Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo advierte de que este año no será el de la recuperación y centra su objetivo en evitar cierres

La subida del petróleo y la electricidad, y las llamadas al ahorro por la crisis de la guerra han derrumbado un 70% las reservas para el verano

Turistas del Imserso haciendo gimnasia en la playa de Levante de Benidorm esta semana David Revenga

La subida del petróleo, y la incertidumbre que provoca una guerra que está durando más de lo previsto, y que ha desatado todas las alarmas sociales, han parado, de golpe, en los últimos diez días, las reservas turísticas en la Costa Blanca de cara al próximo verano, justo cuando los hoteleros habían recuperado la esperanza y se está produciendo la reapertura de muchos establecimientos. La ocupación está garantizada hasta Semana Santa, no ha habido cancelaciones como sucedía con las olas del covid, pero la patronal advierte de que este año no será ya el de la recuperación. El objetivo se centra ahora en evitar cierres y no perder dinero para afrontar el invierno. ¿La esperanza? España es uno de los países europeos más alejados del conflicto y hay muchos europeos y españoles que llevan ya dos años sin tomar vacaciones, aunque "también emprobreciéndose un poco más cada día por la subida de los precios", apunta Nuria Montes, secretaria general de Hosbec.

Es decir, se renuncia a los beneficios a la espera de cómo evolucione la invasión de Ucrania. “Con el precio del petróleo y la electricidad por las nubes y sin control y, con las recomendaciones al ahorro como pide Bruselas por boca del español Josep Borrell es difícil que suenen los teléfonos. Hace una semana nos entraban cien diarias y esta semana el ritmo se ha reducido un 50% de media desde que Rusia ha invadido Ucrania y en algunos hoteles las puntas son del 80% ”, apuntan fuentes de Hosbec y la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante.

El objetivo, por lo tanto, ha cambiado claramente para este año. Los hoteles aspiran a llegar al próximo otoño sin tener que haber cerrado y enviado a sus trabajadores al ERTE por fuerza mayor o al paro ya que, de momento, la figura que protege laboralmente al personal del sector turístico concluye a final de mes. Los costes, antes de la última subida del petróleo, ya habían subido un 20% y las cadenas hoteleras de la Costa Blanca son conscientes, según han apuntado a este periódico, que resulta imposible repercutir el alza a los clientes. De momento, no obstante, la Semana Santa se presenta bien gracias a los españoles y la próxima semana, coincidiendo con San Patricio, patrón de Irlanda, destinos como Benidorm van a estar casi llenos. La gran incertidumbre es el verano y los dos meses anteriores, mayo y junio. De momento el turismo del Imserso ha vuelto pero tampoco con la intensidad de los años anteriores a la pandemia.

No obstante, si hubiera una resolución rápida del conflicto entre Rusia y Ucrania la reactivación sería también rápida, como se ha visto tras el control de la pandemia. Lo que se no se le ha quitado a nadie es las ganas de viajar”, subrayan desde la patronal. "Nadie quiere cerrar y prescindir de personal pero el margen de beneficio ahora mismo es cero porque no se puede bajar calidad", subraya Nuria Montes.

El barril de Brent ha pasado de los 79 dólares del inicio de año cifras cercanas a los 130, y el fuel para aviones se ha encarecido un 106% desde marzo de 2021. Las compañías aéreas tienen una media del 50% del combustible cubierto para este año, pero el aumento del precio en un porcentaje similar podría suponer entre el 20% y el 25% de alza en los costes, pesando un 22% sobre sus ingresos.

De momento, las compañía aéreas mantienen precios. Ryanair, líder en el aeropuerto de Alicante-Elche, asegura que tiene cubiertas el 80% de sus necesidades de carburante este año. Ello podría situarles en una gran posición respecto a sus competidores. Lufthansa, el 65% de sus previsiones, IAG .-grupo al que pertenecen Iberia y Vueling- el 60% de media en el año, al igual que Easyjet. Air France-KLM llega al 50%. Wizz Air, que conecta la Costa Blanca con los pa ha reaccionado a última hora y logra coberturas sobre el 40% al 50% de su consumo estimado para los próximos cuatro meses.

