Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La polémica por las macrogranjas llega a Alicante

Los socialistas llevarán al pleno de enero una iniciativa en defensa de la ganadería de la Comunidad Valenciana, pese al peso residual del sector en la capital alicantina - Los populares anunciaron que presentarán propuestas en todos los ayuntamientos para reclamar la destitución del ministro Garzón

Imagen de un reciente pleno de la ciudad de Alicante, con distancia de seguridad por la pandemia

A pesar del peso residual del sector de la ganadería en Alicante, la polémica nacional por las macrogranjas llega a la ciudad. Será a través del pleno municipal, a partir de sendas iniciativas presentadas por el PSOE y por el PP. Los socialistas ya han concretado su declaración institucional, mientras que los populares la están preparando. Unos y otros cumplen órdenes de sus partidos, que tienen previsto debatir el asunto en los municipios, con independencia de la trascendencia del sector ganadero en el territorio. 

El grupo municipal socialista llevará al próximo pleno una propuesta en la que reclamará la «defensa de la ganadería de la Comunitat Valenciana». Según un comunicado de la formación, el PSPV-PSOE ha mostrado su «apoyo tanto a la ganadería extensiva como a la intensiva ya que es el motor de desarrollo en el medio rural, especialmente a las explotaciones familiares y profesionales que contribuyen a generar empleo, además de fijar población y tejido empresarial en nuestros pueblos». Así, en Alicante se debatirá de la polémica surgida por unas palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, amplificadas por el PP y a las que el PSOE se sumó. También está previsto que los populares registren una iniciativa tras la controversia, tal y como anunciaron a nivel nacional, aunque en este caso para pedir la destitución del ministro Garzón. Se tratan de esas declaraciones institucionales sin encaje real entre los problemas de la ciudad que se debaten todos los meses en el pleno de Alicante. 

Con esta iniciativa, los socialistas alicantinos aseguran, según recoge la nota, que buscan «fomentar y promover la calidad y la exportación de nuestros productos agroalimentarios, los cuales responden a los estándares más altos a nivel internacional; abriendo nuevos mercados y apoyando la promoción de los alimentos españoles, entre ellos los productos ganaderos, fuera de nuestras fronteras». 

Al margen del éxito de sendas iniciativas en el pleno, Alicante ni tiene competencias en la materia ni tampoco supone un problema para una ciudad, del sector servicios, que vive de espaldas a la ganadería.

Compartir el artículo

stats