Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad y las farmacias llegan a un acuerdo para que el paciente no tenga que pagar por notificar un positivo

Sanidad asumirá el coste del servicio

Una farmacéutica muestra una caja de test de antígenos

Luz verde para que las farmacias puedan notificar a la Conselleria de Sanidad los casos positivos de coronavirus que detecten a través de test de antígenos. Los Colegios de Farmacéuticos y la Conselleria de Sanidad llegaron ayer por la tarde a un acuerdo para que el servicio empiece a prestarse en la Comunidad Valenciana sin que sea el ciudadano el que pague porque su positivo se registre en las bases de datos oficiales. La adhesión a este programa por parte de las oficinas de farmacia es voluntario y no supondrá coste alguno ni para la ciudadanía ni para los establecimientos farmacéuticos. La Conselleria de Sanidad compensará el coste que supone la validación y registro de casos por parte de las farmacias, según han destacado desde el departamento de Ana Barceló.  

"Esta colaboración entre la conselleria y los colegios nos ayudará a identificar los casos, realizar un mejor seguimiento y descongestionar los centros de Atención Primaria”, ha señalado la consellera de Sanidad, Ana Barceló. “Además, no supondrá ningún coste ni para las personas que se acerquen a someterse al test ni para las farmacias”, ha añadido.

El programa está orientado a las personas que presenten síntomas compatibles con el covid. El test se adquirirá en las oficinas de farmacia y el ciudadano se hará la prueba de forma presencial en el establecimiento.

En el caso de ser positivo, la farmacia comunicará el resultado a Sanidad y, desde el sistema de vigilancia epidemiológico, se podrá hacer seguimiento de los casos sin necesidad de que el paciente solicite cita y acuda a un centro sanitario para confirmar el resultado.

Además, a través de la página web de la conselleria, el paciente también podrá solicitar la baja laboral, que se concederá de forma simultánea con el alta para siete días después. En estos casos, a través de la inspección sanitaria, el parte de baja se comunicará al INSS y de este organismo, directamente a las empresas.

De esta forma se descongestiona la actividad de los centros de salud por una doble vía. Tanto el lo que se refiere a la realización de test, como en la tramitación de las altas y bajas laborales.

El registro de datos personales por parte de la farmacia se hará siempre que la persona que se somete al autotest haya prestado su consentimiento.

Compartir el artículo

stats