Uno de los últimos vestigios de una época anterior, pero no tan lejana, a punto de ser consumido por el fuego. La noticia de un incendio intencionado en una calle de Alicante ocurrido en la madrugada del lunes ha generado una gran repercusión en las redes sociales. El motivo no es otro que uno de los lugares afectados por las llamas, un videoclub, uno de los últimos establecimientos de este tipo que sigue (o seguía) abierto en España.

El local afectado es el Videoclub Armero, ubicado en la esquina de la Calle Nuestra Señora de los Ángeles con la Avenida de Novelda. La icónica fachada, repleta de carteles de cine, que da a esta transitada vía presenta ahora un estado carbonizado. El incendio provocado en un contenedor cercano al lugar ha quemado completamente el letrero del negocio situado en esa pared y también, varios posters de películas que lucían en el interior de unas vitrinas de cristal. 

Esta madrugada ha ardido el videoclub Armero de Alicante, uno de los pocos videoclubs que aún quedaban abiertos. (Nos comentan que finalmente solo ardió ka fachada y el videoclub seguirá adelante 👏👏👏).

Posted by Yo fuí a EGB on Tuesday, May 10, 2022

Las ventanas y balcones situados en esa cara del edificio que se alza sobre el videoclub también muestran las secuelas propias de haber estado expuestos al calor del humo y las llamas, que han calcinado la pared de un negocio con 35 años de historia. La página de Facebook 'Yo fuí a EGB', que cuenta con más de un millón y medio de seguidores, se ha hecho eco de este suceso que ha conectado de lleno con una comunidad de personas amantes de revivir momentos pasados a través de imágenes representativas de una época devorada por el tiempo.

Esta vez ha sido el fuego el que ha acabado con un símbolo de otra era, al menos, con una de sus fachadas. Armero, gestionado por dos hermanos, hijos de la familia que lo fundó, era uno de los 12 videoclubs de la provincia que mantenían viva su actividad en 2019. En agosto de ese año INFORMACIÓN publicó un reportaje sobre establecimientos dedicados a la venta y alquiler de películas que seguían con la persiana levantada y las puertas abiertas.

El contexto entonces ya era difícil, con las plataformas de streaming y la piratería copando el mercado, y es más que probable que la pandemia haya reducido aún más el número de unos negocios que agonizaban para sobrevivir. El Videoclub Armero era uno estos inmortales. Uno de los últimos espacios dedicados a la nostalgia no solo de Alicante, sino de toda España, cuyo corazón ha seguido latiendo a pesar del inexorable ritmo del reloj y de la crueldad del covid, y todo parece indicar que continuará haciéndolo.

Uno de los propietarios del establecimiento, Javier Armero, comentó la publicación de la noticia en el Facebook de INFORMACIÓN y dejó un mensaje cargado de agradecimiento por los ánimos recibidos. El dueño del local también detalló que han sufrido "bastantes daños materiales", pero abrió una puerta a la esperanza con una frase final llena de fuerza: "Quedan por delante días muy duros, para volver a abrir y seguir trabajando como hemos hecho estos últimos 35 años. Ya hemos empezado con la reforma y esperamos reencontrarnos con todos vosotros en muy poco tiempo. Seguro que volveremos mejor y más fuertes que antes."