Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La playa de Poniente de Benidorm, eje de la promoción de Turismo para amortiguar la pérdida de la bandera azul

La asociación rechaza las alegaciones aún reconociendo que se perdió el pabellón porque el percentil correspondiente superó el parámetro en 4 puntos, de 100 a 104

La playa de Poniente de Benidorm este jueves. David Revenga

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha decidido junto a su equipo colocar a la playa de Poniente de Benidorm en el centro de la promoción turística de la Comunidad Valenciana en las próximas semanas para amortiguar los posibles efectos negativos que pueda tener la pérdida de la bandera azul que mantenía el arenal desde el comienzo de la entrega de los galardones. El Consell, al igual que el Ayuntamiento de Benidorm y los empresarios, consideran injusto que la calidad del agua haya perdido su condición de "excelente" por un vertido puntual de agua pluvial sucia tras una tormenta en junio de 2021. La playa de Poniente tiene una calidad excelente y la pérdida, según coinciden Consell y Consistorio, se debe a un trámite administrativo derivado del propio sistema de evaluación.

La asociación que concede las banderas ha rechazado la alegaciones del Ayuntamiento de Benidorm, pese admitir que el percentil de la calidad del agua superó la barrera del bueno al excelente en solo cuatro puntos, de 100 a 104. Treinta y cuatro años llevaba la playa de Poniente con bandera azul.

Agua cristalina en playa de Poniente de Benidorm este jueves. David Revenga

Fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente, encargada de la toma de las muestras, asegura que la calidad es buena, que se quedó a las puertas del excelente y que no tienen dudas de que en 2023 se recuperará la bandera azul. Desde la conselleria que dirige Mireia Mollà recuerdan, por otro lado, que el Ayuntamiento de Benidorm trabaja desde hace meses en la solución al problema de los barrancos que desembocan en la playa y también lo saben en la asociación que concede las banderas.

El Ayuntamiento de Benidorm ya ha remitido toda la información a la asociación -privada y sin ánimo de lucro- encargada de gestionar las distinciones para ver si aún puede hacer algo para lucir este distintivo. Y ha vuelto a ser el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, el que ha salido al rescate, y desde hoy la foto que protagoniza toda la promoción turística de la Comunidad Valenciana en las redes sociales es la de la playa de Poniente de Benidorm, para muchos mejor, incluso, que la de Levante, y más confortable al no tener tanta presión turística como la gemela, enclavada en la zona donde están la mayoría de los hoteles y apartamentos turísticos. Es más, la bandera azul es uno más de los sellos de la calidad que tiene la playa benidormí, que mantiene la “Q” de calidad turística que otorga la Generalitat y otros certificados como ayer recordó el Ayuntamiento.

Así lo recordó este jueves el alcalde Toni Pérez: "Benidorm mantiene y renueva tres certificaciones vinculadas a tres ISOS diferentes de calidad; dos certificaciones UME; es de las pocas playas del mundo que cumplimos estrictamente el reglamento EMAS, que es una certificación muy exigente; somos de las pocas playas que tienen la Q de Calidad; estamos dentro del sistema Sictec...". Por tanto, los "parámetros de todo el recorrido de nuestras playas desde que existen esas certificaciones son mucho más exigentes que los de la bandera azul, pero sabemos que Benidorm contribuye mucho a productos o programas como este. Siempre tiene que haber una avanzadilla que vaya impulsando proyectos".

Las palabras del primer edil llegan un día después de conocer la decisión de este entidad privada. Pérez no mostró su malestar directamente pero sus palabras dejan ver que la decisión ha caído como un jarro de agua fría en la ciudad a las puertas de la temporada estival. "Estas noticias evidentemente nos dañan mucho; nos dañan en la imagen muy por encima de lo que es la noticia en sí". Porque "no es una cuestión puntual, sus consecuencias son difíciles. Y a veces no se sabe" qué repercusión puede tener.

Aunque Benidorm está convencido y mucho de la calidad de sus playas. Y también están seguros de que también lo saben lo usuarios. Y la muestra, según el alcalde, es que este jueves "no había un solo usuario en Poniente que no estuviera diciendo que el que quiera ver la calidad de las playas de Benidorm solo tiene que venir a verlo. No hay mejor certificación que esa".

No esperes más, tienes que conocer Benidorm y su Playa de Poniente. ¡Descubrirás 3 km de arena, aguas limpias, un montón de planes y el latido del verano! 🌞 #MediterráneoEnVivo

Posted by Comunitat Valenciana on Thursday, May 12, 2022

La bandera azul, ¿el requisito más exigente?

