Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Universidades mantiene una Selectividad más flexible en las preguntas por ser un curso covid

La pruebas se celebran esta vez los días 7 al 9 de junio en la primera fase y del 5 al 7 de julio en la repesca. La Comunidad no se ha acogido a la posibilidad ofrecida por el ministerio, también con carácter excepcional, de prolongar los exámenes cuatro días teniendo en cuenta las medidas que exige la pandemia, e incluso de hasta cinco días en las autonomías con lengua cooficial como es el caso. Solo Canarias y Madrid han optado de momento por organizar las pruebas en cuatro jornadas y no tres como venía siendo habitual.

Alumnos de la provincia atienden las explicaciones de un profesor durante una de las pruebas de Selectividad, el pasado mes de junio, en el auditorio de Torrevieja.

Las pruebas de Selectividad de este año, considerado a todos los efectos por las autoridades universitarias un «curso covid», van a mantener las facilidades que se implantaron el año pasado para el alumnado, como es una mayor posibilidad de elección entre las preguntas.

La Conselleria de Universidades asume la propuesta ministerial de mantener el formato de las pruebas anteriores, con su mismo carácter de «excepcionalidad» y, por lo mismo, con las medidas higiénicas de distancia y uso de la mascarilla que exige el covid.

La preparación de las pruebas, en proceso, seguirá estas indicaciones en la Comunidad, de forma que en lugar de elegir entre solo dos opciones en cada examen por materia, lo que obligaba a asumir todas las preguntas que contiene la alternativa escogida, los alumnos van a poder seleccionar las cuestiones que prefieran de cualquiera de las opciones y responder las que escojan de ambas.

Nota

Este sistema que da mayor opciones y también mayores posibilidades de mejorar nota, se implantó hace dos años a raíz de la irrupción de la pandemia y de nuevo se prorroga este curso a consecuencia de la negativa evolución de la pandemia.

Además, este año, a raíz de la puesta en marcha progresiva de la nueva ley educativa, los estudiantes de Bachillerato podrán presentarse a la Selectividad aunque hayan suspendido una materia.

Así lo establece la nueva ley, que permite obtener el título de Bachillerato con un suspenso como algo «excepcional» y siempre que el equipo docente considera que el estudiante ha alcanzado la competencias y objetivos necesarios.

Los supuestos que se incluyen para titular en segundo de Bachillerato con un suspenso apuntan a una asistencia regular a clase, la realización de todos los exámenes del curso, y que la media de las notas en el conjunto de materias de toda la etapa sea igual o superior al 5. De esta forma, y aunque hayan suspendido como máximo una asignatura, se podrán presentar a la Selectividad. 

Calificación

Al respecto, la directora de las pruebas de Acceso a la Universidad en la Universidad de Alicante, Mariola Molina, aclara que el cómputo y calificación de materias de Bachillerato se hará en los institutos, y que a las pruebas de acceso llegarán todos los alumnos con su correspondientes título de Bachiller. «Lo que cuenta es la calificación con la que luego se hace media», indica Molina, independientemente de que se les pase de etapa con una suspensa.

No obstante la directora de las pruebas en la UA estima que el número de alumnos que se espera este año en los exámenes de selectividad es similar al del curso pasado, atendiendo a la matrícula de alumnos que consta en los institutos de la provincia. «Cabe pensar que el número de alumnos que se presente será muy parecido», añade.

El curso pasado los estudiantes que se presentaron a Selectividad superaron ligeramente los 8.500 entre las dos universidades, de Alicante y Miguel Hernández de Elche, una cifra que ya entonces fue calificada de histórica y que, con algún aprobado más de Bachillerato con una suspensa podría incluso ir a más.

Compartir el artículo

stats