Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva protesta de los mayores por los incumplimientos del bipartito de Barcala

Los presidentes de los centros de mayores, con casi 30.000 usuarios, reivindican ante el gobierno municipal compromisos que siguen sin ejecutarse

Una protesta de los mayores durante el pleno de octubre

Los mayores alicantinos vuelven a alzar la voz contra el gobierno municipal de Alicante, que lidera el alcalde, Luis Barcala. Los presidentes de los centros de mayores de Alicante, que tienen casi 30.000 socios, han anunciado una nueva protesta frente al Ayuntamiento. Será el próximo jueves, 31 de marzo, de 11 a 12 horas, coincidiendo con la celebración del pleno ordinario del mes.

Así figura en el escrito de convocatoria: "Tras varios escritos dirigidos al Ayuntamiento durante cuatro años sin obtener respuesta alguna, los presidentes de los centros de mayores hemos decidido convocar una concentración en la Plaza del Ayuntamiento, para reivindicar todas las cuestiones pendientes", señalan los mayores, en alusión a cuestiones como la creación de una Concejalía de Mayores, que se convoquen urgentemente las elecciones a los Centros de Mayores y al Consejo de Mayores, que se fijen los Presupuestos anuales de los Centros y, además, que se cumplan los estatutos.

"Somos mayores y lo que reivindicamos son cuestiones muy importantes para el funcionamiento de los centros", añaden representantes del colectivos de mayores, que ya ha organizado otras protestas contra el gobierno municipal. La última concentración fue en octubre, también durante un pleno municipal. Más de un centenar de usuarios de los centros de mayores de Alicante se movilizaron entonces contra la gestión de la concejala de Acción Social, Julia Llopis, que mantenía cerradas esas instalaciones entre críticas de los mayores. "No nos convencen las explicaciones que nos dan. Los centros están cerrados porque no ha habido previsión por parte del bipartito y no estamos dispuestos a que sigan cerrados. Tememos que el cierre se vaya a perpetuar hasta junio. Además, en todo el mandato, no ha habido ninguna mejora, pese a las promesas del alcalde tras las elecciones", argumentó en ese momento Agustín Conesa, del barrio de San Gabriel. 

Ahora, cuatro meses después de esa protesta, el representante del barrio del sur lamenta los continuos incumplimientos por parte del bipartito de Barcala. "Hemos parado varias protestas, pero esta ya no se va a parar. Estamos cansados de promesas sin cumplir. El alcalde no nos escucha, no quiere ni recibirnos", añade Conesa, quien desliza que los mayores trabajan en articular una alternativa electoral para presentarse a las próximas elecciones municipales ante la inacción política: "Habrá un partido de los mayores. Ya lo hemos dicho, cuantas más trabas nos pongan, más oxígeno nos dan".

A principios de diciembre, apenas unas semanas después de esa protesta, el ejecutivo municipal se apresuró a abrir los centros de mayores para desactivar una nueva protesta de los usuarios.

Durante el pleno de octubre y en una intervención sobre las escuelas infantiles, Llopis se refirió a la protesta de los mayores en unos términos que no gustaron a los afectados, por ofensiva: "Es como un taller y eso les da vida", dijo la edil en otras controvertidas palabras durante este mandato.

Antes de la irrupción de la pandemia también hubo un choque entre los mayores y el gobierno municipal. Entre sus principales quejas de entonces estaban el retraso en la puesta en marcha de los cursos municipales, que tenían que haber empezado a principios de enero de 2020 y que el gobierno municipal no tenía previsto que arranquen hasta un mes después. Luego llegó la pandemia y lo cambió todo, a peor.

Compartir el artículo

stats