Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Declaran nula una polémica convocatoria para profesor en el Conservatorio de Danza tras las reclamaciones de los alumnos

Una estudiante obtuvo la puntuación más alta pese a que no podía presentarse. El director asegura que esa cláusula era "interpretable" y que la candidata es "una profesional con un bagaje de años"

Un grupo de alumnos practica en el Conservatorio Superior de Danza de Alicante. HÉCTOR FUENTES

El Conservatorio Superior de Danza de Alicante ha declarado desierta la convocatoria para contratar a un nuevo profesor de danza social tras las protestas de los alumnos sobre cómo se ha realizado el proceso. La persona que, en principio, había obtenido la plaza era una alumna de cuarto curso del Conservatorio. Que los alumnos se pudieran presentar estaba en entredicho. Diana Simarro, representante de los alumnos, asegura que una de las cláusulas de la convocatoria era que no se podían presentar como candidatos quienes todavía fueran alumnos. Manuel Manzanaro, director del centro, asegura que esa cláusula era "interpretable".

La plaza se abrió después de que uno de los profesores especialistas en danza social dimitiera durante el curso dejando 10 horas libres que había que cubrir, la mayoría de su especialidad. Entre los candidatos se encontraban varios profesionales que contaban con más de una década de experiencia en el ámbito de la danza social, una rama artística que se asemeja al baile deportivo y que el único centro nacional que la imparte es el alicantino. Los alumnos defienden que no podían presentarse. Sin embargo, la versión del Conservatorio es otra: "Era una cosa interpretable. Si preguntas a diez personas, cinco te van a decir una cosa y cinco otra. A mí me pasó, yo tenía una opinión, otros otra y así todo", ha comentado Manzanaro. Aunque sostiene que la intención del tribunal era que los alumnos sí pudieran presentarse y que, de cara a futuras convocatorias, "no pasará porque se reescribirá".

Uno de los motivos que molestan a los alumnos es el modo de realizar las pruebas. De entrada, en el tribunal no participó la única profesora especialista en danza social. Los estudiantes también protestan porque en un principio se les negó el acceso a las pruebas, algo que niega con rotundidad Manzanaro, quien asegura que las pruebas "fueron abiertas" desde el principio excepto para la deliberación.

"La contratación era improcedente porque había tres reclamaciones abiertas de candidatos".

Diana Simarro - Representante del alumnado

decoration

Como resultado de las mismas, el tribunal propuso contratar a la candidata que más puntuación había obtenido, la mencionada alumna de cuarto curso. Una decisión cuyo único rechazo fue el voto de los estudiantes, representados por Diana Simarro, quien afirma que su negativa se debe a que la contratación era "improcedente" porque había "tres reclamaciones abiertas de candidatos".

Unas reclamaciones que admiten haber recibido tanto la dirección del conservatorio como la del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana (ISEACV), el organismo al que pertenece el centro. Manzanaro confirma que recibió una reclamación y que la admitieron al consejo del centro pero que él, personalmente, no quiso "darle curso" porque "eran alusiones directas a uno de los candidatos" y "tenía defectos de forma, planteamiento y contenido". Una postura similar a la que mantiene Inmaculada Sánchez, directora del ISEACV, quien deja caer lo siguiente: "Puedo haber recibido correos electrónicos a los que no he contestado porque no me corresponde", a lo que añade que "tienen que mandarme un recurso".

"La alumna que fue propuesta para cubrir la plaza es una profesional con un bagaje de años".

Manuel Manzanaro - Director del Conservatorio Superior de Danza de Alicante

decoration

Desde la dirección del centro apuntan, además, que la valoración de los perfiles no depende exclusivamente del currículo de los candidatos. Manzanaro asegura que el "perfil profesional" es importante y que la alumna que originalmente fue propuesta para cubrir la plaza "es una profesional con un bagaje de años". Defiende el director del centro que el conservatorio cuenta con alumnos inexpertos pero también con profesionales que quieren obtener la titulación oficial que no tienen. En cuanto a las características que debe de tener un docente, comenta que "no es una prueba para entrar en una compañía de ballet" por lo que "es importante no solo que sea buen profesional sino que tenga aptitudes pedagógicas". Asegura, además, que el tribunal juzgó a los candidatos con "un sistema de rúbricas" en el que ciertos "ítems" suponían una puntuación para valorar las pruebas del "modo más científico posible".

"Puedo haber recibido correos electrónicos a los que no he contestado porque no me corresponde".

Inmaculada Sánchez - Directora del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana

decoration

Finalmente, el proceso se ha declarado nulo. La solución indigna a los alumnos, quienes aseguran que esta decisión es respuesta a la inspección que iba a mandar la Conselleria de Educación. Además, protestan porque "han declarado la convocatoria desierta" cuando "el segundo candidato sí cumple los requisitos". La solución que ha encontrado el centro es subir las horas a otra profesora, una especialista en danza clásica, modalidad que no es similar a la danza social. Algo en lo que coinciden alumnos y centro. Manzanaro confirma que la solución no es ideal porque la profesora "no es especialista" pero que las opciones eran esa o "que el alumno se quede en casa". Añade además que no es un desenlace que haya "buscado el conservatorio sino Conselleria", con el objetivo de "garantizar el derecho a la educación". Una versión que contradice a la del ISEACV, ya que según su directora la resolución la hace el consejo del centro y a ellos les dijeron "que se quedaba desierta la convocatoria porque una profesora interina podría cubrir las horas".

Pese a todo, Manzanaro justifica la decisión por el "poco tiempo" ya que la dimisión del anterior profesor sucede en medio del curso y no se ha podido buscar una solución de la misma manera que si hubiera sido en verano. Añade, además, que se quiso reunir el martes con los alumnos para explicarles el proceso, aunque estos lo niegan, y apunta que "muchas reclamaciones las hago mías porque somos nosotros los que tenemos que garantizar el derecho a la formación". Repetir la convocatoria, asegura el director, habría sido "inviable" porque el proceso se habría alargado al menos un mes. Sin embargo, desde el centro no tienen pensado abrir una convocatoria para cubrir la plaza el próximo curso "de momento", excepto si ISEACV o Conselleria así lo solicitan.

Compartir el artículo

stats