Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los contagios de toda la pandemia se han producido en el último mes y medio

Desde mediados de diciembre se han registrado 165.000 casos en la provincia, la mayoría de ómicron - Los expertos sostienen que el elevado número de infecciones en tan poco tiempo favorece que la pandemia pierda intensidad

Un sanitario realiza una prueba PCR.

La sexta ola de la pandemia de covid ha provocado una explosión de contagios nunca vista hasta el momento debido a la irrupción de la variante ómicron. En el último mes y medio Sanidad ha notificado 165.000 contagios en la provincia de Alicante, que suponen el 45% de los 364.500 casos diagnosticados desde que estalló la pandemia hace casi dos años.

Cinco veces más contagioso que la gripe, ómicron es uno de los virus con la expansión más rápida de la historia, según los expertos. En la provincia de Alicante el primer caso de esta variante fue detectado en Elche el 12 de enero y ya es responsable del 80% de los contagios que se producen. En su corta historia ha pulverizado todos los récords de casos, con hasta 9.000 contagios notificados en un solo día. Todo sin tener en cuenta el elevado número de personas que se diagnostican con test comprados en farmacia y que no comunican el positivo a Sanidad puesto que tienen síntomas leves. Estos casos no cuentan para las estadísticas oficiales, por lo que el nivel de contagios puede ser mucho mayor del que reflejan las estadísticas oficiales.

Los expertos

Este elevado número de contagios en un principio estaría jugando a favor de una pérdida de gravedad de la enfermedad por coronavirus y de una mayor inmunidad de la población hacia este virus. «Aunque esta variante parece ser que es más leve que las anteriores, aunque está por demostrar si es menos agresiva porque hay más vacunados, la inmunidad que aporta es igual que el resto de las cepas que hemos tenido del SARS-CoV-2», explica José Miguel Sempere, presidente de la Sociedad Valenciana de Inmunología. De ahí que las personas que se contagian estos días «estén recibiendo el equivalente a una dosis de la vacuna frente al covid y por eso Sanidad, escuchándonos a las sociedades científicas ha decidido retrasar las dosis de refuerzo a los infectados por covid».

Con todo, para este profesional aún es pronto para cantar victoria sobre el fin de la pandemia, o al menos sobre el fin de una pandemia grave, por lo que insiste en no bajar la guardia con las medias de protección, como es la mascarilla y la distancia. Para el epidemiólogo José María López Lozano el elevado número de personas que han pasado el covid más los vacunados llevan a pensar en una menor gravedad, aunque también insiste en no lanzar las campanas al vuelo, «ya que hay muchos países aún sin vacunar y siempre cabe la posibilidad de que se genere una cepa más resistente». El presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Rafael Ortí, cree que con el elevado nivel de contagios que se está produciendo, el virus cada vez irá perdiendo más fuerza «porque la población se va adaptando a él». De manera que este profesional cree que 2022 será el año «en el que podamos empezar a hablar del covid como de una gripe».

Compartir el artículo

stats