Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más del 44% de las mujeres en Alicante tiene trabajo, la cifra más alta de la historia

La tasa de empleo aumenta más que en cualquier otra provincia de España, aunque varias trabajadoras aseguran que el género les sigue condicionando

Una mujer trabajando en la Escuela Oficial de Idiomas, el pasado marzo. AXEL ALVAREZ

La provincia ha registrado en el primer trimestre del año la mayor tasa de empleo en mujeres de su historia. El 44,45% de las mismas se encuentran dadas de alta, mientras que la cifra más alta hasta la fecha había sido en 2017, cuando el 42,57% se encontraban en situación de empleo, según datos de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Alicante se convierte, además, en la provincia española con mayor crecimiento en la tasa de empleo de mujeres respecto al último trimestre de 2021. El aumento, un 8,89%, es significativo, ya que la segunda provincia a nivel nacional con mayor incremento de trabajadores es Badajoz, que aumenta un 4,49%. Esta subida, coloca a Alicante cerca de la media española, de la que distaba mucho al cierre del ejercicio anterior. La provincia se encontraba, entonces, con un 40,82% de mujeres empleadas, frente al 45,82% de la media nacional. En el primer trimestre de este año, la tasa de empleo de mujeres en toda España es del 45,44%, apenas un punto por encima de la alicantina.

El índice femenino de trabajo en Alicante se encuentra no obstante un punto por debajo de la media nacional

decoration

La mejora de la ocupación se ha producido, a su vez, en todos los sectores de actividad, aunque destacan las cifras de los servicios, que sumaron 18.500 nuevos ocupados entre hombres y mujeres, hasta alcanzar los 599.500. Cabe recordar que el primer trimestre fue el primero en el que ya no hubo ningún tipo de restricción por la pandemia en el Reino Unido, lo que favoreció el progresivo regreso de estos turistas a la Costa Blanca. Una de las beneficiadas por la relajación de las restricciones es Sandra, una alicantina de 26 años que trabaja en el Aeropuerto de Alicante-Elche desde marzo realizando controles covid a los pasajeros procedentes de vuelos internacionales. Aunque Sandra es graduada en Magisterio de Educación Infantil, asegura que está "encantada y muy a gusto", ya que el trabajo le permite desarrollar su inglés.

Las jóvenes son las grandes beneficiadas en el aumento del empleo. Es también el caso de Bea, de 28 años, graduada en Medicina opositora a una plaza MIR mientras trabaja como autónoma realizando la parte médica de los test psicotécnicos. "Había trabajado como profesora particular para pagarme los estudios, pero este es mi primer trabajo con contrato", asegura. Su campo, al tener una demanda tan alta, le ha facilitado poder trabajar, comenta: "El hecho de ser joven y tener el título de Medicina ha facilitado que me busquen. Comencé a buscar trabajo en febrero tras hacer el MIR y a la semana me llamaron". La compatibilidad es una de las grandes ventajas para ella: "Sabía que iba a repetir el MIR, y este tipo de trabajo me permite compatibilizarlo con el estudio de las oposiciones".

Entre las mujeres menores de 25 años, el empleo ha aumentado un 13% en la Comunidad

decoration

Sin embargo, el aumento del empleo no ha sido significativo solo entre la población joven. Según datos del INE, en la Comunidad Valenciana, la mayoría de las mujeres que se encuentran activas son del grupo de edad entre 25 y 54 años, con una tasa de empleo del 67,73%, un 2,8% más que el año anterior. El mayor aumento sí se encuentra en la población menor de 25 años, donde la tasa de empleo se ha incrementado un 13,1%. El grupo de edad más perjudicado en los últimos años, el de mayores de 55 años, para el que ahora se puede pedir un subsidio por desempleo bajo ciertos requisitos, también ha visto incrementada su tasa de empleo entre las mujeres, en un 4,2%.

Ana Elena, de 52 años, es una de las mujeres que ha vuelto a trabajar en este 2022. Su nuevo puesto es el de dependienta en una empresa textil, un sector que incluso es nuevo para ella, ya que siempre había trabajado en hostelería, pero que afronta con ganas: "La empresa en la que trabajo apuesta por las personas trabajadoras sin importar su género o su edad. De hecho, la mayoría de mis compañeras son mujeres que más o menos tienen mi edad". Lo mejor, asegura, es el ambiente de trabajo: "Los jefes son muy cercanos y el ambiente es muy familiar. Desde el primer momento te hacen sentir parte de la empresa".

El aumento de la contratación indefinida es, de hecho, otro de los puntos clave en estas cifras. En la provincia, aumentaron en 37.200 los trabajos a tiempo completo en el total de hombres y mujeres, mientras que se redujeron los contratos parciales en 2.300. Sandra asegura que la formación en sus primeras semanas en el Aeropuerto fue de mucha ayuda por parte de la empresa, y espera que su puesto se alargue todo lo posible, aunque es consciente de que su situación es delicada ya que trabaja con covid y la pandemia está remitiendo.

Bea, sin embargo, asegura que aún queda mucho por avanzar para que mujeres y hombres estén en igualdad en una entrevista de trabajo, ya que "a las mujeres a veces se le hacen preguntas sobre sus planes personales aunque sean ilegales, mientras que a los hombres no se las hacen". De hecho, Ana Elena apunta que las mujeres de su edad se pueden ver beneficiadas en este sentido ya que "una empresa sabe que no nos podemos quedar embarazadas".

Compartir el artículo

stats