Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell subraya que el recorte del trasvase del Tajo carece de base técnica y ecológica

La Generalitat y el PSPV se volcarán el martes en la concentración de Alicante, a la que acudirá el presidente de Murcia, pero no Ximo Puig

Vista aérea de las tuberías del trasvase a su paso por la Vega Baja Tony Sevilla

Roger Llanes y Alejandro Soler, representantes del Consell y el PSPV en el País Valenciano y la provincia de Alicante, reiteraron ayer que el partido y el Consell se van a volcar el martes en la concentración contra el recorte del Tajo-Segura en la plaza de la Montañeta de Alicante. No habrá, sin embargo, pleno de la Generalitat, pues el jefe del Consell y máximo responsable del PSPV, Ximo Puig, no tiene (al menos hasta ayer) previsto acudir a la cita, aunque sí estará el lunes en Orihuela. El presidente de Murcia, Fernando López Miras, acompañará a los regantes y hay ya varios autobuses fletados desde la vecina comunidad para acudir al acto de protesta ante la Subdelegación del Gobierno. Concentración a la que sí acudirá Mireia Mollà, consellera de Agricultura y Transición Ecológica.

Los representantes del PSPV quisieron dejar claro, no obstante, que el apoyo del partido socialista y el Consell al Tajo-Segura es «irrenunciable, nos opondremos siempre a su cierre», pero sin concretar qué cantidad del recorte de agua estarían dispuestos a aceptar, siempre que se hagan las obras alternativas para producir agua desalada a buen precio y aprovechar el caudal reutilizado.

Roger Llanes recordó, en este sentido, que está aprobada una inversión del Gobierno de 700 millones de euros. El Consell respalda al cien por cien el plan de cuenca del Segura, que advierte, además, al Gobierno, de que, si se aumentan los caudales ecológicos como figuran ahora mismo, negro sobre blanco, se producirá un descalabro económico y social.

El PSPV-PSOE trató de convencer de su compromiso con el trasvase Tajo Segura y sus actuales caudales, y por ello se volcará el martes en Alicante. «Lo defenderemos en los despachos, en los tribunales y en las calles». Así lo manifestaron en rueda de prensa el secretario de Agricultura del PSPV-PSOE, Roger Llanes, y el secretario general del partido en la provincia de Alicante, Alejandro Soler. Ambos señalaron que «mientras la derecha utiliza las necesidades de agua de nuestra tierra como arma política, el Consell de Ximo Puig ha demostrado que trabaja para dar solución a las reivindicaciones de la provincia de Alicante».

En este sentido, Roger Llanes aseguró que «la defensa del trasvase ha sido y es una cuestión irrenunciable, nuestra posición es clara y sin fisuras», e insistió en que «hay mucho en juego y cualquier recorte de los recursos hídricos va en contra de los intereses de los alicantinos».

Además, Llanes subrayó que «la propuesta que ha puesto el Ministerio sobre la mesa no tiene ninguna justificación, ni técnica ni ecológica», por lo que, avanzó que «pedimos al Gobierno que mantenga las condiciones actuales del trasvase, tenemos claro que hay que tener agua para siempre y en todo caso la misma cantidad de agua al mismo precio», subrayó el también secretario de Agricultura del PSPV.

Tasazo

Asimismo, el secretario autonómico de Agricultura, destacó, según su parecer, «los avances conseguidos por el Consell de Ximo Puig como, por ejemplo, la eliminación del tasazo, las subvenciones para las tarifas de agua desalada y las múltiples inversiones en infraestructuras clave. La situación actual no tiene nada que ver con la que nos encontramos en el año 2015», proclamó.

Por su parte, el secretario general socialista en la provincia de Alicante, Alejandro Soler, afirmó que «los y las socialistas valencianos somos los primeros que estamos al lado de los regantes y que de manera efectiva defendemos el trasvase acelerando las inversiones», y subrayó que «de forma paralela a esta defensa vamos a trabajar para, en el futuro, contar con fuentes alternativas al Tajo Segura, sin que eso reste esfuerzo a nuestra reivindicación actual». En este sentido, el Consell y el propio PSPV estarían dispuestos a aceptar, como mal menor, una subida del caudal ecológico de los 6,2 metros cúbicos por segundo a siete.

«No vamos a renunciar de ninguna manera al suministro de agua y vamos a hacer todo lo que sea necesario para que la propuesta del Ministerio no se acabe ejecutando», reiteró Soler, que apuntó que «todas las grandes inversiones en materia hídrica que se han producido en la provincia de Alicante han venido siempre de la mano de gobiernos socialistas».

Finalmente, el secretario general del PSPV-PSOE en la provincia cargó contra el PP porque «vuelva a utilizar políticamente las necesidades de agua de la provincia», y defendió que «nunca esa utilización se ha traducido en beneficios para los alicantinos y alicantinas. Lo contrario. Acabó con el trasvase cerrado durante más de un año. No vamos a tolerar que nos den ninguna lección de defensa del trasvase», aseveró el secretario general.

Compartir el artículo

stats