Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno pone a la cola del Corredor Mediterráneo el enlace con el puerto y el aeropuerto tras licitar el tramo entre Villena y Xàtiva

Adif dispone de 63,5 millones de euros para transformar en dos años en alta velocidad el trazado de 40 kilómetros entre Villena y La Encina

La conexión del puerto con el Corredor Mediterráneo sigue sin licitarse Alex Domínguez

El Gobierno ha autorizado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a licitar, a través de Adif Alta Velocidad, el contrato que permitirá seguir avanzando en la conexión en ancho estándar (alta velocidad) de las tres capitales de la Comunidad Valenciana: Castellón-Valencia-Alicante. En concreto, se ha iniciado el proceso de contratación del proyecto de renovación, cambio de ancho y adaptaciones del tramo Xàtiva-Nudo de la Encina, enmarcado en el Nuevo Acceso Ferroviario de Alta Velocidad de Levante (Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia). Se trata del penúltimo tramo a licitar y transformar en la provincia de Alicante donde, una vez más, queda sin activarse el enlace con el puerto, que se desbloqueó en noviembre del 2021 y, por supuesto, la conexión con el aeropuerto.

El valor estimado del contrato, con un plazo de ejecución previsto de 16 meses, asciende a 63.520.109,94 euros (sin IVA), de los que 31.862.006,27 euros corresponden a la ejecución de obra y los 31.658.103,67 a los suministros aportados directamente por Adif.

En el marco del compromiso del Gobierno, este proyecto, junto a los de electrificación a 25 kv y el de instalaciones de señalización y ERTMS en el mismo tramo, representa un gran impulso para el desarrollo del Corredor Mediterráneo ya que, entre otros beneficios para la explotación ferroviaria de esta nueva infraestructura estratégica, permitirá la conexión de las tres capitales de la Comunidad Valenciana en ancho estándar (alta velocidad).

El proyecto engloba todas las actuaciones de infraestructura y vía para la renovación de la superestructura de vía doble actual con cambio de ancho de ibérico (1.668 m) a estándar (1.435 mm), en una longitud aproximada de 40 kilómetros, entre la estación de Xàtiva hasta el denominado Nudo de La Encina.

Asimismo, incluye la conexión con la Línea de Alta Velocidad Alicante-Valencia, que forma parte del Corredor Mediterráneo, realizando el enlace de la plataforma ferroviaria por ambos lados, tanto por el sur como por el norte:

Por el lado sur, desde la salida del túnel de Font de la Figuera con la plataforma ya finalizada, permitiendo la conexión con Alacant y con la línea Albacete-Madrid, mediante el montaje de vía en unos 12 kilómetros Por el lado norte, la conexión se enlazará, en una longitud aproximada de 650 metros, con las vías existentes en la estación de Xàtiva. Desde dicha estación se conectará con la plataforma ya construida hasta la conexión con la Línea de Alta Velocidad Madrid-València Joaquin Sorolla.

 En los 40 kilómetros de la vía doble actual se realizará la renovación de vía doble con cambio de ancho ibérico a ancho estándar UIC, sustituyendo todo el material de vía existente (balasto, traviesas de ancho internacional pretensada, sujeciones, carril de 60 kg/m y aparatos de desvíos).

También se acondicionará la plataforma existente, se actuará sobre drenajes transversales del trayecto y del túnel de Font de La Figuera y las estructuras de protección de pilas de los pasos superiores para cumplir con las especificaciones técnicas de interoperabilidad, así como las canaletas de comunicaciones.

En los dos ramales de conexión por el lado sur, se acondicionarán y prolongarán las plataformas construidas y se montará la nueva superestructura con traviesas de ancho internacional y carril de 60 kg/m.

En la actual estación de Moixent se prolongará la plataforma de las vías de apartado hacia el lado Xàtiva para dotarlas de una longitud útil de 750 m. Estas vías de apartado serán también prolongadas en sus extremos con la ejecución de vías mango de seguridad de 60 m de longitud.

En el túnel de Font de la Figuera, de 815 m de longitud, se procederá al levante de la vía doble sobre balasto y la instalación de vía doble en placa.

Además de las anteriores actuaciones, el túnel se adaptará a los condicionantes de seguridad establecidos en la Especificación Técnica de Interoperabilidad, según la normativa europea, mediante el recrecido del nivel del pasillo y la reposición de tapas, así como la instalación de pasamanos. Esta actuación contribuye a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

Puerto

El Ministerio de Transportes resolvió a finales del año pasado cómo será la conexión del Puerto de Alicante con el Corredor Mediterráneo e, incluso, la dotó, además, de presupuesto, en concreto 61 millones de euros que saldrán de la partida de los Fondos Next Generation que ha comenzado a recibir España de Bruselas. Josep Vicent Boira, comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, avanzó la decisión ante una pregunta de la profesora Paloma Taltavull, en el transcurso de la jornada «Diálogos para la transformación del modelo económico valenciano» organizada por la Universidad de Alicante. Boira apuntó que sólo falta por resolver un problema con el galibó (dimensión) en el túnel de Elda para licitar el proyecto del tercer carril.

