Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las compañías aéreas prevén mover 12,3 millones de turistas este verano en la Costa Blanca, un 4% más que antes de la pandemia

El aeropuerto de Alicante-Elche tiene programados este fin de semana 365 enlaces, más de cien con ciudades del Reino Unido

Un grupo de pasajeros en el aeropuerto de Alicante-Elche, que tiene ya operativos al cien por cien todos sus servicios

El aeropuerto de Alicante-Elche remonta el vuelo. Las compañías aéreas que operan en el aeródromo provincial han comunicado a Aena que la previsión para la temporada alta aeronáutica, que va de abril a finales de octubre es mover un total de 12,3 millones de pasajeros, lo que supone un 4% más que en la temporada de verano de 2019, la mejor de la historia un año antes de que estallara la pandemia. Por tráficos, el crecimiento de las plazas ofertadas en el mercado nacional (gran aumento de las conexiones con Canarias) será del 28%, con 1,7 millones de plazas. A nivel internacional el crecimiento será del 2%, con 10,6 millones de asientos respecto a la temporada alta, incluido el verano, de 2019. Comienza a confirmarse, por lo tanto, lo que los expertos consideran una recuperación turística en forma "v". Es decir, que el turismo se hundió con rapidez por la consecuencias del covid, pero también puede recuperarse muy rápido, como lo demuestra el dato: en las últimas dos semanas el ritmo de reservas ha crecido hasta un 200% en los departamentos de las cadenas hoteleras de la provincia, tanto del mercado extranjero como el español.

La terminal ha arrancado 2022 atendiendo a 474.000 pasajeros en enero, un 500% más que en el mismo mes de 2020, aunque aún un 40% por debajo de 2019, el mejor año de para la historia del turismo. No obstante, las previsiones de Aena y del sector turístico de la Costa Blanca son buenas. Los enlaces que se mantienen operativos tienen ya una ocupación del 90%. Destacan, sobre todo, lo datos de pasajeros procedentes del Reino Unido, que crecen día a día tras la decisión del Gobierno británico de levantar todas las restricciones sanitarias a los viajes, y se espera una "explosión" de vuelos de cara al verano.

La compañía inglesa Jet2.com ya anunciado, por ejemplo, que entre abril y octubre moverá unos 410.000 turistas, el 80% de los que movió en 2019. Por otro lado, 10.792 trabajadores de las agencias de viaje que seguían en ERTE, de los que 300 son alicantinos, respiran con alivio esta semana tras anunciar el Gobierno la prolongación de esta figura de protección laboral hasta el mes de junio, cuando se espera que la recuperación turística haya cogido velocidad de crucero si no hay la evolución de la pandemia sigue controlada.

De momento, no obstante, las noticias que llegan desde el aeropuerto son positivas. Este fin de semana (viernes y sábado), el aeropuerto tiene programados un total de 365 vuelos, de los que 108 son con origen en el Reino Unido. La cifra representa el 80% de los programados en el mismo fin de semana de 2019. A ello se suma que muchas puntas del tráfico aéreo son ya similares a las de 2019. La terminal está completamente operativa con las 29 puertas de embarque abiertas, diez filtros de seguridad con sus correspondientes escáneres y también ha recuperado ritmo la hostelería.

El aeropuerto de Alicante-Elche /Miguel Hernández habrá operado en la temporada baja que arrancó en octubre y finaliza el próximo 26 de marzo un total de 27.800 vuelos, lo que ha supuesto una inyección de cinco millones de pasajeros. Tanto Aena como los expertos en tráfico aéreo consideran que los datos son buenos, ya que el descenso en relación al invierno de 2019 ha sido tan solo del 2%. Es decir, el aeropuerto ha logrado mantener, prácticamente, la programación de la temporada baja del mejor año de la historia y espectacular en relación al invierno pasado, cuando la terminal tuvo jornadas sin apenas vuelos y estos fueron, básicamente, de repatriación de los turistas o de emergencia.

Reino Unido sigue siendo el destino con más plazas ofertadas, 1,5 millones, lo que supone un descenso del 15%, que se compensa con los crecimientos del mercado español, Países Bajos, Italia, Bélgica y Dinamarca. Un dato significativo es que la compañía inglesa Jet2.com, vinculada al turoperador Jetholidays, mantenga su apuesta por al Costa Blanca enlaces con Belfast, Birmingham (diario), Edimburgo, East Midlands, Glasgow, Manchester, Leeds (diario), Newcastle y Londres.

Por su parte la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que engloba a buena parte de las aerolíneas del mundo, insiste en su llamamiento para eliminar las barreras a los viajes en avión, en un momento en el que la incidencia del covid está cayendo. Cerca de 300 compañías aéreas, entre ellas todas las que operan en Alicante, que forman parte de la IATA reclaman el fin de las cuarentenas y los test obligatorios para los viajeros vacunados, así como la retirada de las prohibiciones de viajar desde o hacia determinados territorios.

La asociación subraya que el progresivo levantamiento de restricciones ya se está notando en el sector, que en dos semanas ha visto cómo aumentaba la demanda de billetes. En los días alrededor del 25 de enero la demanda de billetes era equivalente a un 38% de la que había en esa misma época de 2019 (IATA prefiere comparar los datos con la situación previa a la crisis sanitaria), mientras que el 8 de febrero ya se aproximaba a la mitad de las cifras prepandemia (49%).

