Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Sánchez anuncia en Alicante un «enorme» despliegue de recursos para facilitar la emancipación de los jóvenes

El presidente del Gobierno apuesta por expandir el bono alquiler de 250 euros al mes en cuantía y beneficiarios - Plantea «incentivos fiscales» para el arrendamiento en zonas de gran demanda

33

Pedro Sánchez presenta en Alicante el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda

Que el 85% de los jóvenes menores de 30 años esté sin emanciparse es «un drama». Así lo destacó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Alicante, ciudad elegida por su Ejecutivo para presentar las políticas en materia de vivienda que está impulsando, que pretenden contrarrestar la subida de precios del mercado inmobiliario, en especial el plan de apoyo a los jóvenes para permitir su salida del domicilio familiar. Ante unos 70 jóvenes, que se dieron cita en la sede de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO, de sus siglas en inglés), en un auditorio a medio gas por las medidas anticovid, Sánchez aseguró que el objetivo del Ejecutivo que preside es «convertir la vivienda en el quinto pilar del Estado de bienestar» con un «enorme» despliegue de recursos económicos, que estimó en 10.000 millones en cuatro años. Por ello, el Gobierno impulsa la ley de vivienda. 

Sánchez, que llegó a Alicante en el avión oficial, el Falcon, y no en el AVE que precisamente inauguró hace un año en su tramo entre Elche y Orihuela, evitó referirse, precisamente, al revés judicial que ha paralizado la tramitación del anteproyecto de Ley Estatal por el Derecho a la Vivienda después de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tumbara hace unos días el informe que lo avalaba. El órgano de gobierno de los jueces echó para atrás ese informe, que valida en términos generales los planes del Gobierno para intervenir el mercado del alquiler, al considerar que viola competencias autonómicas. Eso sí, confía en que «muy pronto» el Ejecutivo aprobará la primera ley de vivienda, «un derecho constitucional», y se mostró sorprendido de que tras 40 años de democracia no exista una de ámbito estatal. No será previsiblemente hasta febrero cuando pueda enviar el anteproyecto al Congreso, si el CGPJ da finalmente luz verde a su dictamen en el pleno convocado el 27 de enero.

Así, el jefe del Ejecutivo se centró en Alicante en explicar las medidas que el Gobierno sí pudo aprobar el martes en el Consejo de Ministros. Especialmente hizo hincapié en el bono alquiler para jóvenes de entre 18 y 35 años, dotado con 400 millones de euros para los dos próximos años, y que contempla ayudas de 250 euros al mes, aunque los criterios definitivos se fijarán en la próxima conferencia sectorial entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana y las comunidades autónomas. El plazo para solicitar estas ayudas se abrirá en dos meses como máximo, aunque será con efecto retroactivo desde el 1 de enero. Los solicitantes deberán tener unos ingresos que no superen tres veces el IPREM, es decir, 24.318 euros anuales. Además, la renta de alquiler no deberá sobrepasar los 600 euros mensuales, aunque se puede ampliar a 900 en las zonas tensionadas. 

«Ha llegado para quedarse», dijo Sánchez sobre el bono alquiler, y se mostró convencido de que irá «expandiéndose» tanto en la cuantía como en número de beneficiarios. Una medida que el Ejecutivo asegura que beneficiará a 70.000 jóvenes de entre 18 y 35 años, lo que realmente supone un 1% de la población española en ese rango de edad. 

Por su parte, el Plan de Acceso a la Vivienda 2022-2025 tendrá una dotación presupuestaria de 345 millones para este ejercicio para facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos con menos recursos mediante ayudas directas al alquiler, así como a víctimas de violencia de género y personas desahuciadas de su vivienda habitual, mediante ayudas directas al alquiler y a los gastos de suministros y comunidad de hasta el 100%. También contempla herramientas para luchar contra la despoblación con ayudas para jóvenes que compren una vivienda habitual y permanente en localidades de menos de 10.000 habitantes.

El Ejecutivo tiene también previsto incrementar el parque público de vivienda asequible hasta los 100.000 inmuebles. El 30% se destinarán a los jóvenes. «Queremos que la vivienda sea un bien cubierto y deje de ser un lujo», destacó la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que también asistió al acto. Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, adelantó que la Comunidad Valenciana cooperará con la nueva legislación, después de que el líder del PP, Pablo Casado, cargara contra la nueva ley de vivienda por «atentar contra la propiedad privada», y adelantara que no la aplicarán las comunidades donde gobiernan los populares. El jefe del Consell pidió a los jóvenes que no caigan en el desánimo por no poder emanciparse, ya que «en ningún sitio está escrito que tengan que vivir peor que sus padres». Puig resaltó las políticas actuales de vivienda frente a las anteriores del «pelotazo» urbanístico.

La visita de Sánchez a Alicante generó las críticas del PP que lo acusó de generar «falsas expectativas» y «vender humo» en una provincia donde, según aseguró el presidente de los populares alicantinos, Toni Pérez, hay 45.000 personas en lista de espera de una vivienda pública y los desahucios «se han disparado».

Compartir el artículo

stats