Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia vive otra noche de intensas heladas con hasta -11,6 grados en Villena

Los termómetros alcanzan valores negativos de forma generalizada en todo el interior pero con especial intensidad en el Alto y Medio Vinalopó

Vista de una zona de campo del término municipal de Villena ÁXEL ÁLVAREZ

La provincia ha vivido entre este sábado y domingo otra noche de intensas heladas, con temperaturas de hasta -11,6 grados en el término municipal de Villena. Ese es el valor más bajo que han registrado los observatorios de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet) en la demarcación alicantina; en concreto se ha registrado en el paraje de La Lagunilla, al noroeste del casco urbano de Villena, cerca del límite provincial con Albacete. También en la rambla de La Sarga, en el término municipal de Xixona aunque al límite con el de Alcoy -y geográficamente en el entorno de l'Alcoià- se han registrado -11,5 grados.

Los valores negativos en los termómetros han sido generalizados en todo el interior de la provincia, pero con especial intensidad en el Alto y Medio Vinalopó y en los puntos más altos de l'Alcoià, el Comtat y la Marina Alta, o bien más umbríos y húmedos. A modo de ejemplo, en el núcleo de la aldea de La Sarga, donde existe otro observatorio, la mínima ha sido de -3 grados; el observatorio de la cercana rambla se encuentra a menor altitud que la pedanía.

La temperatura más baja en un lugar habitado han sido los -8,4 grados registrados en El Rodriguillo, pedanía de Pinoso. También se han alcanzado -7,1 en Las Virtudes, núcleo perteneciente a Villena. Ha helado también con fuerza en otros puntos den el extenso término de la capital del Alto Vinalopó, y también en el propio casco urbano de la ciudad aunque de manera menos intensa, con 2 grados negativos. En Salinas han llegado a -4,2 grados, y a -2,8 en Beneixama.

En las comarcas de l'Alcoià y el Comtat, ha habido heladas fuertes tanto en puntos altos como el centro de interpretación del parque natural de la Sierra de Mariola, en Banyeres, donde se han alcanzado -5,9 grados, como en otros a mucha menor altitud pero más húmedos y umbríos, como el casco urbano de Muro, con -4,1. Gorga, l'Orxa y Agres son algunas de las localidades que han tenido mínimas similares; en el término municipal de esta última, en la partida de la Foia Ampla de Mariola, han llegado a -7. También en el Mas del Pla de Planes se han alcanzado -6,1.

En el litoral no ha llegado a helar, pero las temperaturas han sido de todos modos bajas. En el barrio de Rabasa de Alicante la mínima ha sido de 3,4 grados, y de 8 en Benidorm. Pero además, ni siquiera algunos puntos de gran humedad cercanos a la costa se han librado de los valores negativos, como la partida de Lluca, en Xàbia, donde la mínima ha sido de -2,9; en el casco urbano se han quedado en 6,2 grados positivos.

Compartir el artículo

stats