Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veinte mil jóvenes alicantinos se beneficiarán del nuevo bono para ayudar al pago del alquiler

El precio medio del alquiler en la provincia ronda los 600 euros y la ayuda será de 250 euros al mes. Pueden beneficiarse personas entre 18 y 35 años

Una joven trabaja en un apartamento de alquiler con vistas al castillo de Santa Bárbara en Alicante Manuel R. Sala

El Ministerio de Transportes y Agenda Urbana transferirá al Consell un total de 45 millones de euros entre este este año y 2023 para financiar el bono para ayudar al pago de la renta a los alrededor de 20.000 alicantinos menores de 35 años, que viven de alquiler en la provincia de Alicante, de un colectivo formado por más de 60.000 personas, según fuentes de la Diputación y el sector inmobiliario. El Ministerio destina también otros 164 millones de euros en la Comunidad Valenciana hasta 2025 para fomentar la construcción de VPO y pisos destinados alquiler a cuenta del nuevo Plan Vivienda.

El joven de entre 18 y 35 años que reciba la ayuda de 250 euros para el alquiler tendrá que acreditar por cualquier medio admitido en derecho el pago de la renta, o del precio de la cesión de todas las mensualidades en las que haya recibido la subvención, como consta en el artículo 16 del decreto. Esta justificación del bono del alquiler para jóvenes deberá realizarse con una periodicidad mínima semestral, y en el plazo máximo de tres meses desde la finalización del último mes natural en el que se recibió la subvención. La ayudas se tramitan a través de la Generalitat y el plazo para pedirla se abrió a principios de febrero, aunque hasta esta semana no había disponibilidad financiera. Los ingresos del solicitante no deben superar los 24.318 euros brutos al año, tres veces el Iprem, que en 2022 está en los 6.458 euros.

Un joven mira un cartel con ofertas de viviendas en Alicante Manuel R. Sala

La vivienda alquilada tendrá que ser la residencia habitual de la persona solicitante del bono joven para el alquiler y también es necesario estar empadronado en la calle donde está el edificio. La cuantía máxima del alquiler será de 600 euros al mes para casos especiales y según las zonas de la ciudad donde se encuentre el piso, aunque la Generalitat puede ampliar este límite a los 900 euros.

Sí el solicitante se encuentra en una vivienda donde paga el alquiler de una habitación, el precio máximo no puede superar los 300 euros al mes, cantidad que las comunidades podrían aumentar hasta 450 euros. El bono joven del alquiler es una prestación económica individual, por lo que también podrán solicitarla aquellas personas que compartan una vivienda en alquiler.

Jóvenes, parejas, familias monoparentales y personas que viven solas son, en estos momentos, los colectivos más vulnerables a la hora de encontrar una vivienda en la provincia, tanto para alquilar como para aquellos que se pueden permitir la aventura de comprar un piso, según el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante. Y es que el tamaño es clave para las personas que deciden alquilar un piso porque, en general, optan por un piso pequeño, debido a motivos relacionados con la movilidad laboral o, por aquello de empezar una nueva vida.

Una escasez de oferta directamente relacionada con el parón que sufrió el sector de la construcción de viviendas durante la crisis inmobiliaria. No hay mercado y, por lo tanto, se produce tensión en los precios hasta el punto de que el piso más demandado para alquilar -dos habitaciones, cocina, salón y un baño- no existe, o, si se encuentra, el precio de la renta mensual puede alcanzar hasta los 800 euros al mes en función de la zona. Por supuesto, en primera línea del mar, imposible.

Los precios de alquiler no han dejado de crecer en los últimos años. Detrás de este incremento de precios se esconden diferentes causas, como el auge de las viviendas turísticas o las dificultades que hay para acceder al mercado hipotecario. Pero no todo el mundo tiene bolsillo para desembolsar cada mes este dinero, o bien no cumple con los estrictos requisitos que los dueños exigen. «Quienes peor lo pasan son las personas que llegan a la provincia en busca de trabajo, sobre todo en el sector de servicios como la hostelería, y carecen de contratos o avales», afirma desde el colectivo de los API. Los jóvenes con contratos temporales y precarios se topan con muchos problemas de acceso al alquiler y jubilados con pensiones mínimas, «ya que los propietarios rechazan alquilar por miedo a los impagos».

La Conferencia Sectorial de la Vivienda ratificó este miércoles sin ningún voto en contra ni abstención, el reparto de 1.843 millones de euros, de los que 1.443 millones son para las subvenciones del Plan Estatal para el acceso a la vivienda 2022-2025; y los otros 400 millones son para las subvenciones del Bono de Alquiler Joven para este año 2022 y 2023 (200 millones para cada ejercicio).

La semana pasada el Consejo de Ministros había aprobado la propuesta de distribución tanto del Bono Alquiler Joven como del nuevo Plan Estatal. Durante la reunión de con las comunidades y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, la ministra subrayó que la intención es poner en marcha lo antes posible las ayudas del Bono de Alquiler para Jóvenes de hasta 35 años, así como seguir avanzando en la tramitación del Plan Estatal para el acceso a la vivienda 2022-2025 para suscribir los convenios de colaboración en el menor plazo posible. Tal y como ha argumentado, es necesario y urgente.

Los Presupuestos Generales del Estado de este año contemplan la mayor partida destinada a vivienda de la historia, con 3.290 millones de euros, frente a 475 millones dispuestos al inicio de la legislatura.

Se están articulando las ayudas a la rehabilitación de viviendas, edificios y barrios con 4.400 millones de euros con cargo al plan de recuperación, y ha subrayado que en los próximos cuatro años se va a destinar a vivienda en torno a 10.000 millones de euros.

Andalucía es la comunidad que más fondos recibirá (17,1 %), seguida de Madrid (15,9 %), Cataluña (14,5 %) y la Comunidad Valenciana (11,4 %).

Compartir el artículo

stats