Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El covid se ensaña con la provincia: 30.400 ocupados menos que antes de la pandemia

Mientras Alicante sigue lejos de regresar a las cifras de empleo de 2019, el conjunto de España ya alcanza los niveles previos a la Gran Recesión - La industria y los servicios son los sectores a los que más les está costando recuperarse

Empresa metalúrgica ubicada en el municipio de Xixona.

La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto terrible sobre la economía española, pero, a la vista de los últimos datos, parece más que evidente que se ha ensañado de una manera especial con la provincia. Y es que, mientras el conjunto del país cerró el año pasado con niveles de empleo previos a los de la Gran Recesión de 2008, Alicante todavía contabiliza 30.400 ocupados menos que antes de la irrupción de la crisis sanitaria. La industria, acosada por el incremento de los costes energéticos, y los servicios, tan vinculados al turismo, son los sectores a los que más les está costando recuperarse. Con todo, la única actividad que mejora sus cifras es la construcción.

La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuatro trimestre de 2021 no deja precisamente en muy buen lugar a la provincia de Alicante. Es cierto que, en comparación al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando se venía de las restricciones más duras para combatir el virus, la cifra de ocupados se ha incrementado en 26.900, dejando el cómputo global en 757.200. El problema, sin embargo, viene cuando se comparan estos datos con los de 2019, antes de que irrumpiera la pandemia, toda vez que se pone de manifiesto que sigue habiendo 30.400 empleos menos que entonces, lo que supone que aún queda por delante un largo camino por recorrer.

El sector que presenta una mayor diferencia es el de la industria, ya que los 103.500 ocupados actuales son 14.900 menos que los que había en 2019. El fuerte incremento de los costes energéticos y de las materias primas han propiciado que el ritmo de recuperación de principios de año se haya ido ralentizando. Una parte importante de esta diferencia, además, está vinculada al calzado, que es la única actividad industrial que todavía presenta cifras de facturación y producción inferiores a las de hace dos años.

Le siguen a continuación los servicios, cuyos 581.000 ocupados actuales suponen 12.000 menos que los que tenían antes de la pandemia. Se trata de la actividad que más afectada se ha visto por las restricciones para frenar el virus, tanto en el comercio como, sobre todo, en la hostelería y el segmento hotelero, tan íntimamente ligados a un turismo que no ha acabado de despegar, sobre todo el extranjero.

El tercer sector que sigue por debajo de las cifras prepandemia es el de la agricultura, que registra en la actualidad 18.700 ocupados tras un descenso de 8.300.

La única actividad que ha logrado mejorar sus datos es la construcción, al alcanzar los 54.000 empleos después de un incremento de 5.100. Las nuevas promociones, impulsadas en parte por la demanda embalsada, han tirado del sector. También las obras de reforma en domicilios particulares.

Tampoco son positivas las cifras de la provincia en lo que respecta al número de parados. En estos momentos son 172.300 las personas que no desarrollan ningún tipo de actividad laboral, lo que viene a representar 25.800 más que en el mismo trimestre de 2019.

La situación es todavía más preocupante si se compara con la que atraviesa el conjunto de España. Y es que en la actualidad hay en el país un total de 20.184.900 personas con algún tipo de empleo, lo que supone el mejor dato desde 2007, justo antes de que irrumpiera la conocida como Gran Recesión, provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Pese a que Alicante no ha contribuido, hay que indicar que la Comunidad Valenciana tiene en estos momentos 9.400 ocupados más que antes de la crisis sanitaria, lo que la ha situado en 2.115.800. Ello ha sido gracias, básicamente, a la provincia de Valencia, que ha ganado 43.400. También Castellón ha perdido empleos, en este caso 3.400.

Cabe reseñar, en este sentido, que del medio centenar de provincias que tiene España, solo hay 18 que todavía no han conseguido recuperar los niveles de ocupación de antes de la pandemia, entre ellas, la de Alicante. En esta relación se incluyen territorios en los que, al igual que en el caso alicantino, el turismo tiene un gran peso económico. Este es el caso de Santa Cruz de Tenerife y Baleares o, también en parte, Tarragona. El resto son provincias con menos población, como Teruel, Zaragoza, Ávila, León, Segovia, Soria, Valladolid, Guadalajara, Lleida, Castellón, Badajoz, La Coruña o Lugo.

Desde el sindicato CC OO, su secretario de Empleo en l’Alacantí-Les Marines, José María Ruiz Olmos, llama precisamente la atención sobre el hecho de que Alicante se encuentra todavía lejos del empleo anterior a la crisis sanitaria, al tiempo que destaca que la mejora que se ha registrado durante 2021 ha beneficiado mayoritariamente a los hombres, que acaparan el 75,5%. De hecho, mientras ahora hay 11.300 hombres menos en paro, se computan 7.600 mujeres más.

También hace referencia a esta cuestión la secretaria de Empleo de UGT en la misma demarcación, Yolanda Díaz Serra, quien, por otro lado, espera que el reciente acuerdo alcanzado entre los sindicatos, la patronal y el Gobierno en materia laboral sirva para combatir los elevados niveles de temporalidad y reparar buena parte de los efectos lesivos que, añade, tuvo la anterior reforma del PP.

Por su parte, el director de Economía y Análisis de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Ricardo Miralles, subraya el buen comportamiento que ha tenido el incremento de la ocupación en la Comunidad en el último trimestre del año que acaba de finalizar, pese a que a Alicante no le ha alcanzado para recuperar las cifras prepandemia.

También el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, se centra en esta cuestión, enfatizando que la mejora del empleo registrada en territorio valenciano durante el último ejercicio, con 32.200 nuevos puestos de trabajo, supone el mayor incremento que se a podido contabilizar desde el año 2008.

Compartir el artículo

stats