Pero, ¿se plantea Benidorm no estar en el programa de las banderas azules? La respuesta es no, según el alcalde. "Benidorm no va a salir del programa banderas azules", alegó; todo "sabiendo lo que es 'bandera azul', un reconocimiento icónico en el imaginario del mundo del turismo por la calidad de una playa". Pérez recalcó que "para nosotros fue siempre importante porque formamos parte de ese movimiento bandera azul desde que se inició en Europa; pero bandera azul no es el requisito más exigente que existe en el mundo respecto a la calidad de la arena ni las aguas de baño".

Aunque da la impresión que en algún momento esa decisión se puso sobre la mesa: "No haremos lo de Groucho Marx: 'Nunca estaría en un club que no me admitiera como socio'. Benidorm tiene que estar ahí porque es la vanguardia, la innovación y la certificación de la calidad".

La playa de Poniente de Benidorm este jueves. David Revenga

El alcalde explicó casi con resignación que "si un muestreo en la playa de Poniente un día dio bueno y el mismo en otro punto dio excelente, las normas dicen que esa playa no merece la bandera". Pero los turistas o visitantes" podrán comprobar a qué nivel está la playa de Benidorm y si ese distintivo que, para nosotros es muy importante, es capaz de decir si la playa es excelente o no".

Con todo, Benidorm audita "permanentemente, no solo puntualmente en verano o el verano anterior, la calidad de las aguas, de la arena, de las aguas de los lavapies". Así, el laboratorio municipal trabaja exclusivamente en estos controles de calidad y muestreos todo el año "con más puntos de toma de muestreo de los que hace la Generalitat Valenciana para la bandera azul el verano anterior". Pérez concluyó que "las playas de Benidorm son todas excelentes, no lo dice el alcalde, lo dicen todos los muestreos" de control de calidad.

La patronal turística ha recibido, por otra parte, con inquietud la retirada de la bandera pero no cree que tenga repercusiones en las reservas, porque los turistas saben y conocen de primera mano la calidad del agua y la arena. Mas preocupación genera, por ejemplo, el retraso que acumula el Reino Unido en la renovación de los pasaportes para los viajes de los turistas ingleses. Algunos se encuentran con citas de dos meses al ir a renovar el carnet y muchos con las vacaciones ya con fecha, algo que podría provocar cancelaciones. 

Por otro lado, Aena ha ratificado este jueves que la recuperación del tráfico en el aeropuerto de Alicante-Elche es una realidad como lo demuestra que el pasado abril la terminal atendió a 1,2 millones de pasajeros, un 1008% más que en el mismo mes de 2021 y al mismo nivel que en 2019. Entre enero y abril por el aeropuerto han pasado ya 3.088.516 pasajeros y este mes también será bueno.

No hay marcha atrás

Por otro lado, el Ayuntamiento de Benidorm, ha recibido a primera hora de la tarde de este jueves las respuesta de José Palacios, presidente de la asociación que concede la banderas, comunicando que no hay marcha atrás. Palacios admite que el estado de las aguas de la playa de Poniente es bueno, pero no llega a la excelencia, siendo "un criterio imperativo para ostentar la bandera azul".

Según la Asociación "para obtener calidad excelente, para cada uno de los parámetros microbiológicos analizados, el percentil 95 no debería superar los 100 y en uno de los dos puntos de muestro de la playa, para el parámetro Enterococos intestinales, su valor calculado es 104.

Conforme a los muestreos de calidad de aguas en esta playa, sólo tres veces se han superado los valores “guía” de enterococos en los últimos cuatro años, y nunca se ha superado los valores imperativos, pero "el tratamiento estadístico de los datos establecido en la directiva de aguas de baño penaliza mucho contajes pequeños de contaminación".

"Lamentamos enormemente que la playa de Ponent no haya obtenido calificación sanitaria excelente en sus dos puntos de muestreo, por una diferencia tan insignificante entre los 100 permitidos y los 104, pero supone un incumplimiento de un requisito imperativo conforme a los criterios Bandera Azul, que son revisados por el Jurado internacional", afirma Palacios.

"Afortunadamente, nos han informado que se van a llevar a cabo unas obras de reconducción de los barrancos que desembocan en esta playa, que mejorarán las descargas en esta playa y que supondrán un punto de inflexión para los datos que conforman la calidad de aguas de baño, y podrían evitar que en 2023 la playa volviese a ser calificada como buena".

Entendemos que el resto de criterios de Bandera Azul se cumplen en la playa y confiamos en que para 2023 la Bandera Azul pueda ondear de nuevo en la playa de Ponent, que como sabéis consideramos un ejemplo de gestión avalado por Bandera Azul en estos últimos 34 años.

José

Compartir el artículo

stats