Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Santa 2022. Las hermandades, una a una

Primera salida en Alicante del nuevo Cristo de Mater Desolata que no ha podido aún por lluvia y pandemia

El paso que se incorpora al cortejo procesional estrena respiraderos. La hermandad forma parte de la procesión del Santo Entierro

La imagen de Mater Desolata de Alicante Héctor Fuentes

La hermandad de Mater Desolata, con sede canónica en la parroquia de San José de Carolinas de Alicante y que forma parte de la procesión del Santo Entierro, espera lucir por fin por las calles de la ciudad este próximo Viernes Santo el nuevo conjunto del Santísimo Cristo de la Expiración y el Espíritu Santo, obra de José María Leal en 2018, año en que fue bendecido aunque todavía no ha podido por lluvia o pandemia, y que lleva tres años esperando para poder entrar en la Carrera Oficial.

Completará la representación que hasta ahora realizaba la hermandad con la escena titular obra del imaginero alicantino Juan Giner Masegosa en 1948. Es una Virgen de talla completa, no de vestir, que destaca por la expresión que tiene en su cara pues representa la Desolación de la Madre ante la Cruz Vacía tras la muerte de su hijo. La portan costaleros a varal que llevan la cara tapada con un verduguillo blanco, y la virgen lleva una diadema en plata.

El nuevo paso del Cristo lleva 33 costaleros, con el sistema de trabajaderas, es decir, por debajo del trono. “Hay mucha gente que se ha desenganchado, la gente se ha enfriado pero al final sale todo y con relevos”, afirma José María Roselló, hermano mayor, en referencia a este parón.

También son novedad los respiraderos del paso, que son nuevos. Se bendecirán este sábado en un acto con concierto de marchas procesionales en la parroquia de Carolinas. El trono es obra de Orfebrería Orovio de la Torre (Ciudad Real).

La nueva imagen del Cristo de la Expiración que por fin saldrá en procesión el Viernes Santo Héctor Fuentes

Pese a que algunos se hayan desenganchado de la hermandad, destaca su dirigente que la mayoría se han mantenido y con este fin en este tiempo han intentado realizar el mayor número de actividades. Así, “al suspenderse en 2020 las procesiones empezamos a hacer mascarillas de algodón cuando había escasez de estas protecciones. Hemos estado ayudando a Cáritas y hemos hecho todo lo que hemos podido. Han sido años quizá más cansados que preparando las procesiones pero es momento de salir. Llevamos tres años sin participar y esto tiene muchas cosas en contra. Tres años sin salir hacen mella sobre todo estos dos últimos de la pandemia, y este año el Jueves Santo es fiesta, otra cosa contra la que pelear. Mucha gente que lleva dos años encerrada en casa huirá aunque, a cambio, otros vendrán a Alicante gracias a la declaración de Interés Turístico otra vendrá. Movimiento de gente habrá en todos los sentidos”.

"Al suspenderse las procesiones empezamos a hacer mascarillas de algodón cuando había escasez de estas protecciones y hemos estado ayudando a Cáritas. Han sido años quizá más cansados que preparando las procesiones pero es momento de salir"

José María Roselló - Hermano mayor

decoration

Mater Desolata forma parte de la procesión del Santo Entierro de Alicante en la tarde del Viernes Santo que conforman tres hermandades que salen de sus respectivas sedes, en su caso de San José de Carolinas; el Sepulcro, de la Concatedral de San Nicolás, y la Soledad, de la basílica de Santa María.

"Mater Desolata, el Santo Sepulcro y la Soledad coincidimos en Alfonso el Sabio para iniciar la carrera oficial hacia la Rambla y formamos una única procesión"

José María Roselló - Hermano mayor

decoration

"Coincidimos en Alfonso el Sabio para iniciar la carrera oficial hacia la Rambla y formamos una única procesión", señala Roselló. Será la segunda vez que la hermandad de Carolinas termine dentro de San Nicolás, donde entrarán y esperarán la llegada del Cristo Yacente.

La hermandad fue fundada el 30 de abril de 1948 con el nombre de penitencial de Nuestro Padre Jesús ante el Pretorio Romano (La Sentencia). Fue constituida por funcionarios del entonces Instituto Nacional de Previsión.

Un niño toca el tambor durante la procesión Héctor Fuentes

Casi cuatro años al culto

Hay expectación por ver el nuevo paso por las calles tras casi cuatro años al culto. Aunque el 27 de mayo de 2018 salió en procesión extraordinaria desde la parroquia San José de Carolinas hasta la Concatedral de San Nicolás, ésta será la primera vez que protagoniza un desfile oficial en la Semana Santa.

El Cristo es una talla completa a tamaño natural, que mide1,84 centímetros. Es de madera de cedro real, la única que no se ve atacada por los xilófagos (carcoma). La hermandad hizo en su momento un importante esfuerzo económico para traer el nuevo Cristo, llamado de la Expiración porque sale el Viernes Santo en el último momento de la celebración de la Pasión y Muerte de Jesús. «Se nos entregó en el convento del Espíritu Santo de Sevilla por parte de su autor, el imaginero José María Leal», de ahí su segunda advocación, explicaron desde la corporación.

El antiguo trono del Cristo que salía en procesión Héctor Fuentes

Mater Desolata sacaba en procesión con anterioridad un Cristo pequeño que estaba en la parroquia desde 1948. «Es una imagen pequeña que llevaban alumnos del instituto de San José de Carolinas". El trono con el que salía esta escultura se ha modificado para adaptarlo a la nueva imagen. Otra novedad son los hachones del Cristo.

Es una de las procesiones más largas de Alicante con unas cinco horas de duración. Abre la celebración del Viernes Santo por la tarde, y es la primera que pasa por la Carrera Oficial. De su recorrido, destaca el encuentro en la Misericordia con la hermandad de Jesús del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza Coronada. Los cofrades salen con el bacalao (estandarte) a saludar a Mater Desolata. La hermandad tiene relación con los colegios San José de Carolinas y San José Hijas de la Caridad.

Información sobre la procesión de Mater Desolata en la revista El Capuchino

Información sobre la procesión de Mater Desolata en la revista El Capuchino Juani Hernández

Datos de interés

Año de fundación: 1948.

Indumentaria: Vesta y capirote de raso en color burdeos. Cíngulo blanco. Guantes blancos, calcetines y zapatos negros.

Pasos: Mater Desolata, de Juan Giner Masegosa (1948). Santísimo Cristo de la Expiración y del Espíritu Santo, José María Leal Bernáldez (2018).

Participantes: unos 350 hermanos, nazarenos, damas de mantilla y costaleros.

Hora y lugar de salida: Viernes Santo 15 de abril a las 18 horas desde la parroquia de San José de Carolinas.

Recorrido: Parroquia San José de Carolinas, Pío XII, Suárez Llanos, Adolfo Blanch, Hospital Viejo, parroquia de la Misericordia, plaza de España, Calderón, López Torregrosa, Rambla (petición de venia sobre las 21.30 horas), Portal de Elche, Altamira, Concatedral de San Nicolás.

Hora de llegada: sobre las 22.30 horas.

Duración: Entre 4.30 horas y cinco.

Recomendaciones: En la cabecera va la banda de tambores y trompetas de la hermandad. Con Mater Desolata la banda de Carolinas. Con el Cristo un trío de capilla

Compartir el artículo

stats