Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan a 20 desguaces de Alicante por un presunto delito contra el medio ambiente

Las empresas habrían emitido a la atmósfera el equivalente a 4.000 toneladas de dióxido de carbono, además de haber cometido otras irregularidades

Uno de los treinta desguaces investigados por la Policía de la Generalitat.

La Policía de la Generalitat ha detectado irregularidades en 20 empresas de desguaces de Alicante por un presunto delito contra el medio ambiente, al emitir de forma incontrolada cerca de tres toneladas de gases fluorados, lo que equivale a 4.000 toneladas de dióxido de carbono.

El grupo de medioambiente de la unidad adscrita a la Generalitat ha estado inspeccionando, desde septiembre de 2021, a varias empresas de la provincia al sospechar que estaban realizando emisiones de gases refrigerantes procedentes de vehículos que iban a ser dados de baja. En total, se han inspeccionado 30 empresas detectando irregularidades en 20 de ellas. Entre las deficiencias observadas: la falta de la pertinente autorización de la Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica para descontaminar vehículos, carecer de los documentos que acrediten la retirada de residuos por los gestores autorizados, la falta de titulación necesaria para manipular gases refrigerantes, la falta de presentación de memorias anuales a la Administración o la existencia de procedimientos irregulares en la descontaminación.

Se abren diligencias policiales

Los agentes de la unidad adscrita a la Generalitat han abierto diligencias policiales contra nueve personas por falta de documentación, declaraciones de empleados y evidencias obtenidas durante las inspecciones. Diligencias que se encuentran desde principios de febrero de 2022 en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante, ya que los desguaces están obligados a extraer los residuos de forma correcta, almacenarlos y entregarlos a un gestor autorizado. Entre los más contaminantes se encuentran los gases procedentes del sistema de refrigeración, concretamente, el 'R134a', que produce un gran impacto negativo sobre el efecto invernadero y el calentamiento global.

La Policía de la Generalitat ha contado con la colaboración de la Fiscalía de Medio Ambiente, el Servicio de Inspección Medioambiental y el Servicio de Prevención, Reutilización y Fomento del Reciclaje, ambos de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

Compartir el artículo

stats