En el encuentro también se analizó la necesidad de apostar por el ferrocarril como medio de transporte sostenible, se echó en falta que no se haya apostado por mejorar la red de Cercanías, una mayor implicación de las administraciones locales a la hora de presionar a Renfe (horarios), y fue también interesante la intervención del ingeniero y urbanista Cristóbal Ruiz, de la promotora TM, quien subrayó la importancia que tiene el corredor para resolver la conectividad de la provincia de Alicante con ese mercado de 500 millones de europeos que pueden verse penalizados por la crisis del petróleo (los aviones impulsados por hidrógeno son ahora mismo una quimera aunque también se habla de que estarán en 15 años). Ruiz denunció, por otro lado, el abandono que sufre el sur de la provincia, conectado tan solo por la N-332: una carretera saturada con 30.000 vehículos diarios.

Los enlaces del puerto y el aeropuerto con el Corredor Mediterráneo son las dos grandes asignaturas pendientes del Ministerio de Transportes con la provincia de Alicante, al margen de lo que ha parece un proyecto fallido como es la electrificación y la doble vía de la red de cercanías Alicante-Murcia.

El enlace del puerto está a expensas de una licitación que se anuncia pero nunc llega y el Ministerio de Transportes siguen sin concretar ni especificar si al final el aeropuerto tendrá una conexión con Alicante y Elche con el ferrocarril. El Ministerio vinculó el enlace hace ya más de dos años a la resolución de los estudios complementarios de la llamada variante de Torrellano (85 millones de euros), proyecto clave también para retirar las vías del tren de cercanías de la primera línea del mar. Estudios que adjudicó en febrero de 2020.Dos años y dos meses después, el Gobierno admitía recientemente al diputado Joan Baldoví (Compromís), que la alternativa sigue sin proyecto, como tampoco ha resuelto si al final habrá electrificación en la línea de cercanías Alicante-Murcia, única de España que continúa con trenes diésel.

Un tren de cercanías circulando en dirección a Alicante. Al fondo la terminal. Rafa Arjones

Mientras, la ministra, Raquel Sánchez, acaba de anunciar el que el aeropuerto de Sevilla tendrá enlace ferroviario con la capital hispalense. Veintidós años se cumplirán el próximo verano desde que el aeropuerto debiera tener conexión ferroviaria, algo que la Comisión Europea aconseja cuando una terminal pasa de los 6 millones de pasajeros al año, cifra que en la terminal se alcanzó en agosto de 2000.

Transportes, antes Fomento, lleva ya jugando al gato y al ratón con la conexión ferrovaria con el aeropuerto de Alicante-Elche desde 2019 cuando, incluso, llegó a publicar en el BOE el expediente de información pública para el "Estudio informativo del ramal de conexión entre la línea actual Alicante-Murcia y la variante de acceso al aeropuerto de Alicante-Elche". Se apuntó entonces que aeropuerto quedará conectado con la estación del AVE de Alicante y con Elche a través de un ramal de 1,2 kilómetros que partirá de la actual línea de cercanías a la altura de la zona de la Casas de Bonmatí, en el entorno de la Institución Ferial Alicante.

La ejecución del proyecto para unir el puerto con el Corredor Mediterráneo se ha dividido en tres tramos, dos de los cuales correrán a cargo del Ministerio de Transportes, y el tercero, ya dentro del puerto, deberá ser financiado por la Autoridad Portuaria de Alicante. Los trabajos no acabarán antes de 2026, año el que se espera acabe todo el corredor, muy retrasado en los tramos entre Andalucía y Murcia. En líneas generales, la conexión se hará construyendo un tercer carril para las mercancías en ancho AVE entre el núcleo de La Encina y Alicante con apartaderos para trenes de 750 metros de longitud en Sax, Elda y Monforte.

Además, en este tramo es necesaria la eliminación de varios pasos a nivel cuya gestión se está negociando con los ayuntamientos. La segunda fase, aún en estudio, será la conexión entre la estación de Alicante y el puerto también con un tercer carril -actualmente hay uno en ancho ibérico- , y la tercera correrá a cargo de la Autoridad Portuaria de Alicante, que deberá acondicionar su red interior para que puedan entrar y moverse los trenes de mercancías en ancho de alta velocidad. Los apartaderos de 750 metros podrán ser utilizados desde el momento en que estén ejecutados, tanto para el tráfico en ancho internacional por el Corredor Mediterráneo como en ancho ibérico hacia Madrid.

Compartir el artículo

stats