Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades sociales aseguran que el alquiler turístico está detrás de muchos desahucios en Alicante

La presión social paraliza el desalojo de tres familias en el barrio de Carolinas - Sindicatos, activistas y grupos de la oposición reclaman más vivienda pública y negociar con la Sareb la prórroga de los arrendamientos de cientos de personas

Activistas y vecinos se concentraron ayer en el exterior del inmueble para impedir el desalojo. | DAVID REVENGA

Diversas entidades de Alicante como CC OO, EU, el Sindicat de Barri de Carolinas, Marea Roja, Podemos y Compromís denuncian que detrás de los desahucios al alza en diversos barrios de la ciudad florece el negocio de los pisos de alquiler turístico. Todas estas entidades aprovecharon la movilización que se produjo ayer en el barrio de Carolinas para reclamar más vivienda social tras conseguir, ayudados por la presión de decenas de vecinos, paralizar el desalojo de tres familias que viven en uno de los bloques de la calle Elda. La comisión judicial acudió con un cerrajero a primera hora de la mañana al inmueble pero se limitó a cambiar la cerradura de un piso de la planta baja que ya estaba vacío. Los inquilinos de otro de los pisos tenían también alternativa habitacional y se marcharon, pero hay tres familias, entre ellas una madre soltera con dos hijos, que, de momento, pueden permanecer en el edificio al paralizarse el lanzamiento.

Un juzgado dictó la orden de desalojo de las viviendas después de que la Sareb (el banco creado hace casi una década para gestionar la ruina inmobiliaria creada por la crisis de 2008) se negara a negociar un arrendamiento. Tres familias que, según los presentes en la protesta, pagaban sin falta la renta a la promotora propietaria de los pisos que explotaba en régimen de alquiler pero cuyas viviendas pasaron a ser propiedad del denominado «banco malo». El Sindicat de Barri, recientemente creado en Carolinas para defender los intereses de estas familias, reclama negociar con la Sareb, y CC OO, EU y Compromís recuerdan que la Sareb, el denominado banco malo, fue «rescatado con dinero de todos los españoles». Las entidades coinciden en que detrás de estos desalojos está el interés de alquilar los inmuebles con fines turísticos o bien dejarlos vacíos para que fluctúen los precios con fines especulativos.

A través de Adrián Cervetto, el Sindicat de Barri anunció movilizaciones y presión social en todos aquellos casos en que se ordene un desalojo, «presionaremos a las instituciones y a Sareb, porque parte de su dinero es nuestro (de los ciudadanos)». Fernando Patón, de Marea Roja Alacant, dijo que «lo suyo sería que se hiciesen contratos de alquiler social. Sareb está intentando vender los pisos a fondos de inversión y crear pisos turísticos. Que lo haga Sareb es muy grave porque la mitad del dinero de esta sociedad es público».

13

La presión social frena el desahucio de tres familias en el barrio de Carolinas de Alicante David Revenga

Francisco García, secretario general de CC OO en Alicante, presente en la calle Elda, destacó la carencia de vivienda social en Alicante y, al igual que Isabel González, de EU, recalcó que Sareb nace de bancos rescatados por todos los españoles, «y ahora echan a la gente para alquileres turísticos porque les sale más rentable». García abundó en que en el sindicato manejan información relevante sobre el trabajo de promoción de vivienda privada con fines turísticos. «Cogen viviendas que tenían que ser de uso social para pisos turísticos. Hay una presión sobre la vivienda que ejerce el turismo que ha llegado a este barrio y eso centrifuga a la gente con más necesidad amenazando a personas que viven de pensiones asistenciales y que pueden verse desalojadas de su entorno y su vida». Es el caso de Mari Carmen Peret y de Dolores del Carmen, que contaron que las quieren echar de sus casas de siempre en Doctor Buades y Colonia Requena y que una promotora que está detrás se niega a negociar un alquiler, ofreciéndoles 1.200 euros para que se marchen. María Cueva, del área de Joves de CC OO, apuntó que existe una relación entre los desahucios y el hecho de que los jóvenes no puedan acceder a viviendas de alquiler porque el desalojo de pisos con fines de alquiler turístico «supone echar a la clase trabajadora de la zona y subir precios. Con los sueldos que tenemos pagar un alquiler es imposible». El edil de Compromís Rafa Mas, presente en la protesta, propondrá en el pleno de enero la convocatoria de la Mesa por la Vivienda, creada en 2017. «Es necesario dotar de soluciones habitacionales efectivas para las personas que lo necesitan. El Ayuntamiento no puede permanecer impasible ante la situación actual, el gobierno municipal debe garantizar vivienda a los alicantinos, y evitar desahucios constantes. Debe volver a articular una mesa de diálogo y negociación entre instituciones públicas, entidades financieras y afectados», dijo.

Compartir el artículo

stats