Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura exige a Turismo máxima protección de los castillos tras los cambios de gestión

El departamento de Patrimonio remite un informe al patronato ante la falta de mantenimiento de la fortaleza de San Fernando tras la reciente reforma y reclama que la dinamización de Santa Bárbara no suponga la «más mínima agresión»

Los leones del ahora único acceso a la fortaleza de San Fernando, con el castillo de Santa Bárbara en el fondo de la imagen. | JOSE NAVARRO

Que la gestión de los castillos haya pasado a manos de Turismo, tras un acuerdo en el seno del bipartito de PP y Ciudadanos, preocupa en Cultura. De hecho, el departamento de Patrimonio Integral remitió recientemente un informe al área que dirige la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (Cs), para reclamarle un mantenimiento idóneo del castillo San Fernando tras la reciente apertura de puertas posterior a la reforma, en alusión directa al mal estado del albero o por la proliferación de vegetación en el entorno de las troneras. Así lo reconoció este lunes, durante la comisión para la conservación de los bienes de interés cultura (BIC), el jefe técnico del departamento, quien reveló que desde Cultura se había «conminado» a Turismo a realizar las gestiones oportunas para asegurar el mantenimiento del castillo.

Respecto a las próximas fases de las obras, todo sigue en el aire. El concejal Manresa no se comprometió a destinar este año la partida necesaria para la actuación. Sí que se habló, en cambio, de estudiar la posibilidad de incluir San Fernando en los trabajos para dar forma a la candidatura a Patrimonio de la Humanidad que ha reimpulsado el gobierno municipal, y que por ahora cuenta con Santa Bárbara, Tabarca, las Torres de la Huerta y el pantano de Tibi.

Pero no sólo la protección de San Fernando preocupa en la concejalía que dirige Manresa (también de Cs), sino que la exigencia de un control férreo del patrimonio también se ha extendido a Santa Bárbara desde la externalización de la gestión para duplicar las visitas, que oficialmente arranca la próxima semana. «Como el control patrimonial lo tiene que tener Cultura, pedimos a Turismo la programación que tienen prevista para que sea acorde a lo que es un BIC. No puede haber la más mínima agresión al monumento. La empresa adjudicataria sabe que, en cuestión de patrimonio, no se toca ni en un clavo», señaló el jefe técnico. Sobre el cambio de manos de la gestión, el área de Recursos Humanos informó este lunes a los sindicatos que, a partir del 24 de enero, los trabajadores hasta ahora destinados al castillo pasarán a una nueva «adscripción», quedando exclusivamente «personal de mantenimiento». Desde el SEP exigen que se convoque la Mesa General de Negociación para que exista un compromiso de «mantener los puestos de trabajo del personal laboral temporal o funcionarios interinos hasta la cobertura definitiva de sus plazas».

Además de los castillos, en la comisión también se habló de otros bienes. En cuanto a las torres, el debate se centró, por otro lado, en la torre de Aguamarga. El responsable de Patrimonio subrayó que la construcción está «en avanzado estado de destrucción (prácticamente, tan solo se conserva el zócalo de basamento)». Según el técnico, su reconstrucción no entraría en los planes del Ayuntamiento, aunque sí incluirla en la ruta de la Sierra de Colmenares que impulsa Medio Ambiente, tras la realización de una «prospección superficial» y la instalación de cartelería informativa.

Sobre la Torre Sarrió, cuyas obras de recuperación finalizaron recientemente, en la comisión se evidenció que la puesta en valor del conjunto de las Torres de la Huerta va para largo. En ese proceso, el Ayuntamiento ya trabaja para implicar al Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ), a través de incluir en el proyecto municipal a uno de los expertos del museo, «un gran especialista en fortificaciones y torres de la huerta», según reveló el jefe técnico del área. «Aunque se retrase el proyecto inicial de habilitar un centro de interpretación de las torres de la huerta, queremos que la instalación se dé a conocer entre la sociedad», añadió. Por ahora, la construcción ni tiene personal ni tampoco un horario estable de visitas.

70.000 euros para recuperar el Parque de las Naciones


El concejal de Cultura, Antonio Manresa, reveló que el Presupuesto de 2022 incluirá una partida de 70.000 euros para seguir adelante con los trabajos de recuperación del yacimientos arqueológicos del Parque de las Naciones, en el entorno de Miriam Blasco. La próxima fase, según los técnicos, está prevista entre mayo y julio. El bipartito busca la puesta en valor de la villa, a través de la investigación científica, y la posterior musealización. El técnico reveló que la villa «sobrevivió» a la ciudad de Lucentum al hallarse restos posteriores.

Compartir el artículo

stats