Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito activa un plan director que abre la puerta a accesos del castillo con escaleras y cinta mecánica

El Patronato de Turismo lanza la licitación del contrato, con una ejecución de nueve meses y 200.000 euros de presupuesto, para elaborar un texto que marque el futuro de la fortaleza tras adjudicar la externalización de la gestión

Actualmente, se puede acceder al castillo de Santa Bárbara en el ascensor, el minibús y a pie. | ALEX DOMÍNGUEZ

El Patronato municipal de Turismo lanza la redacción del reclamado Plan Director del castillo de Santa Bárbara, un documento clave que debe convertirse en la «guía para la adecuada conservación, restauración, gestión de usos y desarrollo sostenible» del monumento histórico, destacando las «singulares» características por ser un Bien de Interés Cultural (BIC).

Este texto servirá para establecer las «necesidades de recuperación rigurosa y coherente» de los diferentes elementos, así como para establecer «la secuencia y prioridad de futuras intervenciones, tanto las más inmediatas como las que puedan ir surgiendo a medida que se vaya acometiendo la recuperación integral». El pliego del contrato, impulsado por el Ayuntamiento, recoge la posibilidad de cambios significativos en un monumento que recibía cada año a unas 400.000 personas antes de la pandemia y que pretende duplicar las visitas con la externalización de la gestión, que incluye entre su oferta visitas guiadas gratuitas todos los días (en castellano y en inglés) y visitas teatralizadas los domingos, además de «scape rooms» de la historia del castillo, junto a exposiciones, congresos, talleres y espectáculos para escolares. Con la empresa que asume la gestión a partir del próximo lunes, la fortaleza ampliará sus horarios, con apertura de 10 a 19 horas desde mediados de septiembre hasta finales de junio, y de 10 de la mañana a medianoche en verano.

El pliego de condiciones para el contrato de redacción del documento técnico, que tendrá un plazo de ejecución de nueve meses una vez se adjudique y un presupuesto que roza los 200.000 euros, abre la puerta a analizar «en profundidad y estudiar» la accesibilidad al BIC del monte Benacantil. Este trabajo técnico, según requiere el Patronato municipal de Turismo, debe estudiar nuevos accesos peatonales accesibles y no accesibles, en transporte urbano y con vehículos no contaminantes, como patinetes o bicicletas eléctricas. Pero no sólo eso, desde el Ayuntamiento de Alicante también se pide ampliar el debate a «posibles actuaciones icónicas de accesibilidad», aludiendo a tres opciones, como son las escaleras, las cintas mecánicas o nuevos ascensores para facilitar la llegada al castillo a personas con movilidad reducida.

Además de propuestas de accesibilidad tanto para la ejecución de las intervenciones, así como para la visita cultural al castillo de Santa Bárbara, el Plan Director deberá aportar propuestas de «intervención priorizadas y valoradas económicamente, planes de mantenimiento periódico y de gestión en el mismo sentido y el diseño de cartelería y mobiliario urbano a utilizar en futuras intervenciones».

Respecto al estudio patológico y de diagnosis del estado actual del castillo alicantino, para poder abordar la elección de las propuestas de restauración arquitectónica, se concluye que se debe realizar previamente un análisis de «lesiones».

Vegetación y cultura

Sobre la situación medioambiental, el Plan Director también servirá para estudiar las plantaciones que afectan en la actualidad al castillo y, en consecuencia, se propondrá la posible sustitución de elementos impropios por otras especies vegetales, determinando su compatibilidad. «Se analizará singularmente la presencia de posible vegetación invasiva y sus efectos, así como la que interfiera negativamente, señalando las causas, y se propondrán en donde sea aconsejable», según señala el pliego.

En cuanto a la gestión cultural, se prevén impulsar también estudios que se centrarán en el análisis de los recursos humanos, turísticos, económicos, culturales, geográficos, socioculturales, de las relaciones y conexiones del bien con otros recursos patrimoniales y de cualquier otro aspecto relevante.

De este análisis deberán derivarse, según el Patronato municipal de Turismo, «conclusiones generales que asegurarán que los trabajos que se propongan se ajusten a una planificación integral favoreciendo que la recuperación del bien cultural sea un hecho rentable» tanto para la ciudadanía como para el Ayuntamiento de Alicante.

El equipo redactor del Plan Director tendrá que estar compuesto por, al menos, un arquitecto, un ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, un licenciado en Geografía e Historia, un arquitecto técnico y un especialista en actividades y promoción turística. Además, ante la complejidad técnica del documento, estos profesionales pueden sumar la colaboración de un licenciado en Derecho, ingenieros industriales, de Telecomunicaciones y agrónomos, además de un graduado en Ciencias Ambientales.

Compartir el artículo

stats