Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sexta ola se extiende y llega a casi todos los municipios con niveles máximos de incidencia

El número de localidades sin casos activos se reduce a nueve y solo Confrides y El Castell de Guadalest siguen sin contagios desde 2020 - Los hospitalizados son la mitad que hace un año

Vista del casco urbano de Confrides, municipio que no ha registrado casos de coronavirus. | DAVID REVENGA

La sexta ola de la pandemia de coronavirus afecta a la práctica totalidad del territorio y con unos niveles de incidencia que no se habían registrado con anterioridad. Los contagios se han ido extendiendo en las últimas semanas y, al igual que sucediera hace ahora un año durante la tercera ola, ya son muy pocas las localidades de la provincia que no tienen ningún caso activo. Las pocas que permanecen al margen, además, son de tamaño pequeño, por lo que unos pocos o incluso un solo positivo tiene un impacto notable en términos relativos.

En concreto son nueve los municipios que, según los últimos datos ofrecidos por la Generalitat, publicados el pasado viernes, no tienen a ninguno de sus vecinos contagiado. Se trata de Almudaina, Balones, Beniardà, Benifallim, El Camp de Mirra, El Castell de Guadalest, Confrides, Millena y La Vall d’Ebo. Diez núcleos de población, teniendo en cuenta que Confrides incluye el pueblo de L’Abdet, con rasgos que a lo largo de toda la crisis sanitaria se han visto característicos para mantener a raya el virus, al menos durante más tiempo: pocos habitantes, lejanía respecto a grandes núcleos urbanos y poca movilidad de la población. Las únicas excepciones a este patrón, y solo en parte son El Camp de Mirra y El Castell de Guadalest, la primera por estar muy cerca de localidades mucho mayores y con una alta incidencia del virus, y la segunda por ser un pueblo turístico con una alta afluencia de visitantes.

Además, de esos nueve ya solo son dos, Confrides y El Castell de Guadalest, los municipios alicantinos en los que hasta la fecha no se ha producido ni un solo contagio durante toda la crisis sanitaria. Son, además, los de mayor tamaño de la Comunidad en esta misma situación. Hay otros dos municipios de la provincia de Valencia, Sempere y Puebla de San Miguel, y tres de la de Castellón, Sacañet, Torralba del Pinar y Castell de Cabres, con el contador local de positivos a cero, pero todos tienen menos de 100 vecinos; uno de ellos, Castell de Cabres, es de hecho el menos poblado de todo el territorio autonómico, con tan solo 17 empadronados.

Junto con el factor del relativo aislamiento, hay que tener en cuenta el celo que los propios vecinos de estas localidades ponen para protegerse del virus, ante el temor a contagiarse, ya que se trata sobre todo de personas mayores, más vulnerables. Y también, estrechamente vinculado a esto, un control muy exhaustivo por parte de las autoridades municipales, tratando de evitar, o al menos minimizar en la medida de lo posible, que proliferen los contagios. Ejemplo de esto último es la reciente puesta a disposición de los vecinos de Confrides y l’Abdet, por parte del Ayuntamiento, de tests de antígenos de manera gratuita. En general, en estas localidades se hace especial hincapié a las llamadas a la prudencia.

Menos hospitalizaciones

En la mayoría de los municipios alicantinos de menor población, con todo, el número absoluto de contagios está siendo reducido. Ahora bien, conviene recordar que, en esta sexta ola, no está importando tanto el tamaño de la localidad. Los datos más altos de incidencia en los últimos días se han registrado en Biar y Orba, dos municipios que, sin ser muy pequeños, en absoluto pueden considerarse siquiera medianos, con 3.700 y 2.200 habitantes respectivamente. En la primera localidad hay, según los datos más recientes, 312 casos activos, y 163 en la segunda, lo que da lugar a tasas de contagio desorbitadas en ambas.

No obstante, pese a la proliferación de los contagios, la presión hospitalaria se mantiene en niveles moderados. La cifra de ingresados en la provincia se ha duplicado desde Navidades; el 23 de diciembre eran 259 y el pasado viernes 515. Ahora bien, son la mitad de los que había hace ahora un año, cuando la tercera ola seguía subiendo. También hay menos de la mitad de pacientes en Cuidados Intensivos. Además, ambos datos bajaron el viernes en relación al día anterior. Eso sí, habrá que ver si los datos que se conozcan hoy confirman que hay una tendencia a la baja, o si ese descenso ha sido tan solo puntual.

Casi un 3% de la población provincial está contagiada

La actual incidencia de 2.914 casos activos por 100.000 habitantes puede expresarse también en un porcentaje: el 2,91% de la población de la provincia está pasando en estos momentos el covid. O lo que es lo mismo, aproximadamente uno de cada 33 alicantinos. La tasa de contagio es la más alta de toda la pandemia y, como ya publicó este periódico el pasado sábado, está especialmente disparada en los departamentos de Alcoy y Dénia, que registran índices de 4.753 y 3.597 casos activos por 100.000 habitantes. También las áreas de Elda, el Hospital General de Alicante y Sant Joan d’Alacant superan la incidencia media provincial.

LAS CIFRAS

2: Confrides y El Castell de Guadalest, sin ningún contagio 

En realidad son tres los pueblos que no han registrado casos de coronavirus en estos casi dos años, puesto que Confrides comprende también l’Abdet.


515: La mitad de hospitalizados que en la tercera ola hace un año 

El 14 de enero de 2021, el número de pacientes con coronavirus en los hospitales de la provincia era de 1.059, más del doble que el pasado viernes, un año después.


2.914: Incidencia en los niveles más altos de los dos años de pandemia 

En la tercera ola, hace un año, la incidencia a 14 días alcanzó un registro máximo de 1.541. Ahora es casi el doble, pero una gran mayoría de los casos son leves.

Compartir el artículo

stats