Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell urge al Gobierno a crear una comisión para salvar el turismo del Imserso

La Generalitat traslada al Ministerio de Asuntos Sociales que la subida de los costes condena al programa si no se mejoran los precios

Jubilados del Imserso haciendo gimnasia en la playa de Poniente de Benidorm esta primavera David Revenga

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha remitido una carta al secretario de Estado de Asuntos Sociales, Natxo Álvarez, en la que le reclama la creación urgente de una comisión de trabajo para salvar el programa del Imserso, en una situación crítica al haberse disparado los costes un 25% por la subida general de los precios, en especial petróleo y energía.

Tras el fiasco de este año, Colomer incide en que “nos encontramos ante un escenario aún menos positivo, con una crisis energética y una subida de costes que todavía perjudican más este escenario. Por eso, me veo en la obligación de trasladarte la preocupación que he compartido con el sector turístico y que nos lleva a pensar que el Imserso, tal como está concebido actualmente, corre un grave riesgo de desaparecer. Las circunstancias coyunturales que se han sumado a la ya mala situación del programa nos llevan a trasladarte la urgencia de crear esta comisión de trabajo que permita revisar las condiciones actuales del mismo para poder garantizar su continuidad” .

En la misiva Colomer traslada al Ministerio que el programa es esencial para el funcionamiento turístico de “nuestros principales destinos en temporada baja.” De hecho, incide el secretario autonómico, “no sólo ofrece innumerables ventajas para los mayores, a quienes se les brinda la oportunidad de disfrutar de su tiempo de ocio de una forma más activa, sino que también es uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema económico, puesto que al sector turístico le ha permitido durante muchos años mantener sus establecimientos abiertos y sus plantillas activas, además del impacto que tiene sobre la actividad complementaria” .

Turismo subraya que la Generalitat comparte con el sector turístico la inquietud por la deriva en la que ha entrado este programa en los últimos años, en los que es necesaria “una revisión de precios y condiciones que no se ha tenido en cuenta. De hecho, desde la secretaría autonómica que ostento hemos trasladado nuestra preocupación, que también hemos compartido con otras comunidades autónomas, en diversas ocasiones a tu departamento, así como la propuesta de poner en marcha un grupo de trabajo del que formen parte las principales organizaciones empresariales del sector y los destinos más afectados, que son los que mejor conocen esta realidad”.

En estos momentos, alerta Colomer, “nos encontramos ante un escenario aún menos positivo, con una crisis energética y una subida de costes que todavía perjudican más este escenario. Por eso, me veo en la obligación de trasladarte la preocupación que he compartido con el sector turístico y que nos lleva a pensar que el Imserso corre un grave riesgo de desaparecer”.

La petición del Consell llega en un momento crítico, amortiguado por las buenas expectativas para la temporada alta, pero con un futuro más que incierto en cuanto a qué sucederá el próximo otoño pues el programa debiera haberse lanzado ya esta primavera y el Ministerio de Asuntos Sociales no mueve ficha. Tras el fracaso de este año, en el que al final se quedaron sin vender un 40% de las plazas por los retrasos y el miedo a viajar de los mayores, el escenario ahora mismo es mucho más complicado al estar los precios muy por debajo de los costes reales al haberse disparado la inflación. A las críticas de los hoteleros se han sumado esta semana las de los transportistas, compañías aéreas, ferroviarias y autobuses, clave porque mueven a los turistas, y que ven como tampoco les salen las cuentas tras la subida imparable del precio del petróleo y la energía eléctrica.

Un jubilado observa la playa de Levante de Benidorm desde el Castillo David Revenga

El Ministerio de Asuntos Sociales no ha activado ninguna de la dos opciones posibles: renovar el contrato a los gestores actuales Mundosenior y Mundiplan obligándoles a adecuar los precios (improbable) o convocar un nuevo concurso, lo que dada la experiencia de este año podría volver a retrasar la llegada de los turistas hasta enero de 2023, cuando lo normal es que los primeros grupos empiecen a alojarse en octubre.

El desfase entre los 24 euros que han recibido este año los hoteles por cada cliente y la realidad es evidente, ya que la inflación descontrolada hace que cada plaza salga por 34 euros (pensión completa). Este año, con la reducción a 5 meses de la temporada, y al no coparse todas las plazas, el volumen económico ha pasado de los 60 millones de euros a unos 45 millones, ya que hay hoteles que no llegaron ni a abrir. La Costa Blanca tenía asignadas 200.000 plazas de las 800.000 en toda España. La patronal advierte de que o el Gobierno reacciona o muchos hoteles van a optar, como ha sucedido este año, por cerrar en invierno, reitera. Nuria Montes.

El Gobierno estableció a través de su contrato para este año que la retribución a los hoteleros sería de 24 euros, pero según un informe económico de la patronal , producir una pernoctación del Imserso ya costaba 27 euros solo de coste operativo de producción en diciembre de 2020, y se elevaba a 33 euros teniendo en cuenta los costes de estructura, como IBI, hipotecas, alquileres, préstamos.

Recoerdar que la patronal Hosbec ha pedido, por su parte, al Gobierno que aproveche las medidas estructurales en las que trabaja para afrontar la subida de los costes e incluya en las mismas la mejora del Imserso. Un programa desfasado en precios y que obliga a los hoteles a trabajar a pérdidas, según viene denunciando la patronal desde hace cinco años. "No nos contestan una prórroga del actual programa sería desastrosa. Hemos enviado cartas advirtiendo de la situación pero no hacen ni caso. El programa es insostenible", adviete Nuria Montes.

Cien millones de euros en pérdidas, 5.000 trabajadores en ERTE, 250.000 turistas perdidos, 65 hoteles cerrados y un golpe letal para la imagen del sector turístico de la Costa Blanca en toda Europa fue el balance de la cancelación del programa el año pasado debido a la pandemia. El Imserso operaba con 65 hoteles de Benidorm, Calp, Dénia, l’Alfàs del Pi, Gandía, Guardamar, Xàbia, Peñíscola, Vinaroz Alicante y Torrevieja. La cifra este año ser redujo a unos 30.

"Influencers"

Por otra parte, la consultora Sergestur ha elaborado un listado con los 150 profesionales del sector turístico español que considera más influentes. Entre ellos hay varios alicantinos y, por ejemplo, varios profesores de la escuela alicantina de formación Forst con su director, Javier Jiménez, a la cabeza. Otros miembros de la lisa son Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, Leire Bilbao, gerente de Visit Benidorm, Mario Villar, director de Inteligencia Turística de la Generalitat o, entre otros, Javier García Cuenca, presidente del Instituto Tecnológico Hotelero.

Compartir el artículo

stats