Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanguino reaviva la guerra interna al desoír un mandato de la Ejecutiva local del PSOE

El portavoz socialista antepone sus propuestas plenarias y las impulsadas por el entorno de Berruti y los «sanchistas», familias enfrentadas a la actual dirección en Alicante, al encargo oficial de reclamar una calle para Almudena Grandes

El portavoz municipal, Francesc Sanguino, justo detrás del secretario local y concejal socialista, Miguel Millana. | ALEX DOMÍNGUEZ

Sanguino quiere ir a la guerra. Y no lo oculta. Entre las propuestas del grupo socialista para el pleno de enero, no hay ni rastro de la petición de una calle para la escritora Almudena Grandes, recientemente fallecida, pese al mandato que le dirigió la Ejecutiva local hace apenas un mes ante su primera negativa a incluir la petición en el orden del día.

El socialista, desoyendo el encargo del partido, ha preferido anteponer sus propuestas y las de sus «aliados» en el grupo, miembros de familias a su vez enfrentadas a la actual dirección local. Y el movimiento no llega en cualquier momento, sino en la resaca de las elecciones a la dirección provincial, con la victoria de Alejandro Soler, el candidato que se impuso a Toni Francés, el aspirante oficialista respaldado por el PSPV y por la Ejecutiva local, controlada por Franco. El pulso de Sanguino llega, por tanto, en un momento de supuesta debilidad del exsenador.

Una primera iniciativa para que el Pleno encomiende a la Concejalía de Cultura la creación de un gabinete de trabajo para la conmemoración en 2023 del 220 aniversario de la Real Expedición de la Vacuna contra la viruela, una segunda iniciativa para pedir la creación de una mesa de trabajo para diseñar un acto conmemorativo de los represaliados alicantinos en el Holocausto nazi, una tercera iniciativa para apremiar al Ayuntamiento de Alicante a que presente un plan de reformas y mejoras urgentes de los consultorios médicos y una cuarta iniciativa de apoyo a los ganaderos a raíz de la polémica por las palabras del ministro Alberto Garzón sobre las macrogranjas. Cuatro propuestas a las que se suman dos peticiones de comparecencia del alcalde, Luis Barcala, para que explique la solicitud de fondos europeos y el Presupuesto de 2022.

Estas son las seis iniciativas que el portavoz socialista ha registrado para el pleno de enero. No hay ni rastro, por tanto, del mandato de la Ejecutiva local, encabezada por el concejal Miguel Millana, que exigió a mediados de diciembre, por unanimidad, la presentación de una propuesta al Pleno para solicitar una calle para Almudena Grandes. Así, Sanguino decide mirar hacia otro lado ante la petición de la dirección local, reavivando la guerra interna.

Pero no sólo Sanguino rechaza cumplir con la petición de la Ejecutiva. El socialista va más allá en su pulso, ya que ninguna de las seis propuestas registradas (el máximo permitido por grupo) surgen de concejales vinculados a la dirección socialista. De las seis propuestas, tres son impulsadas por el propio Sanguino; una por Manuel Marín, del grupo que en un inicio se autodenominaban «sanchistas», luego «abalistas» y ahora se les conoce como «alejandrinos», y otra por Lara López (hija de José Antonio López Berruti, que se encuentra en pleno enfrentamiento con Franco). La sexta de las iniciativas fue petición del PSPV.

En una defensa que ni busca ni pretende, Sanguino alega que no ha tenido constancia oficial del mandato de la Ejecutiva local. «No he recibido ningún escrito del partido. Cuando pase, hablaré con el secretario general para defender mi postura de que las nuevas calles se debaten en las Juntas de Distrito y no en los plenos. Mientras tanto, me debo a las propuestas de otros compañeros del grupo», explicó Sanguino a preguntas de este diario, que recibió la petición de registrar la iniciativa de una calle para Almudena Grandes (junto a otra de apoyo a la reforma laboral), de manos de una asesora del grupo, antes de cerrarse el plazo para el registro de iniciativas. Ambas se quedaron fuera. Para Sanguino había otras prioridades.

Compartir el artículo

stats