Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La población extranjera en Alicante se estanca después de varios años seguidos de subida

La cifra total de ciudadanos de otras nacionalidades baja ligeramente pero el número de británicos crece un 4% - El descenso de la colonia foránea es decisivo en Benidorm y Torrevieja

Una terraza de la conocida como «zona guiri» de Benidorm, donde es habitual la presencia de británicos. | DAVID REVENGA

La población extranjera de la provincia de Alicante se ha estancado después de varios años seguidos de subida, tal y como reflejan los datos definitivos del desglose del padrón que dio a conocer ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). A fecha 1 de enero de 2021, el número de ciudadanos de otras nacionalidades en los municipios de la demarcación es de 373.423, frente a los 374.618 que había empadronados justo un año antes. El descenso es mínimo, de apenas el 0,32%, pero tiene cierta significación porque es el primero que se produce en cuatro años; en 2017 la población extranjera de la provincia era de 325.120 personas, por lo que hasta 2020 aumentó en conjunto más de un 15%.

El pequeño descenso de extranjeros cabe situarlo en el contexto de la crisis sanitaria del coronavirus, que ha dado pie a que las circunstancias no sean las más favorables para trasladar la residencia de un país a otro. El número de personas originarias de otros países de la Unión Europea ha bajado en su conjunto en 1.229 individuos, y el de África en 1.295, aunque ambas cifras, examinadas por nacionalidades, incluyen tanto evoluciones a la baja como al alza: hay exactamente 300 residentes belgas más que al comienzo de 2020, así como 72 franceses y 445 marroquíes más. En cambio, los alemanes han descendido en 462 personas, los búlgaros en 423, los rumanos en 832, los senegaleses en 65 y los argelinos en una cantidad más abultada: 1.526.

En cambio, aumenta el número de personas originarias de América, y particularmente del subcontinente sur; el país de donde hay más residentes es Colombia, 20.226, un 6,1% más que un año antes. Y también se incrementa de manera notable la colonia de países europeos, fuera del ámbito de la UE. Esto último se debe sobre todo al llamativo aumento de la colonia británica, del 4%; pasa de 71.277 a 74.279 individuos. El crecimiento acumulado de los cuatro últimos años se sitúa en casi el 12%. Es una evolución que contrasta con la del resto de nacionalidades, y cabe situar en otro contexto especial, el del Brexit; hay que recordar que, tras la salida del Reino Unido de la UE, los ciudadanos de este país están obligados a, como mínimo, figurar en el padrón para residir en España de manera regular. Muy probablemente sea también esa la causa de la progresiva, aunque mucho más lenta, tendencia al alza del número de británicos que adquieren la nacionalidad española. Según los últimos datos, hay 1.461 españoles de pleno derecho nacidos en el Reino Unido, frente a 1.276 de cinco años atrás.

En todos los municipios

Absolutamente todos los municipios de la provincia de Alicante cuentan con al menos un ciudadano extranjero entre sus vecinos. En algunos lugares, como es obvio, la colonia foránea supone la mayor parte de la población, como en diferentes puntos de la Marina Alta, la Marina Baixa y la Vega Baja. Ejemplos de ello son l’Alfàs del Pi, con un 51,4%; el Poble Nou de Benitatxell, con casi un 60%; o Rojales, con un 66,6%.

En algunos grandes municipios, donde sin ser mayoritaria sí es muy importante la colonia extranjera, como Benidorm o Torrevieja, su descenso ha sido determinante para la pérdida de población. En la primera hay 978 vecinos de otras nacionalidades menos que en 2020; en la segunda son 1.478 menos. En ambas, el descenso se reparte entre las distintas procedencias, pero con la excepción de los británicos, que en el caso de Benidorm incluso suben un 8,66% en un año.

Aumento de los nacionalizados con origen en África y Latinoamérica


La explotación extensa del padrón de 2021 también confirma la relevancia de las personas de nacionalidad española con un origen extranjero, que se corrobora que son, de hecho, el único colectivo que aumenta. Aparte de los 1.461 españoles nacidos en el Reino Unido, dato que puede relacionarse con el Brexit, sobresale de manera muy destacada el número de ciudadanos nacionales nacidos en Marruecos, que sube de 10.274 a 10.629; también los de origen argelino suben de 2.472 a 2.577. También son muy numerosos los españoles originarios de Latinoamérica, principalmente los de Colombia (14.602), Ecuador (12.875) y Argentina (9.256).

Compartir el artículo

stats