Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El interior de la provincia alcanza los 37 grados en el día de máximo calor de la semana

El termómetro sube con especial intensidad en El Comtat, el Alto Vinalopó y el oeste de la Vega Baja mientras en la costa las máximas no llegan a 30 grados

16

La playa del Postiguet se llena de bañistas Héctor Fuentes

El interior de la provincia de Alicante alcanza este domingo temperaturas por encima de los 35 grados, en la jornada de más calor de este episodio de intenso y atípico ascenso térmico en el mes de mayo. Según los datos de la red de observatorios de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet) y de Meteoclimatic, los valores más altos se están dando en las comarcas de El Comtat, el Alto Vinalopó y la zona oeste de la Vega Baja, más alejada del mar. En cambio, en el litoral las máximas están siendo algo más suaves.

Así, poco después de las 16.30 horas se registraban 37 grados en l'Orxa y Gaianes, 36 en Beniarrés y Planes y 35 en Muro y l'Alqueria d'Asnar. También se rozaban los 36 en Beniaia, núcleo del municipio de la Vall d'Alcalà, en el interior de la Marina Alta, aunque en general en esta comarca las temperaturas no están siendo tan altas. En cambio, el calor sí está siendo intenso en toda la comarca del Alto Vinalopó, también con 36 grados a la misma hora en la pedanía de Las Virtudes, al oeste de Villena; en el casco urbano de esta localidad rondaban los 35, y 34 en Salinas, mientras que en Sax y Beneixama se registraban valores cercanos a 33 grados.

Por su parte, en la Vega Baja destacan los 35 grados en Orihuela y Rafal, mientras que en las pedanías oriolanas de Los Desamparados y San Bartolomé se han superado a primera hora de la tarde los 34. En otras localidades como Benejúzar y Bigastro también han llegado a superar los 33, y en Daya Nueva se han quedado en 32,5.

En el interior de la Marina Baixa también hace calor puntualmente en Sella, con 34 grados, aunque en el resto de la comarca los valores son más bajos, incluso en otras localidades de montaña como Confrides y Tàrbena, con 31 y 30 grados, respectivamente. En otras comarcas interiores como l'Alcoià y el Medio Vinalopó, los termómetros oscilan este domingo entre los 31 y los 33 grados; esa es la temperatura que se registra en Alcoy, Ibi, Banyeres, Elda, Petrer, Novelda y Aspe, entre otras localidades. En el interior de la Marina Alta están igualmente entre los 30 y los 33 grados, como en Pedreguer, Castell de Castells o Benissili, núcleo este último de la Vall de Gallinera. Lo mismo puede decirse del interior de l'Alacantí, con 33 grados en Xixona y 31 en la Torre de les Maçanes, entre otros.

Hay que decir que la noche ha sido anormalmente cálida en puntos del interior, y particularmente en áreas de montaña donde lo habitual es que haya mucha más oscilación térmica entre el día y la noche. Así, sorprende que una de las mínimas más altas de la provincia se haya registrado en Benifallim, con 24,3 grados, y que en Tàrbena no hayan bajado de 22,8, mientras que en Balones y Agres han rondado los 22. La mínima más elevada, no obstante, se ha dado en un lugar mucho más cercano a la costa, en el entorno de Xàbia, con 24,8 grados.

En el litoral el calor está apretando algo menos, con una sola y llamativa excepción: Dénia. La capital de la Marina Alta ha alcanzado una máxima de 34,6 grados y a última hora de la tarde todavía se superaban los 33. En cambio, el resto de localidades costeras se quedaba bastante por debajo, como Benidorm y Xàbia, con 29,7 y 28,7 grados, respectivamente; también Torrevieja y Guardamar del Segura se han quedado en torno a los 28. Por su parte, la Vila Joiosa, Altea y El Campello las máximas han rondado los 27. En Alicante, el efecto de isla de calor por la concentración urbana ha elevado los termómetros a casi 29 grados. Asimismo, en el casco urbano Elche se sitúan en un término medio entre las temperaturas más suaves de la costa y el intenso calor del interior, con 30 grados.

Aunque en la costa hay que tener en cuenta el factor de la humedad, junto al mar las brisas pueden favorecer que el ambiente no sea asfixiante, como sí puede serlo en el interior a pleno sol. Esto, junto con el aumento de la temperatura del agua, está haciendo que las playas estén registrando una gran afluencia este domingo a lo largo de todo el litoral alicantino. La del Postiguet de Alicante era al mediodía un ejemplo gráfico de ello, completamente a rebosar de bañistas, dentro del agua o lo más cerca de ella posible. En el interior, los parajes naturales frondosos o junto a cursos fluviales han sido también lugares muy socorridos.

Este domingo se alcanza, al menos en la provincia de Alicante, la punta de esta ola de calor, tal y como señala la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El lunes, las temperaturas bajarán en el interior, pero en el litoral se prevé que aún suban algo más. El citado organismo estima una máxima de 36 grados en Orihuela, incluso algo superior a la de este domingo, mientras que en Elche se alcanzarían 35 y en Alicante 34. En Alcoy bajarían a 32, y en Dénia subirían a 31. Los cielos estarán casi despejados, aunque por la tarde podrían crecer algunas nubes. Para el martes, sin embargo, sí se espera una bajada generalizada de los termómetros.

Compartir el artículo

stats