Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos soliviantados con Sanidad por los pocos contratos: amenaza de huelga y de parar la vacunación

La conselleria creará el 1 de mayo 5.040 nuevas plazas en hospitales y centros de salud de la Comunidad, el 34% en la provincia de Alicante

Los médicos de las UCI también han mostrado su malestar por el reparto de las plazas

El reparto de las nuevas plazas estructurales que ha hecho la Conselleria de Sanidad está levantando ampollas en los hospitales de la provincia, sobre todo en aquellos servicios que van a perder personal a partir del 1 de mayo porque no todos los contratos de refuerzo covid que tienen desde hace dos años se van a convertir en nuevas plazas estructurales.

Los especialistas de Medicina Interna son de los más afectados y amagan con ir a la huelga si Sanidad no se replantea la distribución de los contratos. También los profesionales de Medicina Preventiva, que advierten de que no podrán hacerse cargo de la vacunación de los inmunodeprimidos.

La Conselleria de Sanidad va a incrementar el 1 de mayo con 5.040 contratos nuevos las plantillas de hospitales y centros de salud de la Comunidad Valenciana. A la provincia llegarán 1.751 contratos, el 34,7%. El 53% de las contrataciones se quedará en Valencia y un 12% en Castellón.

“Nos hemos llevado una ilusión enorme. Después de todo el esfuerzo que hemos hecho durante la pandemia, llevando el grueso de las hospitalizaciones, nos encontramos con que buena parte de los contratos covid no se hacen estructurales”, lamenta Óscar Torregrosa, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Interna. Jefes de servicio de toda la provincia tienen previsto celebrar la próxima semana una reunión para decidir qué medidas tomar y la Sociedad Valenciana de Medicina Interna también celebrará la suya propia. “No descartamos una huelga, que no tiene por qué ser de no trabajar. Podemos plantarnos y no dar altas a los pacientes”, advierte Torregrosa, quien recuerda que Medicina Interna es el servicio que más camas ocupa en los hospitales.

Especialistas de Medicina Interna y Medicina Preventiva advierten de que pierden personal al no convertirse todos los contratos covid en plazas estructurales

decoration

Afirma el portavoz de los internistas que al menos cuatro servicios de la provincia van a perder todos los refuerzos covid que tenían. “Todo en un momento en el que el coronavirus no ha terminado. La gente tiene que saber que en caso de una nueva ola o de una variante peligrosa no se les podrá garantizar la asistencia en las mismas condiciones que hasta ahora”, añade. Los especialistas en Medicina Interna confiaban en que este aumento estructural de plantilla, el mayor que se acomete en Sanidad en los últimos años, ayudase a reforzar una especialidad que ha visto multiplicado su trabajo en los últimos años debido al envejecimiento de la población y al aumento de pacientes con enfermedades crónicas. “Esperábamos que con la pandemia hubiera un cambio de paradigma, pero una vez más vemos que somos los grandes damnificados”.

Enfado también entre los médicos de las unidades de Medicina Preventiva, que durante esta pandemia se están encargando, entre otras tareas, de vacunar a los enfermos inmunodeprimidos y de hacer un seguimiento a los trabajadores sanitarios que enferman de covid.

La Conselleria de Sanidad ha propuesto crear 11 nuevas plazas de esta especialidad para los 30 hospitales de toda la Comunidad Valenciana. “La sustitución de los refuerzos covid por estas nuevas plazas estructurales que propone actualmente la conselleria sólo sirve para paliar la penosa situación de algunos hospitales, que estaban ya previamente sin especialistas, o que contaban con uno solo”, señala la junta directiva de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva a través de un comunicado.

Sin embargo, añaden, “para la mayoría de hospitales, interrumpe bruscamente, al extinguir sus contratos, los recursos específicos de trabajo para los programas preventivos frente a la covid”.

Sin estos recursos, advierten los especialistas, los servicios de Medicina Preventiva “se verán obligados a suspender las vacunaciones de covid y de herpes zóster de los enfermos inmunodeprimidos actualmente en curso, la declaración de enfermedades y la cooperación en programas de Salud Pública, el seguimiento de los trabajadores infectados por covid y, en general, todas las actividades clave de prevención y control de la pandemia que deben mantenerse todavía”.

Estas sociedades científicas se suman a la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva, que este miércoles también mostró su rechazo a cómo se ha gestionado el reparto de las plazas, ya que sólo se aumenta en 7 el número de intensivistas, uno de ellos para la provincia de Alicante. La entidad lamenta que los índices de ocupación de estas unidades “superiores al 80% casi de forma constante, la ratio de facultativos (1:2 pacientes), la asistencia continuada (24 horas 7 días a la semana), la cartera de servicios con UCI extendida, consultas externas, y un largo etc. justifican y avalan la necesidad de optimizar de una forma real las plantillas de los servicios”.

Compartir el artículo

stats