El eurodiputado de Ciudadanos (Cs) y portavoz de Transporte y Turismo de Renew Europe en el Parlamento Europeo, José Ramón Bauzá, ha pedido a la Unión Europea que congele la subida de impuestos a la gasolina y el diésel, ante la escalada de precios de los carburantes y otros productos energéticos que está provocando la guerra en Ucrania. Bauzá ha reclamado en una pregunta al Consejo de la Unión Europea que se paralicen las medidas legislativas sobre impuestos que afectan directamente al transporte por carretera.

"Entre ellas, la revisión del marco común de la UE para la fiscalidad de la energía, que incrementa los niveles mínimos de imposición aplicables a los carburantes de automoción", ha explicado. El eurodiputado señala que los estados miembros se encuentran inmersos en "una crisis energética sin precedentes motivada, entre otras cuestiones, por la invasión rusa de Ucrania, cuyo impacto en el precio del gas natural y otros combustibles amenaza con castigar duramente a los ciudadanos europeos, y en especial, a los transportistas".

Ayudas urgentes

Por su parte, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, ha reclamado al Gobierno la adopción y ejecución urgente de medidas extraordinarias de apoyo al sector turístico con la finalidad de aplacar las consecuencias del impacto de la crisis bélica ruso-ucraniana sobre la industria global de viajes y turismo.

Los populares sostienen que después de padecer y ser testigos de las consecuencias de una pandemia con efectos devastadores sobre numerosos ámbitos productivos de la economía española y de manera reforzada sobre algunos concretos como ocurre con el caso del sector turístico español, hasta consolidar pérdidas acumuladas equivalentes a alrededor de 170.000 millones de euros, -situándonos en niveles de actividad del año 2003 y dejando por el camino a más de 100.000 empresas del gremio turístico-, a día de hoy no cabe ya la menor duda que la hasta hace unas semanas amenaza de riesgo de un impacto negativo en la economía global a cuenta de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, constituye ya una amarga realidad.

La inflación actual situada en el entorno del 7,4%, y junto con la previsión de un aumento de los precios de la alimentación o un eventual cambio de tendencia en la política monetaria, repercuten en el crecimiento, la reducción de renta disponible y las decisiones de compra de los consumidores, abortando en consecuencia la plena recuperación de la gran industria de los viajes y el turismo”, subrayan los populares.

La compañías pueden ser las principales damnificadas por al subida descontrolada del petróleo Jose Navarro

El turismo se cerró en España en 2021 con sólo 31,1 millones de turistas internacionales, cifra que representa todavía un 62,7% por debajo de los valores de 2019 y un volumen de gasto turístico no residente de un 62,1% inferior al de ese mismo año. ” La lógica apunta a que se genere un sentimiento de desconfianza y temor a planificar decisiones de viaje, reflejándose cambios en los indicadores de tendencias de reservas por parte de nuestros mercados emisores y de manera particular, entre aquellos de largo radio”.

Las bolsas europeas han situado a los valores turísticos entre los tres sectores más castigados por la ofensiva de Rusia, reflejando una caída que ronda el 15% de media, después de la remontada que venían experimentando con la progresiva retirada de restricciones del covid y penalizando muy en especial a las compañías ligadas al tráfico aéreo después de los múltiples cierres de los espacios aéreos en Europa. Al propio tiempo, el grueso de estamentos de la cadena de valor turística española, entre ellos, los grandes operadores hoteleros, aerolíneas, agencias, etc., vienen alertando a lo largo de los últimos días de estar registrando una tendencia de ralentización de las reservas e incluso cancelaciones a causa del conflicto.

A este mismo respecto, “añadir que por el momento Alemania con peor comportamiento, seguida de Países Bajos, Noruega, Finlandia y lógicamente Rusia son los mercados emisores que vienen registrando las mayores caídas semanales en las reservas de hotel para alojarse en nuestro país durante las próximas fechas”, advierte el PP.

Compartir el artículo

stats