Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta por la falta de agua en la provincia: Los embalses, al 28% de su capacidad

El Consorcio de Aguas de la Marina Baixa advierte de que el precio del abastecimiento subirá un 25% si es necesario recurrir a las desalinizadoras

El embalse de Beniarrés es el que está más lleno de la provincia, pero no llega a la mitad de su capacidad. JUANI RUZ

La provincia de Alicante podría entrar en alerta ante la falta de lluvias por primera vez en más de cinco años. En los últimos dos años, ha caído desde el cielo el agua equivalente a la que debería de haber llovido en uno solo. Esta situación ha provocado que todos los embalses de la provincia solo tengan lleno un tercio de su capacidad, sin que ninguno llegue siquiera al 50%.

Según Jaime Berenguer, director técnico del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa, la situación es "preocupante". Berenguer asegura que lo único que puede salvar esta situación es "la naturaleza de que llueva en primavera con los temporales de Levante. Sin un fenómeno de este tipo la situación será complicada ya no solo para esta comarca sino para toda la provincia".

Unos embalses vacíos pueden repercutir directamente en el precio del agua. Cuando los pantanos se encuentran en este estado, las desalinizadoras juegan un papel fundamental en el abastecimiento de agua. El problema este año es, como apunta Jaime Berenguer, que la subida del precio de la electricidad puede provocar, a su vez, una subida en el precio del agua: "Las desalinizadoras son instalaciones industriales que complementan a los embalses, pero su peso energético es del 70%. Dado que el precio de la energía se ha duplicado o triplicado en el mercado, va a ser un año complicado, ya que el precio del agua podría incrementarse en torno al 25%. Algo peor para todos los municipios que la necesiten demandar".

La demanda de abastecimiento por parte de los municipios es, por el momento, baja. Según Berenguer, esto hace que los embalses "no hayan evolucionado a peor". La poca demanda de abastecimiento se debe a la actual ola de covid, asegura Berenguer, ya fue entre los meses de octubre y noviembre cuando comenzó a disminuir: "Si estuviéramos en sequía, podría ser una situación peor".

"La situación es preocupante. Lo único que puede salvar la situación son los temporales de Levante en primavera. Sin un fenómeno de este tipo la situación será complicada para la provincia".

Jaime Berenguer - Director técnico del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa

decoration

Los datos de los embalses son los peores en los últimos tres años. Según la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), los tres embalses de la Marina Baixaa y el Serpis están al 43% de su capacidad. El de Beniarrés es el único que se acerca a la mitad de su capacidad, con 13,3 hectómetros cúbicos de agua de los 27 que puede llegar a recoger. Sin embargo, Guadalest, lleno solo al 41%, y Amadorio, con un 34% de su capacidad total, presentan peores registros. Estos datos contrastan con los del resto de los embalses que pertenecen a la CHJ, que superan en su mayoría la mitad de capacidad y algunos, como los que pertenecen al sistema del Turia, sobrepasan de manera amplia el 80% de agua que pueden almacenar.

El pantano de Guadalest, hace dos semanas. DAVID REVENGA

La mitad sur de la provincia se encuentra, si cabe, en peor situación. El embalse de La Pedrera solo acumula el 26% de su capacidad total, mientras que en el de Crevillent el agua solo da cabida al 23% del pantano. Una situación similar a la de la provincia de Murcia, cuyos embalses presentan un 22% de agua embalsada.

Estas cifras son las peores de los últimos tres años. El año pasado, en la misma semana, los embalses de la provincia se encontraban al 55% de su capacidad, mientras que en 2020 se encontraban al 83%. En 2019 también se encontraban a un tercio de su capacidad, pero es la primera vez que la CHJ ofrece unos datos tan bajos desde los años 2015 y 2016, que fueron especialmente secos.

La Marina Baixa se encuentra en situación de prealerta desde octubre del pasado año ante la falta de lluvias. Aseguran desde el Consorcio de Aguas de la comarca que, si la lluvia no corrige en primavera esta situación, se podría llegar al estado de alerta, el cual no se alcanza desde hace más de cinco años.

Sin previsión de lluvias

La actualización de la predicción semanal de anomalías de precipitación y temperatura presenta un panorama anómalamente seco y cálido hasta final de mes en España. Este es uno de los inviernos más secos de toda la serie climática. Los montes empiezan a presentar estrés hídrico y la provincia solo acumula un tercio de agua embalsada respecto a la capacidad de almacenamiento total, unos 315 hectómetros cúbicos. Los embalses de la provincia de Alicante suman únicamente 90 hectómetros cúbicos de agua, un 28,6% de la capacidad, que representa además una caída respecto a la semana anterior de más de medio punto.

"Los datos del agua embalsada son inquietantes si los extrapolamos a la última década, ya que nos encontramos 17 puntos por debajo de la media".

Lluís Francés - Geógrafo de la Universidad de Alicante

decoration

Para Lluís Francés y César Donado-Mazarrón, geógrafos formados en la Universidad de Alicante, hay motivos para preocuparse: "Con los datos encima de la mesa observamos que la misma semana del año pasado los embalses estaban cinco puntos por encima que este año y es más inquietante si lo extrapolamos a la media de los últimos 10 años, ya que nos encontramos casi 17 puntos por debajo del agua embalsada".

"En los datos observamos que, en la misma semana del año pasado, los embalses estaban cinco puntos por encima que este año".

César Donado-Mazarrón - Geógrafo de la Universidad de Alicante

decoration

En el resto de la Comunidad Valenciana, los embalses se encuentran en torno al 50% de su capacidad de agua embalsada. Sin embargo, en la mitad sur peninsular, la media de los embalses está por debajo del 40%.

Situación de los embalses de la provincia de Alicante.

Situación de los embalses de la provincia de Alicante. METEOVINALOPÓ

Y es que las lluvias se hacen de rogar porque apenas ha llovido desde el inicio del año agrícola, el 1 de septiembre. La estación Meteorológica de Pinoso tiene contabilizado desde septiembre 55,3 milímetros de agua. El resto de estaciones presentan los siguientes datos: Villena 92,2; Novelda 46,4; Alcoy 98,6; Benidorm 92,2; Alicante 108,1; Rojales 108,6 y Orihuela 61,2. En discordancia está la Marina Alta: Xàbia lleva acumulados desde septiembre 406,4 mm y Pego 388,4. Otras estaciones que registran buenas cifras son la de Elche, con 157,6 milímetros o la del Aeropuerto de Alicante, con 193,7. Todo ello lleva a los integrantes de MeteoVinalopó a aventurar que "muchos puntos de la provincia de Alicante podrían tener el invierno más seco de la serie climática".

Compartir el artículo

stats