Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis de las aguas residuales de Alicante apuestan por una caída sin precedentes de los contagios

Las muestras en la depuradora que da servicio a la mitad sur de la ciudad pasan en una semana de valores superiores a los seis millones a apenas 160.000 unidades - El global de la ciudad cae desde 2,1 millones a 80.000 unidades

Gráfico con los últimos datos informacion.es

El análisis de las aguas residuales de Alicante ofrece unos datos esperanzadores sobre la evolución de la pandemia, que vendrían a confirmar las estimaciones de los expertos que apuestan por una caída rápida de los contagios una vez se alcance el pico de una sexta ola marcada por la variante ómicron.

La última actualización del estudio que impulsa Aguas de Alicante y el Ayuntamiento, con muestras tomadas el pasado 19 de enero, revela una caída sin precedentes de la presencia de material genético de covid en las alcantarillas de la ciudad. En concreto, se pasa de unas cifras globales en la ciudad de 2.184.739 unidades de genoma por litro de agua (ug/l) a apenas 81.474 ug/l. Esta caída se da en las dos depuradoras de la ciudad, tanto en la situada más al norte, Monte Orgegia (34.000 ug/l), como en la que da servicio a la mitad sur del municipio, Rincón de León (160.000 ug/l). La depuradora ubicada en la zona más meridional de la ciudad acumulaba hasta ahora cuatro semanas consecutivas con valores por encima de los cinco millones.

Las últimas cifras son similares a las que se dieron a finales del mes de noviembre, antes de la irrupción de la variante ómicron, que ha multiplicado los contagios, con cifras récord nunca registradas hasta ahora durante los casi dos años de pandemia.

Desde los promotores de un estudio de las aguas residuales, que se impulsó en julio de 2020, subrayan que "los últimos resultados de los análisis de City Sentinel muestran un marcado descenso en las dos depuradoras de Alicante, lo que vendería a confirmar la tendencia que se intuye en los informes de salud pública más recientes".

Este análisis de las aguas, según sus responsables, se ha convertido en una útil herramienta para adelantarse a los cambios en la incidencia de contagios y en la aparición de los brotes que puedan producirse. Una vez que las muestras han sido recogidas y analizadas se transfieren de manera automática a una plataforma digital. El proyecto de Aguas de Alicante y el Ayuntamiento, que se impulsó en verano de 2020, permite visualizar una evolución de la pandemia en la ciudad a partir de fotos fijas relativas a la toma de muestras, que en un principio se realizaban en seis puntos de la ciudad y que desde el pasado mes de septiembre se limitan a las dos depuradoras, con actualizaciones semanales.

Compartir el artículo

stats