"El salto en ventas se produce a medida que más gobiernos anuncian relajaciones de sus restricciones de viajes", señala IATA, que destaca que 18 de los 50 principales mercados aéreos ya están abiertos completamente a pasajeros vacunados. Australia, Francia, Reino Unido, Suiza y Suecia forman parte del grupo de países que han relajado recientemente sus requisitos de entrada, mientras que otros importantes mercados aún los mantienen, caso de China, Japón, Rusia, Indonesia o Italia. "Aunque hay un impresionante progreso, el mundo sigue lejos de los niveles de conectividad que tenía en 2019", destaca el director general de IATA, Willie Walsh, quien insiste en que las restricciones a los viajes en avión no sirvieron para detener la transmisión del coronavirus pero tuvieron un grave impacto económico. "Debemos aprender a vivir y a viajar en un mundo que tendrá riesgos vinculados con el covid en el futuro próximo", asevera el directivo.

ERTE para las agencias de viajes

Por otro lado y en relación a los ERTE en el turismo, figura para la protección del empleo que concluye el próximo día 28, el Gobierno ha decidido activar un nuevo esquema de expedientes de regulación temporal de empleo previsto en la reforma laboral, pero manteniendo el mismo nivel de prestaciones en los de fuerza mayor y aprobando un ERTE sectorial específico para las agencias de viajes.

El Gobierno ha trasladado a los agentes sociales que no prevé prorrogar el actual esquema extraordinario de ERTE, sino pasar ya a al modelo pactado en la reforma laboral, en vigor desde el 30 de diciembre. El Ejecutivo garantiza el mantenimiento del nivel de prestaciones en los ERTE de fuerza mayor que se mantengan y la activación de un mecanismo sectorial para agencias de viajes, donde siguen en ERTE 11.000 trabajadores, el 28,9% del total de empleados de ese sector.

La Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave) valora de manera "muy positiva" la intención del Gobierno de activar un expediente de regulación temporal de empleo específico para las agencias, una medida "clave para la salvación de la mayoría" de ellas. En un comunicado, la patronal del sector recuerda que un tercio de los empleados de las agencias de viajes continúa en ERTE. Por ello, asegura que esta medida "permitirá a las empresas del sector aguantar hasta la reactivación real de la actividad turística, que se ha visto truncada en repetidas ocasiones debido a las sucesivas olas de la pandemia".

Más de la mitad de los 105.043 trabajadores que se encontraban en ERTE al final de enero eran del sector turístico y hostelería, y concretamente 11.015 correspondían a agencias de viajes. Acave explica que el mecanismo que pretende aprobar el Ejecutivo evitará que el porcentaje de agencias de viajes que han tenido que cerrar por la pandemia, que actualmente se sitúa en el 15%, aumente hasta el 25%. De momento, nada se sabe de la situación de los trabajadores de la hostelería y los hoteles.

Bonoviaje

Por otro lado, el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, ha presidido la reunión de la Comisión de Seguimiento del Bono Viaje, en la que participan las principales asociaciones autonómicas de alojamiento turístico y agencias de viaje; y en la que se han presentado los resultados de los primeros dos meses desde la puesta en marcha del Bono Viaje 2022. Turisme Comunitat Valenciana ha registrado durante los primeros dos meses del programa Bono Viaje 2022 un total de 7.959 reservas para viajar en el primer periodo del programa, del 17 de enero hasta el 31 de mayo.

Según ha avanzado el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, "durante este primer periodo del programa Viatgem Comunitat Valenciana se han inscrito un total de 66.460 usuarios y hemos distribuido ya 11.500 bonos, cifra que cada semana se va incrementando con nuevos envíos". Colomer destaca que "el proceso de cita previa para esta edición del programa ha permitido gestionar la demanda de una forma más adecuada y sin bloqueos, y esto ha permitido un arranque del programa más positivo y dinámico".

Los solicitantes del programa de Bono Viaje 2022 pueden elegir entre una estancia corta con un mínimo de dos noches consecutivas optando por un 50% de descuento de hasta 400 euros o una estancia larga con un mínimo de 5 noches consecutivas en cuya opción optarían a un 60% de descuento de hasta 600 euros.

Destacar que la mayoría de las reservas que se han realizado durante los primeros dos meses del programa Bono Viaje 2022, el 85%, corresponden a reservas para corta estancia con un total de 6.923 reservas, mientras que las reservas de larga estancia (mínimo de 5 noches consecutivas) se cifran en 1.036. Respecto al importe medio por reserva, cabe resaltar que en el caso de las de corta estancia se cifra en 540,67 euros, y en el caso de la estancia larga supera los 860 euros.

Colomer ha señalado que "hay que tener en cuenta que durante estos primeros dos meses desde que se ha puesto en marcha el programa, todavía nos movemos en una situación de incertidumbre sanitaria, pero todo indica que mejorará a partir de la primavera". Esta nueva edición del Bono Viaje cuenta con un presupuesto inicial de 15 millones de euros, y se prevé que puedan beneficiarse 100.000 usuarios.

El programa Bono Viaje 2022 cuenta con 1.024 empresas adheridas (455 de la provincia de Alicante, 201 de Castellón y 368 de València). Cabe resaltar que las empresas adheridas van desde agencias de viajes, hoteles, bloques o conjuntos de apartamentos turísticos, campings, alojamientos rurales y empresas gestoras de viviendas de uso turístico, todas ellas inscritas en el Registro de Turisme Comunitat Valenciana. Francesc Colomer recuerda que "los usuarios del bono Viatgem CV pueden contratar, además de alojamiento, diferentes experiencias turísticas culturales, de naturaleza, de turismo activo o gastronómicas para hacer más completa la experiencia".

Compartir el artículo

stats