infraestructuras, que dirige José Ramón González (PP), tras la polémica surgida en ámbitos sociales de la ciudad en los últimos días. Y todo por las dudas, a raíz, entre otros motivos, de una recreación virtual del proyecto urbanístico, sobre el futuro de un arbolado que da personalidad a la plaza.

Del asunto se habló en una reunión que mantuvo el gobierno municipal con hosteleros y comerciantes de la zona a finales del pasado año para concretar los detalles de una actuación en manos de CHM, Obras e Infraestructuras con un coste total de 578.800 euros. En ese encuentro se habló de mantener un arbolado característico de la plaza Nueva, además de conservar también la característica pérgola situada en uno de los laterales. Los comerciantes solicitaron que los árboles se respeten, y así será, según aseguran desde al área municipal.

En los últimos días, en grupos de redes sociales vinculados a la ciudad de Alicante, ciudadanos han solicitado al ejecutivo municipal que el olivo y los ficus se mantengan tras la obra de reforma de la plaza Nueva. Lo han hecho con mensajes y también con fotografías en las que los ejemplares han sido protagonistas. Y así será, según el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento garantiza que la obra de la Plaza Nueva no afectará al arbolado

Lo que no seguirá, tras la actuación impulsada por el gobierno local, será el acuario, que lleva sin actividad desde mediados de 2018. Este proyecto del bipartito supondrá el final definitivo a la pecera que se inauguró en 1998, durante el mandato de Díaz Alperi y en la que fallecieron decenas de peces en los últimos años. La reurbanización del entorno también intervendrá en las calles Susana Llaneras, Las Navas y Periodista Pirula Arderius, con el fin de «mejorar la distribución de espacios, las condiciones de accesibilidad, creando nuevos itinerarios peatonales y pavimentación». El Ayuntamiento con estas obras pretende «cambiar la distribución del espacio existente en esta céntrica plaza, generando nuevas áreas de descanso y uso polivalente». El proyecto permitirá reurbanizar la emblemática Plaza Nueva, ampliar aceras con la que ganar espacios para los peatones, así como crear nuevas áreas polivalentes que logren modernizar y renovar este importante espacio urbano. Se espera que la actuación esté lista para mediados de este año.

Compartir el artículo

stats