Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las lluvias de los últimos meses y el calor provocan una explosión de alergias en la provincia de Alicante

El olivo, las gramíenas y las malezas mantienen niveles altos de concentración de polen

Prueba de alergia a una paciente en un hospital de la provincia hector fuentes

La gran cantidad de lluvias del mes pasado, sumado al intenso calor de los últimos días, está provocando una explosión de casos de alergias en la provincia de Alicante. El aumento de las consultas se deja sentir tanto en los hospitales, como en los centros de salud y en las farmacias, donde están aumentando las ventas de antihistamímicos, la principal medicación para combatir las alergias.

“Estamos viendo que llegan más pacientes con rinitis, rinoconjuntivitis y asma”, explica Antonio Ramón Sánchez, alergólogo del Hospital General de Elche, quien precisa que las peticiones de consulta han aumentado estos días en torno a un 20%.

El olivo y la maleza tienen la culpa de este aumento de los síntomas de las alergias.  De hecho, en los medidores de la Sociedad Española de Alergología destacan, en la provincia de Alicante, niveles altos de concentración de polen de las llamadas amarantáceas. Se trata de malezas muy resistentes a la sequía que se adaptan bien a suelos secos y salinos, por lo que cada vez abundan más en nuestra provincia. Según los medidores de esta sociedad científica en estos momentos la concentración del polen de estas plantas supera los 20 granos por metro cúbico de aire. Otra maleza, la conocida como parietaria, también está provocando niveles altos de polen en la provincia de Alicante.

Los alérgicos están sufriendo estos días un empeoramiento de sus síntomas informacion.es

También los alérgicos al polen del olivo lo están pasando mal estos días, con niveles de concentración medios que oscilan entre los 100 y los 200 granos por metro cúbico de aire. Generalmente este polen es arrastrado hasta la provincia por el viento desde la zona de Jaén. La misma concentración de polen se registra para las gramíneas.

En los centros de salud también están notando un aumento de consultas por las alergias que ronda el 10% según algunos médicos consultados por este diario. “Lo estamos notando bastante, sobre todo porque el año pasado apenas habíamos visto casos gracias a que el uso masivo de las mascarillas protegía también del polen”, explica Marisol Botella, médico de familia de la ciudad de Alicante. Las alergias junto con las infecciones respiratorias de vías altas y el covid están copando estos días las consultas de los médicos de familia.

El aumento de los síntoma alérgicos también se traslada a las farmacias de la provincia. “En las últimas semanas las ventas han ido en progresivo aumento y este mes de mayo ya hemos dispensado el doble de antihistamínicos que en mayo del año pasado”, explica David Lloret, farmacéutico en Alicante. También está habiendo gran demanda de las llamadas vacunas personalizadas, que se elaboran en función de las alergias de cada paciente y permiten unos meses de alivio de los síntomas.

La Sociedad Española de Alergología recuerda que la contaminación ambiental puede favorecer la acción lesiva del polen y el aumento de los síntomas de la alergia. Los contaminantes particulados, en especial las partículas diésel, pueden influir sobre la alergia a través de diversos mecanismos. Por un lado, se adhieren a los pequeños granos de polen que actúan como transportadores de partículas dentro del aparato respiratorio. Por efecto tóxico directo también dañan la mucosa del tracto respiratorio y dan lugar a una inflamación local que facilita la entrada de los alérgenos. Además, aumentan la reactividad bronquial en personas con predisposición al asma.

Un efecto indirecto de la contaminación es que las partículas de emisión diésel producidas por vehículos, calefacciones y emisiones industriales crean un ambiente hostil al que las plantas reaccionan de manera “defensiva”. Los pólenes de zonas contaminadas generan nuevas proteínas denominadas “proteínas de estrés” que tienen una mayor capacidad de estimular la respuesta alérgica de las personas.

Compartir el artículo

stats