Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando se «confunde» tierra y asfalto en las calles de Alicante

Vecinos del entorno del Pla lamentan el estado de las zonas verdes tras una obra recién finalizada

La mayoría de zonas verdes están marcadas por ruedas de vehículos. | PILAR CORTÉS

Hace apenas unos días, era habitual ver en televisión las bandas de rodaduras de los vehículos por los desiertos de Arabia, donde se ha celebrado una nueva edición del Dakar. Pasear por la avenida Padre Esplá, recientemente reurbanizada en una obra que se ha prolongado nueve meses más del plazo previsto en un primer momento por el Ayuntamiento de Alicante, evoca en parte esas imágenes. Y es que cuesta ver espacios verdes de la avenida del Pla que no estén marcados por las ruedas de los coches o de las furgonetas que aparcan en la zona y que invaden a su entrada o salida los jardines habilitados. Desde plantas pisoteadas a montones de tierra esparcidos por la calzada en distintos puntos del vial, tras el paso de los vehículos.

La rodadura de las ruedas es visible a lo largo de toda la recién reurbanizada Padre Esplá. | PILAR CORTÉS

Esta situación, que se da mientras todavía se observan vallas de la adjudicataria de la obra en puntos de la avenida, provoca la indignación de nuevo de los vecinos del entorno, que no entienden la situación de las zonas verdes cuando acaban de finalizar una obra marcada por la polémica. Así lo expresan tanto en conversaciones en los comercios y bares del barrio, como en publicaciones en redes sociales. «No sé cómo han hecho la obra para que ya estén así los jardines. Están todos pisoteados por los coches», asegura Ángel Ruiz, un vecino de la zona. A las críticas también se han sumado desde Compromís. «Dieciséis meses de obra en Padre Esplá, inacabada, mal diseñada y ejecutada. Urbanismo va de chapuza en chapuza. Deben tomar medidas urgentes porque los vecinos del Pla no merecen tanta desidia», añade el edil Rafael Mas.

Son multitud de parterres afectados por los coches, a la entrada o salida de los aparcamientos. | PILAR CORTÉS

La reurbanización de Padre Esplá, con un coste inicial de 2,36 millones y seis meses de ejecución, arrancó en octubre de 2020. Ese plazo, se amplió tres meses en abril. En agosto, la Junta de Gobierno local acordó modificar el proyecto, extendiendo el plazo otros tres meses más. Finalmente, el bipartito procedió a fijar el plazo en quince meses, es decir, para que las obras finalicen a mediados del mes de enero, a petición de Urbanismo. Los retrasos han generado continuas protestas de vecinos y comerciantes, que ahora lamentan el diseño de una obra que deja a las zonas verdes en una situación de inferioridad hacia los coches, al estar en plataforma única.

Una de las zonas verdes, en un estado lamentable. | PILAR CORTÉS

La misma empresa de Padre Esplá será la encargada de realizar la obra en la cercana calle San Mateo.

Compartir el artículo

stats