Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El largo camino para aspirar a ser Patrimonio de la Humanidad: un año solo para el primer informe

Los miembros de la subcomisión acuerdan incluir a Urbanismo en el órgano, ya que el área impulsa los planes especiales de Tabarca y las torres de la huerta

Visitantes observan las vistas desde el castillo de Santa Bárbara, en una imagen de archivo. | PILAR CORTÉS

Nadie espera que sea un proceso sencillo, en parte por el deficiente estado de conservación del patrimonio histórico alicantino. Pero tampoco se espera que sea un proceso rápido. Más bien, todo lo contrario. De hecho, el primer informe técnico que se prevé elaborar no se prevé que esté listo para antes de que finalice este año. Es decir, unos doce meses para un documento de inicio de un proceso que se aspira a que finalice con la Unesco declarando Patrimonio de la Humanidad al patrimonio histórico defensivo de la ciudad de Alicante, formado por el castillo de Santa Bárbara, las fortificaciones de la isla de Tabarca y las torres de la huerta, junto al pantano de Tibi.

Así se explicó este viernes en la sesión constitutiva de la subcomisión municipal que prevé impulsar la candidatura, de la que forman parte concejales de los seis grupos municipales (bajo la presidencia del concejal de Cultura, Antonio Manresa, de Cs), representantes de entidades culturales alicantinas, expertos y técnicos municipales y de la conselleria. En total, diecisiete personas que no se volverán a reunir hasta dentro de seis meses.

La subcomisión ha encomendado a sus expertos técnicos la elaboración del primer documento, un informe donde se deben definir «claramente» el objeto de la candidatura y su «singularidad», que se tendrá que elevar a la Conselleria de Cultura una vez finalizado. Éste será uno de los seis complejos pasos oficiales que se deben formalizar para alcanzar el reconocimiento por parte de la Unesco. En la reunión de la subcomisión se llegó a hablar de hasta una década para culminar el proceso, que debe contar con el visto bueno previo de la Generalitat y del Gobierno central.

En el primer encuentro del órgano municipal se acordó además ampliar la participación a la Concejalía de Urbanismo, en manos de Adrián Santos Pérez (de Cs), dado que es el área responsable de impulsar dos planes especiales clave, como son el de la isla de Tabarca y el de las Torres de la Huerta.

Torre Placia, cuyo traslado está previsto por el Ayuntamiento, sin fecha, en su actual ubicación. | RAFA ARJONES

Desde la oposición de izquierdas, tras la reunión inicial, se reclamó compromiso por parte del bipartito de PP y Cs para que la tramitación no sufra más frenazos, ya que el proceso arrancó en 2016 y, tras un año de trabajo durante la etapa del tripartito, no se ha reactivado hasta ahora, pasado ya el ecuador de este mandato municipal.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, señaló que «después de un parón de más de dos años, se agradece hablar de nuevo de la preparación de una candidatura para ser Patrimonio de la Unesco». Bellido habló de un camino «largo y complicado» que se debe «afrontar desde el consenso político». Por su parte, la socialista Trini Amorós apremió igualmente a que la convocatoria de la subcomisión «sirva para algo y que, dado que el proceso es de por sí largo y complejo, no se dilate por dejadez política de quien gobierna». Por último, el portavoz de Unidas Podemos, Xavier López, incidió en la importancia de sumar a los trabajos a Casa Mediterráneo, ante las «relaciones diplomáticas que se han de establecer con Argelia, para que Orán forme parte también de la candidatura debido a que ambas ciudades comparten constructor de sus castillos».

Compartir el artículo

stats